Home Arte y Cultura Lo que nos dejó el Festival Internacional “Letras en San Luis” (1)
Arte y Cultura - June 26, 2008

Lo que nos dejó el Festival Internacional “Letras en San Luis” (1)

Luis Armenta Malpica,
autor de 'Ciertos milagros
laicos', entre otros libros,
conviviendo con el
homenajeado José
Emilio Pacheco
Foto: Benjamín Solís/Azteca 21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 25 de junio de 2008. Después de cuatro días de lecturas, charlas informales, encuentros, intercambio de opiniones y establecimiento o estrechamiento de amistades entre escritores, editores y público, el Cuarto Festival Internacional “Letras en San Luis” concluyó el sábado 21 en la capital potosina.

Con el propósito de conocer las experiencias o impresiones que este importante cónclave dejó en varios de los participantes, Azteca 21 solicitó a varios de éstos su opinión al respecto. Algunos ya nos respondieron, otros están en vías de hacerlo. Por eso, iniciamos con Luis Armenta Malpica, poeta y editor, y Armando Alanís, poeta, quienes generosa y expeditamente contestaron a nuestra petición.

Luis Armenta Malpica, autor de “Ciertos milagros laicos”, entre otros libros: “El festival de San Luis me ha dejado, además de un gratísimo sabor de boca por la armonía que se generó (rara, en verdad) entre casi todos los participantes (incluyendo a la prensa y otros medios), una gran enseñanza: mientras más alta es la poesía, más generoso y humilde es el ser humano. Lo digo por los casos de Iván Oñate (Ecuador) y de nuestro José Emilio Pacheco. Creo que, además de su enorme trayectoria, Pacheco se arriesga todavía al presentar textos inéditos, en proceso, como una forma de respetar al público que lo sigue. Y, claro, con toda la modestia de que es capaz. Y nunca abruma a los escuchas con demasiados poemas y para todos tiene una sonrisa, un saludo, una atención.

“Por otra parte, la organización fue casi impecable y, pese a algunas protestas locales, creo que dejará satisfecho al público potosino. No solamente se le dio lugar a autores destacados de la entidad, sino que se propició la convivencia con ellos. Me hubiera gustado que estuvieran hospedados en el hotel donde estábamos nosotros y así haber pasado más tiempo con algunos de ellos, pero quienes quisieron (como Octavio César o Daniel Bencomo) se las ingeniaron para incluirse en las charlas y reuniones.

“Finalmente, homenajear a Félix Dauajare, a José de Jesús Sampedro y a José Emilio Pacheco sienta un precedente para el festival. Como editor y poeta, seguiré de cerca los próximos eventos, ya que se han propuesto la promoción y difusión de la mejor literatura del país y sin perder el espíritu de celebración que debería acompañar a la lectura y al libro”.

Armando Alanís Pulido, autor, entre otros títulos, de “Poemas de la región cuatro”: “Respecto de tu pregunta, yo trato de ver los encuentros de escritores como encuentros para la lectura. Primero, porque no hay escritor sin lector, así sea uno que lee menos de dos libros al año, es decir, un ciudadano mexicano, pero, lejos de parecer optimista, creo que soy objetivo, leemos en escuelas y universidades, intercambiamos libros y proyectos con otros escritores, nos sometemos a las preguntas y observaciones de un público lector que acude a escucharnos y, por supuesto, releemos a los maestros homenajeados. Fuera de lo que se pueda pensar, este tipo de eventos son sumamente importantes para la promoción de los escritores, uno llega a entender y a sentir el profesionalismo de los autores y el apoyo a esa profesionalización, es decir, el esfuerzo de los organizadores, institutos, municipios, administraciones, agencias, periodistas…”.

“Anécdotas siempre habrá, pero lo importante es el encuentro, es decir, cerrar el círculo invisible, el romance secreto de la pluma y los ojos de quien, al abrirlos, abre su corazón. Salud y poesía”.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Antologías de poesía mexicana en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *