Home Por la Espiral Abertis mayor presencia
Por la Espiral - May 21, 2008

Abertis mayor presencia

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Abertis mayor presencia
-Mayor cuota aeropuertos
-La autopista de Pennsylvania
    

    Abertis, el líder europeo de gestión de infraestructuras, sigue sumando contratos millonarios que le afianzan en un segmento rentable como son las concesiones aeroportuarias,  autopistas, telecomunicaciones, aparcamientos y parques logísticos.
    Desde octubre del año pasado, los estrategas de la empresa estudiaron minuciosamente la posibilidad de que Abertis adquiriera las acciones de Desarrollo de Concesiones Aeroportuarias (DCA) empresa con  presencia en 15 aeropuertos de México, Jamaica, Colombia y Chile.
En México los tentáculos alcanzan de forma particular a Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) uno de los consorcios más importantes calificado como “líder en su categoría frente a homólogos mexicanos”.
    Haciendo un poco de historia, GAP inició operaciones en 1998 cuando se abrió el sistema aeroportuario mexicano a la inversión privada.
La empresa con  domicilio social en Guadalajara está enfocada a operar, mantener y desarrollar 12 concesiones aeroportuarias en la zona del Pacífico y central de México. Ofrece una combinación equilibrada entre ciudades principales, destinos turísticos y ciudades medianas con rutas nacionales claves como Guadalajara-ciudad de México; ciudad de México y Tijuana con rutas internacionales para ciudades como Guadalajara y Los Ángeles; Puerto Vallarta y Los Cabos.
Después de analizar ventajas y desventajas, finalmente en marzo pasado Abertis invirtió  394 millones de euros, de los que 273 millones de euros sirvieron para la  adquisición de DCA y por ende su relación con GAP quedó establecida.
¿Por qué se decidieron por DCA? Por varias razones de peso: 1) Gestiona aproximadamente 34 millones de pasajeros. 2) Cartera aeroportuaria diversificada desde una perspectiva geográfica. 3) Se espera que el tráfico de estos aeropuertos crezca fuertemente en los próximos años a consecuencia del creciente turismo alrededor de algunos aeropuertos, especialmente en Montego Bay y México (Los Cabos y Puerto Vallarta). 4) Alto crecimiento económico anticipado en sus áreas de influencia. 5) El plazo medio de las concesiones es relativamente largo, lo que permitirá a Abertis llevar a cabo importantes desarrollos aeroportuarios, así como mejorar los acuerdos comerciales actuales. 6) Aeropuertos rentables con potencial para una mejora adicional de márgenes. 7) La estructura financiera de las filiales permitirá realizar ulteriores inversiones y desarrollos en los aeropuertos a un coste óptimo. 8) Equipo de dirección consolidado con un conocimiento profundo del sector.9) Activos con potencial de reapalancamiento.
A COLACIÓN
Pero además de este hitazo, el lunes se anunció que Abertis, Citi Infrastructures y Criteria Caixacorp fueron elegidos por el Estado de  Pennsylvania para la  gestión durante 75 años de la autopista Pennsylvania Turnpike, en Estados Unidos.      La oferta presentada alcanzó los 12 mil 801 millones de dólares, algo más de 8 mil 300 millones de euros y su adjudicación está sujeta a los cambios legislativos y trámites de aprobación necesarios por parte de la Cámara de Representantes del Estado de Pennsylvania.
La Pennsylvania Turnpike comprende la autopista que desde Philadelphia hacia el oeste enlaza con Pittsburgh y hacia el norte con el eje que conecta las autopistas a Boston, Nueva York y Chicago, con una extensión de 801 kilómetros repartidos en dos ejes y dos extensiones: eje este-oeste de Philadelphia a Pittsburgh (Mainline): 578 kms y eje norte-sur de Philadelphia a Scranton (Northeast extensión): 177 kms.
Adicionalmente, presenta dos extensiones de 47 kilómetros en el área de Pittsburgh.
SERPIENTES Y ESCALERAS
    Hablando de la infraestructura en comunicaciones, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala en “Estudios Económicos de México 2007”, la necesidad de que el país y sus autoridades regulatorias fortalezcan las condiciones para la competencia entre las empresas y  se alcancen  menores costos para los consumidores.
    Menos trabas y mejores legislaciones pueden coadyuvar  a elevar la calidad de la  infraestructura de Norte a Sur del territorio nacional.
    Al respecto la OCDE señala que en el caso de los aeropuertos, los ferrocarriles y las telecomunicaciones, por ejemplo, se requieren regulaciones adecuadas para establecer precios de acceso a las plantas clave a fin de alentar  la entrada de nuevos participantes y alentar  su capacidad para competir.
“Los reguladores del sector no siempre cuentan con la autoridad suficiente para obtener la información que necesitan de los participantes de la industria para ser efi¬caces”.
El organismo añade que la  obligación al cumplimiento de la política de competencia y las regulaciones del sector a menudo se ven obstaculizadas por litigios que consumen grandes cantidades de tiempo (los llamados amparos).
Por ello, subraya, la necesidad de mejorar las regulaciones y la obligación al cumplimiento de la política de competencia como  una prioridad.
“La Comisión Federal de Competencia (CFC) debería contar con recursos más adecuados y debería fortalecerse la cooperación entre los reguladores sectoriales, el gobierno y la CFC. Asimismo, debería revisarse el proceso de amparo y contemplar la creación de tribunales especializados con experiencia económica”.
Del tema, el gobierno que encabeza el presidente Felipe Calderón, asumió la responsabilidad de llevar a cabo una revisión de las leyes y las regulaciones existentes para eliminar restricciones innecesarias.
Hay que buscar la competitividad, alcanzar la calidad y mejorar el precio en la operación de infraestructuras y en el precio del transporte en general.
De hecho la OCDE sigue poniendo énfasis en que “la red vial y el sector de transporte terrestre están plagados de ineficiencias, además de existir temas fronterizos que deben ser tratados”.
Lo cierto es que entre más trabas para abrir los sectores, más lagunas en las leyes y mayor burocracia todo va en detrimento de un ambiente empresarial más sano en parte gracias a la  aparición de diversos grupos proveedores de infraestructura y sus servicios. Ya ve usted lo que pasó cuando se privatizaron las carreteras que resultó un fiasco, con demasiada protección a determinados amigos.
Cuando un sector en un país tiene tanto temor de abrirse y de clarificar las concesiones y ajustarse a la competencia es porque los privilegios empresariales pesan por encima de todo.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *