Home Música “Primera Convivencia del Son”, en Santiago Tuxtla, Veracruz
Música - July 22, 2008

“Primera Convivencia del Son”, en Santiago Tuxtla, Veracruz

Cartel que invita a disfrutar
de un auténtico banquete
de fandango y son
Foto:
Cortesía 'La Casa del Fandango'

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México 22 de julio de 2008. Como una muestra de la vitalidad y arraigo entre las comunidades de la música y el baile tradicionales, La Casa del Fandango, en Santiago Tuxtla, ha organizado la “Primera Convivencia del Son”, que, dada la programación anunciada, sentará precedente en este tipo de eventos. Para hablar un poco de este importante acontecimiento, entrevistamos a Carlos Martínez, miembro de ese movimiento cultural, quien amablemente compartió con los lectores de Azteca 21 los propósitos y las inquietudes que los motivaron a llevar a cabo esa actividad.

Carlos, cuéntame cómo surgió esta primera convivencia.

El Encuentro de Jaraneros ha dejado de ser un lugar de encuentro para los grupos soneros y personas que gustan de él, para convertirse en un maratón jaranero, donde bien se pueden presentar en el escenario mas de 20 grupos por noche, conllevando esto a un ritmo vertiginoso de presentación. El jaranero ya no disfruta ni transmite el son, preocupándose por el tiempo determinado por los organizadores y, como resultado, los espectadores ya no reciben la calidad de los mismos. Esto llevó a la agrupación La Casa del Fandango a trabajar en un proyecto diferente e innovador, pero sin tocar la ejecución tradicional del son. Se diseñó un proyecto que retomara la convivencia, el saludo, las experiencias, las interrogantes y los cuestionamientos de cómo se está manteniendo, transmitiendo y enseñando el son, que ya no sean sólo dos, tres, cuatro o unos cuantos las voces autorizadas del son jarocho, sino que ahora todos conozcan los aciertos y errores que se hicieron y se están efectuando en todos los aspectos del son. Es así que se inicia el evento, con una introducción de soneros acerca de la convivencia, posteriormente se presenta a los grupos, los cuales tendrán media hora para tocar los sones que deseen, podrán emplear todas las referencias que ellos crean necesarias para darse a conocer y, en su caso, contratarse, porque ésa es la finalidad: que con la participación se genere difusión y al difundirse habrá una persona que quiera contratarlos, y al contratarlos obtendrán un beneficio: poder continuar en el mantenimiento, difusión y enseñanza del son. Así, las finalidades de la convivencia son presentar a grupos de jaraneros que cuentan con la capacidad para realizar un fandango, ofrecer el tiempo suficiente para que se disfrute la presentación, dar el espacio para que los bailadores demuestren un fandango tradicional, cubrir las expectativas de los visitantes, espectadores, conocedores y público presente, promover el son tradicional, a los grupos que ejecutan el son tradicional y el municipio de Santiago Tuxtla, generar turismo y derrama económica.

He visto el programa y advierto que hay grupos muy buenos y consolidados, ¿cómo se logró esta participación?

La invitación se realiza entre todos los integrantes, Pablo Campechano y Humberto Victorio son los encargados de invitar a los grupos, el contacto continuó con los mismos, y los eventos realizados por la agrupación han hecho que cada evento local por realizar se convierta en un evento nacional, ya que los grupos, en cuanto saben de un evento, están dispuestos a participar y por eso va creciendo el evento. Aunque esto nos complica el estado financiero, nunca les decimos que no vengan, porque de eso se trata, de convivir en las buenas y en las malas.

Háblame un poco de la organización, es decir, quiénes son, cómo participan, qué apoyos reciben de la comunidad o de las autoridades…

Dentro de la agrupación no sólo hay asociados que ejecutan, difunden y enseñan el son tuxteco, existen asociados que no lo hacen, pero que igual disfrutan del son, y entre las dos corrientes se toma la fuerza para salir adelante. Aunque para la mayoría esto no resulta digerible, ya que sale de las “normas” locales el que una agrupación tenga personas que no tocan instrumento alguno de son y mucho menos que se encuentre a un lado de la tarima, lo que para ellos es inconcebible, para nosotros es la fortaleza y la llave con la que hemos logrado abrir la puerta de la sociedad civil. Los apoyos de los eventos realizados se inician con la sociedad, comerciantes, hoteles e integrantes de la asociación, en sólo dos ocasiones hemos contado con la participación del Gobierno municipal y estatal, mínima, pero al fin un apoyo económico. Uno de los principios de la agrupación es la no injerencia política o religiosa en nuestro plan de trabajo, lo que contribuyó a la credibilidad ante la sociedad civil, pero nos cerró las puertas gubernamentales. La Casa del Fandango siempre ha estado dispuesta a colaborar con civiles, asociaciones, fundaciones, gobiernos municipales, estatales o nacionales siempre que se respeten la visión y misión de la agrupación. Se plantea un proyecto en la agrupación, se discute el motivo, la organización, el alcance y los costos. Se entregan las comisiones y se realizan por los encargados. Para realizar un proyecto cubrimos lo siguiente: área del son jarocho (se encarga de las invitaciones a grupos y personas), área de las estrategias (cómo y dónde se realiza), área de campo de trabajo (conseguir patrocinadores), área de finanzas (ajustar entradas y gastos), área de cómputo (papelería en general), área de comida, área de difusión (contactar periódicos regionales y estatales, portales, páginas web) y realización del evento.

¿Qué otras actividades han realizado de esta naturaleza y qué experiencia y enseñanzas les han dejado?

Hemos realizado el Encuentro de Ramas Tradicionales, el 21 de diciembre de 2007, Fandangos del 25 de diciembre de 2007 al 6 de enero de 2008, Fandangos del 7 de enero al 2 de febrero de 2008, Fandango de agradecimiento a las personas que recibieron “La rama”, Fandango de agradecimiento y convivio de los jaraneros y bailadores, Fandango de primer viernes de marzo, Sábados de Fandango (todos los sábados hay fandango), Talleres de Jarana y Zapateado (jueves, viernes y sábado), “La Casa del Fandango va a las comunidades” (el primer fandango se dio en la comunidad de Arroyo Largo), Encuentro de jaraneros ,niños y jóvenes 2008 y Día del Jaranero (tercer sábado de mayo).
Así, para todos los interesados en las distintas vertientes del son jarocho, ésta es una excelente oportunidad de vivir una experiencia extraordinaria y conocer una fiesta auténtica. Para estar enterados de qué es La Casa del Fandango, he aquí su razón de ser, tomada de su página web (http://lacasadelfandango.com.mx/site/):

La Casa del Fandango, para aquellos que no la conocen, es una estructura de cuatro postes con techo de palma ubicada en el centro de la Plaza Cervantina para alojar a los jaraneros, bailadores, versadores y público en general, que se reúnen en las fiestas titulares de Santiago Apóstol para realizar fandangos llenos de alegría y hermandad. La Casa del Fandango no tiene ventanas, no tiene puertas, no tiene partido político, no tiene religión ni estrato social; en la Casa del Fandango hablamos un solo lenguaje: el son tuxteco. Esta agrupación nace de la inquietud de personas afines al son tuxteco con el firme propósito de abanderarlo y con el objetivo de promover, difundir y, de ser necesario, desempolvar tradiciones arrumbadas en la mente de nuestros ancianos; nace para el bienestar de nuestros jaraneros, versadores, bailadores y por nuestra hermosa ciudad. Nuestro capital es la cultura, nuestra meta es trascender el son tuxteco y las tradiciones de Santiago Tuxtla a un nivel regional, nacional y mundial. La Casa del Fandango está dispuesta a trabajar con cualquier persona, institución, autoridad municipal, estatal o federal que, dentro de su pensar, proyecto u actividad, esté apoyar la cultura para beneficio de la ciudad y no en beneficio personal. La Casa del Fandango no arrebata o elimina años de tradición a la ciudad. La Casa del Fandango no menosprecia a individuos o grupos de personas que han promovido dentro de sus capacidades las tradiciones de nuestra ciudad. La Casa del Fandango no es enemiga, La Casa del Fandango es una amiga para los grupos, bailadores, versadores, decimistas, lauderos y de todos aquellos que de manera empírica y profesional han transmitido a múltiples generaciones el gusto, el conocimiento y la ejecución de tan bellas tradiciones.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros de historia regional en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *