Home Arte y Cultura Reconoce la escritora española Isabel Escudero la obra de Antonio Machado
Arte y Cultura - July 25, 2008

Reconoce la escritora española Isabel Escudero la obra de Antonio Machado

Machado nació en Sevilla,
España, hijo de un eminente
folclorista recopilador de
la poesía popular andaluza
Foto: Internet

Ciudad de México.- 26 de Julio del 2008.- En su más reciente poemario, "Fiat Umbra", la escritora española Isabel Escudero (Quintana de la Serena, Badajoz) hace un claro reconocimiento a su compatriota, el poeta y académico Antonio Machado, quien nació el 26 de julio de 1875.

Interesada en desarticular la falsa separación que los mismos bardos hacen de la poesía culta y la popular, en su libro de reciente aparición, sus obras pertenecen a la segunda, con lo que desintoxica de tanta poesía seca, inane y pretenciosa.

Machado nació en Sevilla, España, hijo de un eminente folclorista recopilador de la poesía popular andaluza, a los ocho años de edad, Antonio marchó a Madrid para cursar estudios en la Institución Libre de Enseñanza, donde recibió una educación laica y progresista.

La obra de Machado, quien perteneció al movimiento literario conocido como Generación del 98, es fundamentalmente poética, no obstante sus incursiones en el teatro, siempre básicamente poético, y en el ensayo, siempre con un tono bastante lírico.

En 1893 publicó sus primeros escritos en prosa en "La Caricatura", revista que se editó en Madrid en los años 1892 y 1893, mientras que su carrera como poeta inició en 1901.

En 1899 viajó a París, ciudad a la que regresó 1902, año en el que conoció a Rubén Daro. En ese período, además, conoció en Madrid a Miguel de Unamuno, a Rafael Valle-Inclán, a Juan Ramón Jiménez y a otros destacados escritores.

Obtuvo la cátedra de Francés del Instituto de Soria y se casó con Leonor Izquierdo, quien murió en 1912.

La desesperación que causó al poeta la muerte de su esposa, a quien tantos poemas dedicó, lo impulsó a pedir el traslado a Baeza, donde impartió la misma disciplina hasta 1919, año en que se trasladó a Segovia, buscando la cercanía de Madrid.

Su primer libro publicado data de 1903, se titula "Soledades" y recoge poemas de carácter modernista, en los que destaca la emoción del momento y el sentido oculto de lo que le rodea.

Para los estudiosos de su obra, "Campos de Castilla", de 1912, supone una indagación sobre sí mismo, una consideración poética de un paisaje castellano humanizado de "la España que bosteza", junto con la emoción del amor perdido, y constituye uno de sus libros más conocidos y populares.

Sigue Reconoce Isabel Escudero/dos/populares. . "Nuevas canciones" (1914) continúa la línea sentenciosa y filosófica donde cada vez destaca más la crítica social, sin que desaparezca la resonancia lírica.

En 1917 se publican "Páginas escogidas" y la primera edición de "Poesías completas". De esa época queda una importante obra en prosa, de tipo filosófico.

Mientras que su libro "Los complementarios", editado de manera póstuma, constituye un conjunto de impresiones, reflexiones acerca de lo cotidiano y esbozos.

En 1927 le eligen miembro de la Real Academia Española y surgen nuevas ediciones de "Poesías completas", en 1928 y 1933, con la aparición de dos apócrifos, "Juan de Mairena" y "Abel Martín", más un tercero que lleva su nombre.

También pertenecen a esta época algunos sugerentes desarrollos poéticos del surrealismo. En 1936, publicó un libro en prosa "Juan de Mairena. Sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo", que constituye una colección de ensayos que le presentan como uno de los prosistas menos convencionales del siglo XX.

En 1928 conoció a su segundo gran amor: la poetisa Pilar de Valderrama, la "Guiomar" de sus poemas, con la que mantuvo relaciones secretas durante años, dado que ella estaba casada.

La Guerra Civil Española (1936-39) le impulsó a escribir poemas de tipo circunstancial y político, como ocurre en "La guerra", de 1937, que no desdicen de su producción anterior.

Durante los años 20 y 30 escribió teatro junto a su hermano Manuel, quien también destacó como poeta. Entre sus estrenos se encuentran las obras "La Lola se va a los puertos", de 1929, y "La duquesa de Benamej", de 1931.

Su dramaturgia permanece dentro de los límites del teatro comercial del momento, aunque con el indudable acierto de la lengua poética de ambos hermanos.

Al estallar la Guerra Civil Española se trasladó a Valencia y a Barcelona, y en enero de 1939 se exilió en el pueblo francés de Colliure, donde murió el 24 de febrero de 1939. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *