Home Cine Entrevista con Gustavo Mora, director de “Desterrados”, un testimonio del México profundo
Cine - July 16, 2008

Entrevista con Gustavo Mora, director de “Desterrados”, un testimonio del México profundo

Azteca 21 tuvo oportunidad
de conversar con el director
de este documental, joven
cineasta de origen argentino
Foto: Cortesía Gustavo Mora

Benjamín Solís
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 14 julio de 2008. “Desterrados”, más que un documental, constituye una historia sobre un rostro poco conocido de México, el caso de las comunidades de la cuenca del Papaloapan, entre Oaxaca y Veracruz, que durante años han vivido el despojo de sus tierras por parte de los caciques en confabulación con las autoridades locales. También habla sobre la vida de César Toimil, un líder comunitario que salió al frente de su gente y posteriormente fue asesinado por defender su derecho a una vida digna; “Desterrados” es la historia de un hombre y un pueblo.

Esta producción, estrenada en 2008, ya ha obtenido dos importantes reconocimientos en lo que va del año: el Primer Lugar al Mejor Documental en el Segundo Festival de Cine Latinoamericano en Oaxaca, y mención honorífica en el V Festival Hispanoamericano de Cine y Video Documental Contra el Silencio.

Azteca 21 tuvo oportunidad de conversar con el director de este documental, Gustavo Mora (“Lazos”, “Todos tenemos un pasado”, “Federico en su cueva”, “Misunderstanding Road”), joven cineasta de origen argentino, quien nos platica sobre la realización de “Desterrados” y algunos aspectos de su trabajo como documentalista.

¿Qué experiencia te deja hacer un documental de este tipo, tanto en términos de realización, como sociales o personales?

Como cineasta es muy diferente encarar un proyecto de largometraje, te obliga a ser muy disciplinado y constante —seis meses de edición dejan agotado a cualquiera—, a apelar a todos tus talentos narrativos para sostener un relato de una hora. En términos sociales, si junto con la crisis que vivió Oaxaca en 2006, puedo decir que fueron un parteaguas en mi vida el estar en Oaxaca, pues hasta ese momento yo tenía una imagen falsa de esta entidad; viviendo en su centro histórico y sin saber la dura y triste realidad que vive la gente en uno de los estados más pobres del país. Oaxaca era para mí una especie de “club med” en donde todo era bonito, tranquilo y fácil.

¿Cómo surge la idea de hacer este documental?, ¿por qué el título?

Luego de que mataran a su hermano, Mónica Toimil, la hermana de César, se puso en contacto conmigo para hacer este documental, ya que consideró muy importante dar la verdadera versión de los hechos. El título se le ocurrió a Ramiro Rodríguez, el guionista.

“Desterrados” es un trabajo sobre una cuestión social en particular, ¿seguirás trabajando en esta línea?

No sé si en la línea de lucha social específicamente, pero sí me interesan los temas relacionados con la defensa de los pueblos y sus derechos. Además, como te comento en la respuesta anterior, no nació de mí directamente, sino que me enganché con el tema al conocer la historia y el personaje. Pero, sí, soy bastante crítico del sistema capitalista y de los abusos del poder. “Desterrados” fue una oportunidad de llevar mi pensar a la pantalla, a través de una historia real.

¿Consideras que el cine documental puede tener alguna injerencia en la realidad que está abordando? En este caso las comunidades de la cuenca del Papaloapan y el caso particular de César Toimil.

Debería tener injerencia, creo que depende de cada caso, pero en general sí, o al menos eso es lo que uno espera de un documental de esta naturaleza, cambiar la forma de pensar de la gente que lo ve, enterar a otros que no sabían sobre un determinado tema. En el caso particular “Desterrados” está cumpliendo su objetivo; por una parte, se han agilizado algunas gestiones que la familia de César está haciendo para esclarecer la muerte a partir de la presentación del documental en Oaxaca. Además, la gente de la cuenca, los seguidores de César, se han emocionado mucho con el documental y han renovado bríos en la lucha; aunque también ha despertado muchos enojos en el otro bando, y eso puede ser peligroso también. En las presentaciones que se hicieron hasta ahora ha despertado mucha polémica, y mucha gente nos ha agradecido que expongamos estos temas que parecen ser tabú para muchos círculos sociales y de poder.

¿Qué otros trabajos tienes antes de “Desterrados”?, ¿alguno en lo personal importante para ti?

Tengo varios trabajos hechos, pero todos son cortometrajes, varios recibieron reconocimientos, “Desterrados” es mi primer documental-largometraje.

¿Qué piensas de este “boom” del cine documental y sus derivaciones, cine falso documental, ficción documental…; se ha convertido en una moda, una curiosidad pasajera, una nueva propuesta, qué opinas?

Creo que el género documental va a seguir creciendo; por una parte hay mucha demanda de los canales de programación documental; por otra resulta ser que la realidad empieza a superar a la ficción. También influye la televisión en el sentido de que cada vez se cruza más la barrera de lo real y la ficción con los realitys shows que se están haciendo; entonces, de alguna manera, la gente se abre más. Pero fundamentalmente la tecnología ha permitido hoy tener acceso a equipo de calidad por muy poco dinero y eso hace que mucha más gente se lance a producir, y en este sentido un documental es mucho más fácil y barato de hacer: yo, con una cámara y una compu, puedo hacer un largo documental; para hacer una ficción de hora y media necesito mucha lana y mucha gente que apoye o intervenga en el proceso.

¿Tu documental ha tenido algún tipo de censura para evitar su difusión?

Todavía no, por suerte. De hecho yo pensé que no me iban a dar chance en los festivales donde lo presenté, por la denuncia que incluye además la biografía, y ya llevo dos premios. Afortunadamente, los circuitos de festivales no están tan dominados por la política aparentemente.

¿Qué nuevos proyectos tienes en mente?

Varios, siempre dentro de Oaxaca, me interesa mucho el fenómeno de la Virgen de Juquila, en donde todos los años llegan miles de personas de todos lados a agradecerle sus milagros. Me gustaría mucho hacer una película de la Costa Chica de Oaxaca-Guerrero, donde los afroamericanos son mayoría y tienen un desarrollo cultural —y especialmente musical— único y maravilloso.

Muchas gracias por tus comentarios

Al contrario, gracias a ustedes.

Comentarios a esta nota: benjasos@yahoo.com.mx

Libros de cine en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *