Home Libros Edita el INAH la historia prehispánica de Tlaxcala en una antología de cuatro volúmenes
Libros - June 15, 2008

Edita el INAH la historia prehispánica de Tlaxcala en una antología de cuatro volúmenes

Los textos con la
historia de Tlaxcala
fueron publicados
también con el apoyo
del Gobierno del
Estado Tlaxcala y
coordinados por
Lorena Mirambell Silva
Foto: Cortesía CONACULTA

Ciudad de México.- 15 de Junio del 2008.- (CONACULTA) En la Antología de Tlaxcala, integrada con cuatro volúmenes que en conjunto reúnen 77 estudios arqueológicos e históricos, se hace evidente la extraordinaria movilidad social y cultural que alienta la construcción de los pueblos mediante procesos de cambio continuos muy similares a la permanente renovación biológica de los seres vivos.

En el ensayo Integración y consolidación de los señores en Tlaxcala, siglos IX al XVI, publicado en el volumen IV de la antología, los arqueólogos Ángel García Cook y Beatriz Leonor Merino Carrión –compiladores de la colección- hacen un breve reseña de la historia de Tlaxcala, que remite la presencia humana más antigua a unos 12 mil años.

Su ocupación por grupos humanos sedentarios y agrícolas se inicia hacia 1,600 (a. C.); hacia el año 600 (a. C.) se registra un “fuerte apogeo cultural que se ve plasmado totalmente en el año (400 a. C.), interrumpido en forma brusca al inicio de nuestra era con el surgimiento y consolidación de Cholula al sur y Teotithuacán al noroeste”.

“A partir de ese momento –añaden García Cook y Merino Carrión- una buena parte del área (aproximadamente mil 800 km2) se ruraliza y el resto lo ocupan las culturas recién surgidas”, iniciándose una serie de cambios histórico-culturales que alternan la presencia de otros pueblos (Cholula cae en el 600 d.C., Teotihuacán en 750 d.C.) como los olmecas-xicalancas (600-900 d.C) y los totonacos del Tajín (650-750 d.C).

“Durante la segunda mitad del siglo IX (de 850 a 900 d.C.) se inicia nuevamente una estabilidad política y cultural; definen sus fronteras varias agrupaciones de señoríos y cacicazgos; varios grupos son expulsados del área y algunos más inician su establecimiento en forma permanente o consolidan su estancia en la región”, dicen los compiladores de la Antología de Tlaxcala.

La colección bibliográfica, editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el gobierno del estado Tlaxcala, fue coordinada por Lorena Mirambell Silva y reúne artículos, capítulos y ensayos especializados vinculados con la historia de Tlaxcala. La mayoría de estos textos fueron seleccionados de un acervo mayor por su contenido abocado al conocimiento de los grupos humanos que habitaron diversas zonas de la región que actualmente ocupa dicha entidad.

El volumen IV de Antología de Tlaxcala compila trabajos de Rosa María Peña Gómez, Wolfgang Trautmann, Carmen Aguilera, Desiderio Hernández Xochitiotzin, Gerd Werner, Andrés Santana Sandoval, Ángel García Cook y Beatriz Leonor Merino Carrión.

Entre los temas abordados resaltan por su especificidad los estudios Restos óseos humanos en una tumba de la fase Tenanyecac en Tlaxcala (Peña Gómez); Cambios sufridos por los sesmas de asentamiento en lugar central en Tlaxcala después de la conquista (Trautmann); Los topónimos en el Códice de Huamantla (Aguilera); El Lienzo de Tlaxcala en la historia y el arte (Xochiotittzin) y Tlaxcala: el último periodo prehispánico (Cook-Merino).

En este texto, el cual cierra el volumen, sus autores afirman que al arribo de los conquistadores españoles en 1519 en los mil 500 o a los dos mil 500 km2 que tenía entonces la República, Senado o Confederación tlaxcalteca, habitaban poco más de 162 mil personas en 250 asentamientos, distribuidos  en 20 o 24 señoríos “hasta cierto punto independientes, aunque dirigidos o coordinados y agrupados en torno a la ciudad capital del mismo nombre: Tlaxcala”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *