Home Música Jacob Tapia Nieto de sólo 16 años de edad dirige la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de México
Música - August 5, 2008

Jacob Tapia Nieto de sólo 16 años de edad dirige la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de México

Jacob, que desde los ocho
años toca el violín, dijo que
el concierto que ofrecieron
este domingo en el
Palacio de Bellas Artes,
es lo que más le gustó
Foto: Cortesía
CONACULTA/Fco. Segura

Ciudad de México.- 5 de Agosto del 2008.- (CONACULTA) Por méritos propios, el joven violinista Jacob Tapia Nieto se ganó la honrosa distinción de dirigir a sus 16 años de edad a la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de México (OSIM), nada menos que en el Palacio de Bellas Artes.

 

El director artístico de la OSIM, Sergio Ramírez Cárdenas, lo eligió entre los 180 integrantes por su emotividad y destreza para tocar el violín durante el concierto.

 

Entrevistado mientras se formaba para tomar alimentos del buffet que se les ofreció antes de regresar al segundo concierto que ofrecerían a las 17:00 horas, Jacob seguía más que emocionado y recibía abrazos y felicitaciones de sus compañeros.

 

“Es una emoción muy grande, es lo máximo estar en el Palacio de Bellas Artes tocando y más dirigiendo. Para mi es un honor tener el privilegio de ser elegido para dirigir la Orquesta”, comentó el violinista procedente de Baja California.

 

Enfatizó que el director artístico de la OSIM valoró su actitud durante el concierto. “Él ya me ha visto dirigir antes y me ha dicho que toco el violín con mucha emotividad”.

 

Cuestionado sobre la décima segunda gira nacional de la Orquesta bajo el título ¡Porque los niños suenan en grande! Jacob aseveró que lo que más le llamó la atención este año fue que la agrupación musical “fue muy buena y hoy tocó padrísimo, sobre todo la Quinta Sinfonía de Beethoven que es una obra muy difícil y nos salió de maravilla”.

 

Jacob, que desde los ocho años toca el violín, dijo que definitivamente el concierto que ofrecieron al medio día de este domingo en el Palacio de Bellas Artes, es lo que más le gustó.

 

No obstante, aceptó que guarda muy gratos recuerdos de los conciertos que ofrecieron en Puebla y Coatzacoalcos, Veracruz, así como en Chiapas, lugar en donde le encantó el Exconvento de Santo Domingo de Tecpatán.

 

Asimismo, contó que fue en 2003 que ingresó a la OSIM y en otra ocasión ya dirigió la orquesta, por ejemplo en 2007 tomó la batuta en la Sala Netzahualcóyotl de la UNAM.

 

El tiempo apremia y Jacob se sienta a disfrutar su comida no sin antes manifestar que regresará a su estado muy motivado para continuar su carrera musical. “Quiero llegar a ser un gran violinista y ser conocido en todo el mundo, pero todavía me falta mucho camino por recorrer”. (ATR)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *