Home Música “Trío Koneme”, un gran debut discográfico del trío huasteco homónimo
Música - July 18, 2008

“Trío Koneme”, un gran debut discográfico del trío huasteco homónimo

Un buen disco en el que
tres jóvenes huastecos
dan muestras del amor
por sus raíces y a la vez
dan claras señas de identidad
Foto: Cortesía 'Koneme'

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 17 de julio de 2008. Al inicio del año, durante la celebración del Segundo Festival del Huapango en la comunidad de San Sebastián, municipio de Tantoyuca, Veracruz, tuve la oportunidad de saludar y platicar con Moisés Hernández Hervert, jaranero y vocalista del trío Koneme, oriundo de Colatlán, municipio de Ixhuatlán de Madero, también en la huasteca veracruzana.

Por diversas causas que no viene al caso mencionar ahora, mas no por falta de voluntad, en dos ocasiones Moisés no ha podido concederme una entrevista (ni traerme una botella del excelente aguardiente colatleco), pero sí me entregó en esa tarde de enero su primer disco, al que denominaron “Trío Koneme” (Tinta Negra, México, D.F., 2006). Bien, pues mientras hacemos esa entrevista postergada ya durante casi dos años, es tiempo de hablar de un disco que, en lo particular, me ha parecido de lo más relevante que he escuchado recientemente de tríos huastecos integrados por jóvenes.

En primer lugar, hay que mencionar la calidad musical (a pesar de que hay algunas reverberaciones o deficiencias de grabación, amén de que suenan muy lejanas las voces de los muchachos, este disco producido por César Juárez Joyner, del trío Nostalgia Huasteca, del Distrito Federal, muy querido en Colatlán, supera en los resultados técnicos al de este mismo trío, producto de los pininos de “El grinch”), ya que se advierten el ensayo, el esfuerzo y el avance de Moi, César Calderón Hernández en la huapanguera y especialmente de Félix Nicéforo Hernández Hervert (Nice) en el violín.

Esto último es un aspecto sobresaliente de la producción en comento, ya que su técnica y sentimiento al tocar ese instrumento se perciben en varios de los temas que integran el disco, incluso desde el primero: “El gustito”, en el que se oyen versos que explican, en parte, esa cualidad de Nice: “como don Laco Alvarado, de quien somos herederos…”. Vaya, don Heraclio, mejor conocido como don Laco, es poseedor de un gran estilo y conocedor de un vasto repertorio de temas tradicionales, sobre todo de los sones de Xantolo y de carnaval. Esto se aprecia plenamente precisamente en otro tema: “Sones de carnaval”.

El punto por destacar es que don Laco ha sido maestro de estos “chamacos” (que eso quiere decir koneme en náhuatl) durante varios años en Colatlán y sus enseñanzas empiezan a dar frutos tangibles, como este “Trío Koneme”, tanto la agrupación como el material discográfico. En este sentido, cabe mencionar la labor y el apoyo de los hermanos Hernández Barrales, los profesores Moisés y Porfirio (y atrás de Koneme vienen “Los Cocuyitos”). Así, valdría la pena que no sólo quedara en los versos lo de ser los herederos de don Laco, sino que, en efecto, pudieran preservar y difundir el amplio legado musical de este anciano violinista (“El grinch” me comentó hace unos meses que tiene material para producir otro disco con don Laco al violín).

En segundo lugar, se agradece que se hayan arriesgado a intentar crear un concepto propio, original, con base en su música y en los versos (no hay créditos de éstos, por lo que puede inferirse que son propios) de varios de los temas y en la selección de éstos, dado que lograron un balance entre los tradicionales y conocidos y otros no tanto, como, además de los ya mencionados, “La liebre”, “El toro requesón”, “La petenera”, “Zontecomatlán” (de don Floro Quintero Gómez, a quien Nice y Moi han acompañado musicalmente varias veces en distintos encuentros de huapango, formando el trío “Don Floro y sus huastecos”; este tema es un homenaje a un gran personaje de la música huasteca, también veracruzano, don Serafín Fuentes Marín), “La huasanga”, “Cielito lindo”, “El querreque” (Pedro Rosas), “El tepetzintleco”, “La leva”, “El llorar” y “Tributo” (Koneme); los temas en que no aparecen créditos de autor se indican con “D.A.R.” en la contraportada.

Entonces tenemos en el “Trío Koneme” un disco de presentación de buena factura, propositivo, pleno de frescura, en el que los tres jóvenes huastecos dan muestras del amor por sus raíces y dan claras señas de identidad. Espero que el siguiente disco lo trabajen más –no hay prisa, lo que se añeja generalmente es de mejor sabor–, que en él aporten más de su creatividad, porque con este primero han corroborado que tienen el talento y la dedicación para ser uno de los mejores tríos de la Huasteca. ¡Enhorabuena!

Por lo pronto, si gusta de nuestra música tradicional, esté pendiente de sus presentaciones en vivo, lo cual sucede con regular frecuencia en la huasteca veracruzana. O de una vez aviéntese a Colatlán en la última semana de diciembre, la tierra de Koneme, donde por tres días se hace una gran y fraternal fiesta huasteca.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros de Veracruz en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *