Home Libros Mezcla el escritor cubano Orlando Rodríguez realidad y fantasía en su novela “Chiquita”
Libros - June 2, 2008

Mezcla el escritor cubano Orlando Rodríguez realidad y fantasía en su novela “Chiquita”

La historia de Espiridiona
Cenda, joven cubana
de sólo 26 pulgadas
de estatura, quien llega
al NY de finales del Siglo XIX,
con el deseo de triunfar
como bailarina y cantante
Foto: Cortesía amazon.com

Ciudad de México.- 2 de Junio del 2008.- Persistente y curioso, el escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez hace una recreación histórica, en la que mezcla lo real y lo fantástico, para dar vida a "Chiquita", novela ganadora del Premio Alfaguara 2008.

En conferencia de prensa, el autor expresó su deseo de que tras leer su obra la gente la odie (a Chiquita) y la ame tanto como él, que se queden con la comprensión del personaje y entiendan el por qué de sus actos, que a veces pueden ser terribles, pero justificados dentro de las circunstancias en que tuvo que proyectarse.

El texto de 560 páginas, incluidas ilustraciones, es producto de cinco años de trabajo, en los que se tomaron fenómenos contemporáneos, que tienen sus orígenes años atrás.

Entre las fuentes documentales que utilizó Orlando están periódicos, folletos, museos, libros y tarjetas postales de finales del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX.

Escuchó música de la época, visitó Nueva York, Boston y Búfalo, donde estuvo "Chiquita", y cuando agotó este tipo de fuentes usó las no tradicionales, como una carta astral de Chiquita, realizada por dos astrólogos, para conocer la psicología y personalidad de su protagonista.

También compró las fotografías en subastas de internet, así como materiales que se relacionaban con la época, con los teatros y el folleto biográfico de Chiquita.

La novela narra la historia de Espiridiona Cenda, una joven cubana de sólo 26 pulgadas de estatura, quien llega al Nueva York de finales del siglo XIX, con el deseo de triunfar como bailarina y cantante.

La real e increíble historia repleta de magia, alegría y aventuras de "Chiquita", es la de la pequeña gran mujer liliputiense que logró convertirse en una estrella que deslumbró al mundo, a principios del siglo XX.

Es, explicó, una novela en la que los roles femeninos son más importantes y refirió que hoy en día una mujer de su inteligencia, con ese don de idiomas, con esa capacidad de sortear tempestades, hubiera estado en el mundo de la política, finanzas, derechos humanos, sería una líder.

El personaje trata de salvaguardar la pureza del arte, su contacto atípico con el público y no subordinarlo a los intereses de la politica y mantener el arte por encima de la política sin desdeñar que el arte puede estar comprometido con determinadas causas, pero no venderse a ellas.

Ella y yo, dijo el autor, compartimos no ser nostálgicos y los profundos lazos que nos unen a Cuba, pero sin dejar de ver el mundo que está a su alrededor y está abierto a otras realidades.

Orlando no se considera feminista ni machista, respeta la igualdad de géneros en la humanidad, de ahí viene el tratamiento de los personajes.

"No pretendo ser un escritor humorístico, pero no puedo evitar que el humor haga su entrada en las novelas, lo que le quita solemnidad excesiva, le tengo pánico a la solemnidad y a la seriedad excesiva, lo que lastra a muchas novelas contemporáneas", apuntó.

Señaló también que tiene gran inclinación por escribir para niños y jóvenes, "disfruto mucho hacer literatura para los niños, porque es muy relajante".

Por último, apuntó que el mensaje que desea tomen en cuenta los lectores de "Chiquita" es que "se ratifiquen en lo apasionante e insustituible, que es leer, que nada supera la lectura, para enriquecerse y para recrearse".

Antonio Orlando Rodríguez nació en Ciego de Avila, Cuba, en 1956. Es escritor, editor y periodista. Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana . Ha residido en Costa Rica, Colombia y actualmente en Estados Unidos.

Es autor de Aprendices de brujo (Alfaguara 2002, Rayo/Harper Collins, 2005), de los libros de cuentos "Strip-tease" (1985); "Querido Drácula" (1989); de la obra de teatro "El león y la domadora" (1998).

Además de obras para niños y jóvenes, entre las que se encuentran: "El rock de la momia", "Mi bicicleta es un hada y otros secretos por el estilo", "La isla viajera", "­Qué extraños son los terrícolas!" y "La maravillosa cámara de Lai-Lai", además de algunas investigaciones literarias.

Entre los planes que tiene proyectados luego de su gira promocional por México están continuar en Colombia, Venezuela, Argentina, Uruguay, Paraguay y Puerto Rico. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *