Home Por la Espiral Cuando el IDE nos alcance
Por la Espiral - July 2, 2008

Cuando el IDE nos alcance

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Cuando el IDE nos alcance
-Comenzó a operar en México
-Informalidad y cheques de caja

A partir de hoy entra en vigor el Impuesto a Depósitos en Efectivo (IDE) que instrumenta la Secretaría de Hacienda a través del sistema financiero mexicano para todos aquellos depósitos en efectivo que sobrepasen  los 25 mil  pesos mensuales.
    Cabe subrayar que el monto de los  25 mil  pesos se determina considerando todos los depósitos en efectivo (recibidos mensualmente)  que se realicen en todas las cuentas de las que una persona sea titular en una misma institución del sistema financiero.
El monto señalado se aplica al titular de la cuenta, salvo que éste manifieste una distribución distinta.
El IDE se calcula multiplicando el importe que excede de 25 mil pesos por la tasa del 2 por ciento.
Esta nueva ley que entra en vigor a partir de este martes, fue  publicada en el Diario Oficial de la Federación el primero  de octubre del 2007 y ha provocado diversas controversias además del profundo desconocimiento que el público usuario del sistema financiero tiene al respecto.
Hace algunos meses, cuando se puso en discusión en las respectivas cámaras de legisladores, la propuesta del Ejecutivo de gravar a los depósitos se justificó que dicha medida fiscal tiene como propósito atajar a la economía informal precisamente tan criticada por la evasión de impuestos y los consecuentes daños colaterales.
Empero, lo que no se dijo entonces, es que el 2% del IDE tiene un alcance mayor al gravar a todas las personas que vayan al banco a solicitar un cheque de caja, sin importar la cantidad de que se trate.
    Además una vez que la ley de IDE fue aprobada no se ha tomado la precaución de informar a cabalidad al público al respecto de la operación del impuesto a los depósitos en efectivo.
    Y es que, este impuesto aplicará para todos los depósitos en efectivo sea en moneda nacional o extranjera que cualquier persona —registrada como contribuyente o no— realice en cualquier tipo de cuenta que tenga a su nombre en instituciones del sistema financiero sean bancos, casas de bolsa, sociedades de inversión,  en las que las personas tengan una o varias cuentas abiertas.
Las citadas instituciones deberán entregar el IDE que recauden a la Tesorería de la Federación a más tardar el día hábil bancario siguiente a aquel en que realicen la recaudación, salvo para los cheques de caja en los que operará al momento el cobro del impuesto del 2 por ciento.
A COLACIÓN
    Pero, ¿quiénes no están obligados al pago del IDE? La Secretaría de Hacienda señala a: 1) La Federación, las entidades federativas y los municipios. 2) Las entidades de la administración pública paraestatal que estén consideradas como no contribuyentes del Impuesto sobre la Renta (ISR). 3) Las personas morales con fines no lucrativos conforme a la Ley del Impuesto sobre la Renta. 4) Las instituciones del sistema financiero por los depósitos en efectivo que se realicen en cuentas propias con motivo de su intermediación financiera o de la compraventa de moneda extranjera, salvo en las cuentas concentradoras. 5) Las personas físicas y las personas morales por los depósitos en efectivo  en cuentas propias, abiertas con motivo de los créditos que les hayan sido otorgados por instituciones del sistema financiero, hasta por el monto adeudado a dichas instituciones
    También se libran del pago del impuesto  a depósitos en efectivo:  las transferencias electrónicas, traspasos de cuenta, títulos de crédito (cheques,  pagarés) o cualquier otro documento o sistema pactado con las instituciones del sistema financiero, aun cuando sean a cargo de la misma institución que los reciba; depósitos en efectivo efectuados en las cuentas hasta por un monto que no exceda de 25 mil  pesos en cada mes de calendario; los pagos que no sean en efectivo, sino a través de depósitos por traspaso o transferencias electrónicas, aun cuando éstos sean mayores de 25 mil pesos.
Algo muy importante es que cuando se discutió la relevancia del IDE y su punto de impacto se señaló de su nocividad para los millones de familias mexicanas dependientes de las remesas (al ser enviadas algunas veces sea en pesos o en dólares) y si podría prestarse para la confusión, no obstante, la ley del IDE indica que “las  transferencias electrónicas de fondos que hacen los residentes en el extranjero no se consideran un depósito en efectivo”, por ende, quedan exentas de pago del IDE.
SERPIENTES Y ESCALERAS
    Para la agenda: las instituciones financieras entregarán al contribuyente de forma mensual y anual las constancias que acrediten el IDE recaudado.
    El IDE pagado puede restarse de los pagos mensuales del Impuesto sobre la Renta (ISR) y las retenciones del mismo impuesto, o compensarse contra otras contribuciones federales, e incluso solicitar devolución cubriendo ciertos requisitos; en ese orden y siempre que quede remanente.
    El impuesto que será recaudado por bancos, casas de bolsa, sociedades de inversión, entre otras, deberán  entregar el IDE que recauden a la Tesorería de la Federación a más tardar el día hábil bancario siguiente a aquel en que realicen la recaudación.
Cuando no existan fondos suficientes para hacer la recaudación del impuesto, las instituciones financieras harán la recaudación en el momento en que se realice algún depósito durante el año en cualquiera de las cuentas que tenga el contribuyente en la institución que corresponda.
    Asimismo, los  contribuyentes que se encuentren inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) pueden recuperar el IDE que les hayan recaudado, restándolo contra el ISR que les resulte a cargo en sus pagos provisionales mensuales.
La diferencia que en su caso exista pueden restarla al ISR que hayan retenido a terceros (por ejemplo a sus trabajadores). Si aún existiera remanente, puede compensarse contra los pagos provisionales de otros impuestos federales, como el impuesto empresarial a tasa única (IETU) o el impuesto al valor agregado (IVA).
     Si después de lo anterior subsiste alguna diferencia a favor, puede solicitarse en devolución siempre y cuando esta última sea dictaminada por un contador público registrado.

    No obstante, que si uno lee la ley  del IDE puede hacerse al menos una idea más clara de la operación de este nuevo y singular impuesto, no podemos descartar una serie de confusiones que habrán a lo largo de los próximos días sobre todo en los usuarios del sistema financiero  muchos que no son ni delincuentes, ni clientes cautivos de Hacienda, ni informales. Ya veremos los estragos que ocasiona así como lo del IETU contra el que llueven amparos.
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *