Home Por la Espiral Chávez vs. Santander
Por la Espiral - August 4, 2008

Chávez vs. Santander

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Chávez vs. Santander
-Banco de Venezuela
-Beneficio regional

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, va presionando al  Grupo Santander para vender el total de las acciones del Banco de Venezuela, actualmente en propiedad de Santander, no a un particular sino al propio gobierno bolivariano.
    Tal parece que en la pasada visita de Chávez a España, en la que se reunió tanto con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, como con el Rey Juan Carlos, se manifestó la necesidad de retomar el control del Banco de Venezuela tal y como lo plantea el proyecto de re-estatización de diversas entidades que pasaron por el filtro de la privatización y extranjerización.
    Toma y daca: el conflicto deriva entonces en que prácticamente se le está obligando a Emilio Botín, presidente del Grupo Santander, a tomar la decisión de vender el Banco de Venezuela, con las vicisitudes de que el precio para el presidente Chávez no es precisamente el del mercado y de allí que, a los más de 2 millones  255 mil accionistas, la noticia no les  proporcione ningún agrado.
    Por ende, no sorprende que el mercado asimiló de malas maneras la noticia de las presiones de Chávez, así las acciones del Banco Santander cayeron 3.45% en la Bolsa de Valores de Madrid en la jornada bursátil del viernes pasado.
    Y falta soportar los tirones, los rumores, las reuniones extraordinarias, las reuniones  de tú a tú con Chávez y su equipo, negociar el precio y es que los analistas valoran Banco de Venezuela entre los mil 500 y mil 600 millones de euros.
    Bastante  dinero para un gobierno latinoamericano que a pesar de la jauja petrolera (recordemos que está hinchándose de dólares una de las monedas más alicaídas respecto al euro) deberá reunir muchos miles de millones de dólares para, al cambio, acertarle a las peticiones de Botín, del mercado y los analistas.
    De toda esta bruma,  lo cierto es que desde tiempo atrás el presidente venezolano manifestó reiteradamente el deseo de retornar dicho banco al poder público, a control del Estado, buscando con ello reorientar el sistema financiero bolivariano.
Aunque lo peligroso  para los venezolanos es que siendo Chávez tan controlador y obsesivo,  con los petrodólares como pilares de su personal revolución, meter las manos desde el Estado en un banco de esta envergadura es obtener el eslabón perfecto para continuar financiando su proyecto de permanencia en el poder per saecula saeculorum.
A COLACIÓN
    En 1994 el Banco de Venezuela fue privatizado siguiendo la moda invasora de América Latina que caracterizó a la década de los noventa de vender a propiedad privada bancos, energía, aguas, seguros, carreteras, transportes, etc.
    Dos años después de la privatización aconteció la extranjerización del banco cuando fue vendido al magnate  Emilio Botín, entonces la  marca española Santander adquirió  el 93.98% del capital de la institución por 351 millones de euros.
    Desde luego que el negocio ha sido pingüe tanto para Botín como para los accionistas que además obtienen no sólo de Venezuela sino de otros países líderes en su gestión como Brasil, México y Chile la mayor parte del beneficio que gana el grupo; por no olvidar, cuanto aportan al Santander Argentina, Puerto Rico, Colombia, Perú, Uruguay, etc.
    Con Banco de Venezuela estamos hablando de que Botín y su grupo han casi quintuplicado en 14 años la cantidad que desembolsaron para adquirirlo de acuerdo con  las estimaciones de los analistas sobre el valor actual de la institución. Queda por saber cuanto es lo que les ofrece Chávez.
    A la fecha, el Banco de Venezuela es una de las principales entidades de la nación bolivariana, con cuotas del 11.8% en créditos y 10.7% en depósitos.
    Cuenta con 285 oficinas y 3 millones de clientes, mismos que aumentaron en 351 mil  en los últimos doce meses.
    En el reporte más reciente presentado por Grupo Santander, del primer semestre del año, se lee  al respecto de Venezuela que “pese a que el precio del petróleo continúa en niveles máximos históricos, la economía venezolana ha moderado su ritmo de crecimiento en el primer trimestre del 2008, hasta una tasa interanual del 4.8% comparado con el 8.5% del cuarto trimestre del 2007, y con expectativas de crecimiento del 5.6% en el conjunto del 2008”.
De la  inflación, el documento financiero señala que ésta registra tasas muy elevadas, superiores al 30% interanual.
De la actividad de Banco de Venezuela encontramos que la  gestión en 2008 se enfoca hacia la rentabilización del balance y el incremento de los ingresos recurrentes, a través de una mayor vinculación de clientes (con crecimiento de los depósitos transaccionales y los servicios), y un estricto control de los riesgos.
De esta forma, el crédito sube un 20% (con mayor incremento en consumo y Pymes). Por su parte, el ahorro bancario aumenta un 20 por ciento. El beneficio atribuido es de 109 millones de euros, un crecimiento del 48.5 por ciento.
SERPIENTES Y ESCALERAS
    Al Grupo Financiero Santander se le quiere agrariar el júbilo por tan buenos  resultados obtenidos en los primeros seis meses del año donde la crisis que ha atacado a otros grupos en distintos países, parece hacerle cosquillas, por lo menos hasta el momento.
    América Latina sigue siendo una columna vertebral para  el grupo aliviado gracias a que la diversificación geográfica les ha permitido solventar el temporal de la crisis, aunque padezca por pérdidas cambiarias en la región debido a que su negocio se mueve en las monedas locales, luego se consolida en dólares, para reportarse en euros en la matriz en España. Entonces este cambio les afecta más en la medida en que el dólar se debilita frente al euro.
    Del lapso de enero a junio del año en curso, América Latina proveyó el 32% del beneficio del Grupo Santander, dentro de este esquema, Brasil les dio el 11%, México 8% y Chile el 6 por ciento.
    En Latinoamérica, Grupo Santander logró un beneficio de 1 mil 420 millones de euros en el primer semestre del 2008, un aumento del  4.4% (+8.5% sin efecto tipo de cambio).
La Banca Comercial es el motor del crecimiento, al aumentar su resultado antes de impuestos un 8% en euros (+13,1% sin efecto tipo de cambio).
En la región el grupo tiene 64 mil 773 empleados, 290 empleados menos respecto al primer semestre del año pasado. Por número de oficinas, en  América Latina, un total de 4 mil 528, 47 más respecto de igual lapso del 2007.
En conjunto sumando toda la presencia del Grupo Santander en el mundo, el beneficio asciende a 4 mil 730 millones de euros, frente a los 4 mil 458 millones en el primer semestre del 2007.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *