Home Música El Doctor Chessani, un huapanguero de cuerpo y alma (1)
Música - August 1, 2008

El Doctor Chessani, un huapanguero de cuerpo y alma (1)

El Dr. Chessani, huapanguero
con raíces italianas y árabes,
pero con un
alma muy mexicana
Foto:
Gregorio Martínez M./Azteca 21

El trovador potosino presentará su más reciente disco, “Vox-Pop”, con el apoyo de la Secretaría de Cultura y la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, en el “Teatro Alameda” el 1 de agosto a partir de las 20 horas.

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 1º de agosto de 2008. La tarde del viernes 20 de junio tuve la suerte de charlar con el Doctor Chessani en una banca del Jardín Guerrero, en San Luis Potosí. Poco faltó para que no nos encontráramos, pues el trovador no llegaba a la cita acordada horas antes en la oficina de nuestro mutuo amigo, Fernando Carrillo; ya me retiraba del lugar cuando lo vi venir, apurado y apenado. El motivo de su demora fue que el domingo 22 se llevaría a cabo un maratón en la capital potosina y ya no había acceso a las calles del Centro Histórico. Afortunadamente, yo esperé lo necesario y él llegó justo a tiempo.

El motivo de la entrevista era la presentación de su más reciente producción discográfica, la número 24 de su prolífica vida artística, denominada “Vox-Pop. Volumen 24” (Dr. Elías Chessani, San Luis Potosí, México, s.f.), que se realizará el viernes 1 de agosto en el “Teatro Alameda”, ubicado en la esquina que forman avenida Universidad y Constitución, mero enfrente de la Alameda potosina, en punto de las 20 horas.

Rioverdense por gracias de Dios,
he llevado una noble carrera
y la porto como una quimera
y al destino le debo mi voz
los trabajos que ejerzo son dos
los enfermos, también las poesías,
sé curar y abolir pulmonías
los huapangos me exaltan bonito
y aquí estoy, mi precioso pueblito
Naif Chessani, mi nombre es Elías.

“Canto al gusto y a lo que arde”, Elías Chessani (Instituto de Cultura de San Luis Potosí, Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca y Asociación Pro-Defensa del Huapango Arribeño, 1999, S.L.P.)

“Nací en Rioverde, San Luis Potosí, hace muchos años, luego me vine a estudiar Medicina a San Luis a los 17, 18 años. Salí de médico cirujano por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí en 1976. Luego me fui a hacer mi servicio social a Pánuco, Zacatecas, donde empezó mi inquietud de la afición extremadamente fuerte por lo mexicano, yo allá montaba, compré un caballo, me hice cantante de música ranchera, cantaba corridos de la Revolución y de caballos en las charreadas en Zacatecas, cosa totalmente opuesta a lo que es la costumbre o la tradición de Rioverde, entonces cantaba corridos en las charreadas, y de ahí me nació el gusto, terminé de médico cirujano en Pánuco, Zacatecas, después me vine a San Luis, me metí al IMSS, donde yo había hecho mi internado, y luego ya trabajé de médico cirujano en el Seguro Social durante muchos años, pero alternaba mi carrera de médico cirujano con la de trovador. Entonces esta cuestión de meterme, como dicen, al destino de la versada, fue en 1985, cuando por primera vez tuve una contrapunteada, una topada o un encuentro con uno de los que fue mi maestro, Adrián Turrubiartes, él fue uno de los que me guiaron en esto. Luego él me invitó a confrontarnos y de ahí surgieron muchas otras topadas con muchos trovadores, con "Los Leones de la Sierra", con muchos, con todos he tenido yo topadas, ¿verdad? Después formé un grupo folclórico, "El Doctor Chessani y sus Huapangueros de Rioverde" para presentaciones en teatros del pueblo, siguiendo aún con la tradición de la topada, porque todavía, después de tener el grupo folclórico ya bien fundamentado, tengo la idea de continuar con las topadas, por cierto, hace poquito estuvimos en San Ciro de Acosta contra unos de Guanajuato y así ha transcurrido mi vida, con el mismo grupo, nada más que en presentaciones en teatros del pueblo o eventos nacionales llevamos una pareja de bailadores, van mi esposa Hilda María Cabriales, que es la que canta conmigo, mi hija Martha Naif Cabriales, que es la que baila en el grupo, así como mi hijo Omar, que es mi vihuelero desde hace 23 años, cuando era un niño de once años. Entonces la familia ha sido el pilar fundamental de mi grupo, "Los Huapangueros de Rioverde". Desde entonces hemos andado en este mar de ida y venida, de puertas abiertas y puertas cerradas, de oportunidades, tengo ya 23 años de trovador, así hemos andado, hemos llevado nuestra música a muchos países, como Bulgaria, Italia, España, Venezuela, Ecuador, la mayor parte de Estados Unidos y casi casi todo México.

¿Sigue alternando la música y la medicina?

Alterno ya muy poco la medicina con la música, ya me he dedicado más que nada a la cuestión de la versada, la tradición de la versada es lo que me desplazó de la medicina, pero sigo teniendo consultas y eso, pero ya la afición mía está más dedicada a la música, ¿verdad?

¿Cuántos años pasó en Rioverde?

Bueno, pues ahí nací, hice la primaria, la secundaria, la preparatoria. Después, a los 18 o 19 años, me vine a estudiar aquí (SLP) la carrera de médico cirujano, luego ya me quedé, pero sin olvidar mi raíz, allá tengo mis familiares, sigo yendo frecuentemente a mi tierra, allá está mi gente. Toda esta cuestión de la música hizo que yo desplazara mi profesión de médico cirujano, pues me entregué de cuerpo y alma a la tradición, que implica un excesivo trabajo, primero porque soy el autor de todo lo que canto, como todos los trovadores arribeños, luego, por ejemplo, tiene un papel de ser… uno es el autor, es el que hace los discos, es el que los lleva a la venta, el que tiene que andar buscando espacios o lo buscan a uno, es una carrera en la que uno debe estar entregado en cuerpo y alma, para no ser una gente que esté estática.

 

Todavía, a los 23 años de trovador, pues estoy dinámico, no estoy dormido en mis laureles y esperando oportunidades, creo que a veces las oportunidades se tienen que buscar, directa o indirectamente, pero no dormirse en sus laureles, sino estar dándole vuelta a la vida, hacer televisión, haciendo radio, tengo un programa en la radio universitaria desde hace cinco años, transcurre todos los sábados, de 11 a 12, en 88.5 FM Radio Universidad, se llama “Elías Chessani y su música potosina”, ya son cinco años de estar en la radio universitaria, nada más pasa música mía, contamos anécdotas de por qué hicimos tal composición, a veces de mucha polémica, porque abordamos muchos temas políticos, que en ocasiones no hay la libertad de pasarlos directamente porque a veces hay compromisos de las gentes que tienen programas específicos y nosotros no podemos pasarlos, aunque la Radio Universidad ha sido autónoma, nosotros tenemos la convicción de que algunas cosas no pueden pasarse al aire…

“El destino es el nombre que nosotros, los huapangueros, le damos a nuestra profesión del verso, la música y el arte de ejercer este trabajo. Indagando entre nuestros compañeros más antiguos, nos decía Agapito Briones, uno de los mejores huapangueros y poetas que han existido en San Luis Potosí: ‘El destino es la misión de los músicos del huapango de alegrar las fiestas y es propiamente la función que Dios nos legó a los huapangueros arribeños’.”

“Canto al gusto y a lo que arde”, Elías Chessani (Instituto de Cultura de San Luis Potosí, Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca y Asociación Pro-Defensa del Huapango Arribeño, 1999, S.L.P.)

Doctor, cuénteme de su familia, de sus orígenes.

Es una historia difícil de amasar, asimilar y metabolizar, puesto que es raro, ¿verdad?, que una gente de otros orígenes, pues mis padres tenían sangre de otros países, por ejemplo, mi papá, sus padres de origen árabe, el apellido es de origen árabe, pero él nació en San Luis de la Paz, Guanajuato; el de mi mamá, Chessani, es de origen italiano, pero ella nació en Ciudad del Maíz, como que resulta un poco… irreverente, podemos decir, que una gente de “orígenes extranjeros” [entre comillas, me enfatizó el doctor] esté tan pero tan profundamente ligada a las cosas mexicanas. Si tú vas a mi casa, verás que no hay nada que no sea mexicano, la casa está totalmente con cosas del rancho, del pueblo, arados, llaves viejas… Toda mi casa está con un ornamento totalmente de México, yo no tengo nada que no esté ligado a la cultura de México…

¿Quién más influyó en su vocación de trovador, cuando se iniciaba en este destino?

Bueno, yo tuve como maestro, maestro, a otro señor que se llamaba Agapito Briones, él era un trovador de lo mejor que hemos tenido en San Luis Potosí y en México, él fue quien me dio el reglamento de las décimas, valonas, poesías y todo esto; Adrián Turrubiartes, menos, pero entre ellos dos me iniciaron en esto, yo topé, o sea, me enfrenté a ellos ya que era trovador, y bueno, con un respeto profundo, pues ellos me habían enseñado el reglamento.

El Doctor Chessani y sus "Huapangueros de Rioverde" presentarán su disco 24, “Vox-Pop” el viernes 1 de agosto, a las 20 horas, en el “Teatro Alameda”, ubicado en avenida Universidad esquina Constitución, Centro Histórico de San Luis Potosí. El disco incluye nueve canciones: “Televisa contra TV Azteca”, “Cascabel”, “La Huasteca está de luto”, “La duda y el sexenio de Fox”, “La situación”, “Ya no te creas mexicano”, “Los viejos”, “Balajú” y “Xochipitzahuac”, en el que, como se puede ver y verán y oirán los que asistan al concierto o adquieran el disco, el Doctor Chessani mantiene su característico espíritu crítico y aborda los temas candentes de nuestro entorno político-social, así como realiza un homenaje musical a los grandes músicos tradicionales que se han adelantado en el camino y le entra al son jarocho muy a su estilo. Un disco que enriquece nuestro folclor y enaltece a sus hacedores, y del que hablaremos en la siguiente nota dedicada al Dr. Chessani y sus "Huapangueros de Rioverde", S.L.P., México.

Por último, por si hiciera falta una razón más para asistir, me dijo el Doctor Chessani que se pondrá bueno, pues al concluir la presentación habrá vino de honor y antojitos huastecos potosinos cortesía del ingeniero Taurino Galván, quien siempre lo ha apoyado en sus presentaciones. Así que ¡no falte! y adquiera los discos y el libro [“Canto al gusto y a lo que arde”] de este gran creador y su grupo potosinos.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros de regiones de México en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *