Home Buenas Noticias “Alas y Raíces a los Niños”, taller donde niños aprenden a hacer juguetes tradicionales mexicanos
Buenas Noticias - April 29, 2008

“Alas y Raíces a los Niños”, taller donde niños aprenden a hacer juguetes tradicionales mexicanos

El taller es una experiencia
única, porque los niños
llegan ávidos de aprender
y de hallar un espacio
comunitario dónde
verter su creatividad
Foto: Cortesía
Fco. Segura/CONACULTA

Ciudad de México.- 28 de Abril del 2008.- (CONACULTA) “Hace no mucho tiempo nuestros papás y nuestros abuelitos hacían ellos mismos sus juguetes. Los hacían de madera, cartón, papel, tela o lámina y se sentían doblemente satisfechos, porque al hacer sus juguetes se divertían y aprendían hacer muchas cosas “¿Quieren aprender ustedes a hacer sus juguetes?”

 

La respuesta es entusiasta y unánime en los 25 infantes de ambos sexos entre seis y 14 años reunidos en torno a una larga mesa de trabajo instalada frente a la Quinta Colorada del Bosque de Chapultepec. Frente a los chiquillos hay lijas, pequeñas tijeras para cortar papel, pinceles, hilo, godetes, agua en vasos de plástico y borra.

 

Está empezando uno de los tres talleres de juguetes tradicionales mexicanos, que el programa de Alas y Raíces a los Niños del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes instaló en los bosques de Chapultepec y  Aragón y el Centro Comunitario Culhuacán, para celebrar el Día del Niño en la Ciudad de México.

 

Después de la introducción, las talleristas Xólotl Orozco y Amaranta Marentes hablaron del tipo de juguetes que se utilizaban regularmente en todo México (baleros, trompos, carritos, canicas, etcétera) y que ahora sólo se juegan en las zonas rurales del país y algunos barrios pobres de las grandes ciudades del país.

 

La pregunta sobre si conocían la matatena, que se juega con huesitos o semillas de chabacano y pintadas con anilina o pinturas vegetales, sirvió a Xólotl y a Amaranta para imbuir a los infantes en una de las varias propuestas de aprendizaje: la utilización de todo tipo de objetos atractivos para estimular la creatividad infantil.

 

Una vez atraída la atención sobre la técnica del reciclaje, las talleristas anunciaron a los niños que les enseñarían tres modelos de juguetes tradicionales mexicanos: el chintete (tlacuache), el maromero (mono o chango) y la marioneta (gato), todos elaborados con pequeñas piezas de madera, hilo y pintura.

 

La labor de los chiquillos consiste en lijar las piezas, pintarlas y armarlas. Los tres modelos requieren de hilado para el ensamble y movimiento de las piezas. El chintete y el maromero, los más complicados, tienen seis partes y la marioneta sólo cuatro. Éste tiene una figura de gato, dos manitas y una paleta de abatelenguas con la que se le sostiene.

 

Otra de las lecciones del taller consiste en la teoría básica de los colores. En los godetes (cajas de cartón para guardar huevos), se ponen los colores básicos (rojo, amarillo y azul), más el blanco y el negro. Mediante la muestra directa de las talleristas, los niños aprenden a lograr el verde del amarillo y azul; el naranja del amarillo y rojo, y el violeta del rojo y azul.

 

La pintura de los juguetes se hace con base en el modelo original que Xólotl y Amaranta van descubriendo sobre la marcha, pero con los trazos y combinaciones de color que cada niño define para el juguete. No ocurre lo mismo con el hilado, que requiere de mayor atención porque se usan pequeños alambres a modo de agujas.

 

Una vez concluido el taller, que dura aproximadamente 45 minutos, los niños se llevan sus juguetes a casa. En una jornada de cinco horas, el dúo Xólotl-Amaranta impartió media docena de talleres a la Quinta Colorada.

 

“Es una experiencia única, porque los niños llegan ávidos de aprender y de hallar un espacio comunitario dónde verter su creatividad. La mayoría huye del sedentarismo, la televisión, las computadoras y de los juguetes que sus padres o el mercantilismo les han impuesto”, comentó Xólotl, quien lleva 27 años como tallerista.

 

El programa Alas y Raíces a los Niños forma parte de las actividades regulares de la Coordinación Nacional de Cultura Infantil del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *