Home Arte y Cultura Visita a la Cueva de “Tenpach”, en Mextla, Puebla
Arte y Cultura - April 14, 2008

Visita a la Cueva de “Tenpach”, en Mextla, Puebla

Portada del DVD grabado por Nico,
que bien podría considerarse
una bitácora de viaje
Foto: Cortesía 'Tempash'

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 12 de abril de 2008. A finales de 2006 y principios de 2007, Nicolás Cárdenas Reyes, “Tenpash”, obsequió a sus seres queridos y amigos un DVD de regalo, el que bien podría considerarse una bitácora de viaje. Este sábado tuve la oportunidad de verlo por tercera ocasión y también volví a cuestionarme si ya había escrito acerca de él; como no estoy seguro de ello, decidí pergeñar unas líneas para comentarlo.

El video en cuestión se titula “Visita a la Cueva de Tenpach, Mextla, Naupan, Puebla” y tiene una duración de 60 minutos. En teoría, no está a la venta, dado el carácter de presente destinado a sus amistades. No obstante, quiero reseñarlo únicamente para corresponder a la gentileza y generosidad de Nicolás, ya mejor conocido como “Tenpash”. Y, claro, porque vale la pena, como todos los trabajos audiovisuales que conozco de él.

Y es que, precisamente, el valor documental de este material reside en que es una muestra auténtica de las andanzas de Tenpash por estos caminos de Dios que le tocó recorrer y registrar con su cámara. De inicio, aparece una especie de subtítulo que viene a ser como el “leitmotiv” de las correrías de Nico: “Un destino, un camino. Tenpash, Pata de perro”, seguido de bellas imágenes del ascenso por carretera a la Sierra Gorda queretana, con la filosofía y el entusiasmo de este veracruzano plasmados en subtítulos elocuentes: “Vive la vida. ¡Vívela ya! Y disfruta tu libertad”, al tiempo que capta el vuelo de un ave –quizás un halcón– surcando los cielos serranos teñidos de añil y con los cerros verdes de fondo.

Después, en una serie de postales, la voz en off de Nico explica el auge del son huasteco mientras aparecen imágenes de huapangueros (creo que en Jalpan de Serra), luego lo vemos en la celebración del Año Nuevo Azteca, el 7 Conejo, en Nopala, Puebla, el 12 de marzo de 2006; a continuación nos muestra un ritual sincrético en una iglesia de Mextla, donde una banda de viento toca y los indígenas y mestizos danzan encabezados por el sacerdote local.

Enseguida, vemos cómo se dirige a la pirámide donde se localizan los restos del rey Nopaltzin, cuya historia narran, alternadamente, un hombre y una mujer, para concluir en una especie de ritual encabezado por un brujo o chamán sobre una posible fosa. Luego vemos a una serie de jóvenes mujeres indígenas que, al parecer, compiten por ser reinas o princesas o sacerdotisas (no queda claro cuál es el motivo de su indumentaria y aliño, ni el de camionetas donde se muestran ellas en cocinas simuladas o utensilios de cocinas indígenas).

Así, posteriormente lo vemos enfundado en atuendo de montañista para iniciar el ascenso a la susodicha cueva en compañía de un joven guía; para luego verlo, en un primer plano, acezante, sudando en medio del cerro, dispuesto a conseguir su objetivo, mientras un hombre narra la historia del Tenpash primigenio, que data de 1227, a quien guió un “duendito” a la cueva. Y de este personaje prehispánico, cuyo vocablo náhuatl significa en español algo así como viejo sabio o viejo de sabiduría, proviene el actual sobrenombre de Nico, pues quien le narra la historia le dice que su aspecto (notorio por su barba luenga) es similar al de ese personaje de esa leyenda.

Luego aparece otro subtítulo, “Del altiplano a la Huasteca”, que marca el inicio del viaje de Nico desde la huasteca chilanguense (radica en un municipio conurbano del Estado de México) a la veracruzana, específicamente a Pánuco, donde grabará lo más relevante del XI Festival de la Huasteca, celebrado en septiembre de 2006, denominado “Encuentro de Trovadores”.

Ahí graba zonas como el malecón, la Casa de Cultura (de fondo se escucha el huapango “Rogaciano”), el tianguis huasteco (ya con “Tampico hermoso” de fondo), la muestra plástica de Ricardo Guillú y el desfile de trovadores: el doctor Chessani, Rodolfo Guzmán, Julio Aparicio, Arturo Castillo Tristán, Esperanza Zumaya, Toñita y Natalia Valdez Leal, Miguel Compeán, entre otros. (Por cierto, recibimos la noticia de la liberación de este último este fin de semana. Enhorabuena al “Huasteco de Corazón” por antonomasia y a su familia.)

Después, como si fuera un “collage” audiovisual, la cámara de “Tenpash” (extensión de su mirada y de sus intereses) registra escenas de danzantes indígenas en San Joaquín, Querétaro, de concursantes en esta Catedral de Huapango, en la que también aparecen “Alba Huasteca” y “Los Camperos de Valles”, así como del fastuoso “Ballet de la Universidad de Colima”. De ahí pasa al Cerro de Mextlatépetl, en Puebla; luego a una fiesta de graduación en un lugar de la Sierra Norte de Puebla, a continuación a una pareja de niños bailadores en Amatlán, Veracruz, luego a El Platanar, donde graba a un violinista solitario y sufre una aparatosa caída, el cual recuerda que su placer de “Pata de Perro” no está exento de riesgos y dimensiona su labor loable.

De ahí se traslada, y a nosotros con él, a Citlaltepec, Veracruz, donde nos regala unos minutos de la poesía arribeña de Guillermo Velázquez y “Los Leones de la Sierra de Xichú” y los pasos de parejas de bailadores, como la joven violinista del trío tamaulipeco “Renacer Huasteco” y un bailador tradicional de San Juan del Río, para concluir como comenzó: con imágenes imponentes de la Sierra Gorda de Querétaro y Jalpan de Serra y la felicitación para 2007. Detalle curioso: ¿lo notaron? Nunca mencioné cómo es la cueva. ¿Razón? ¡Simplemente no la incluyó en esta antología audiovisual!

Por supuesto, es un material pensado para sus amigos, pero también es un merecido homenaje a sí mismo, sencillo, sin pretensiones. Como estas breves apostillas a su trabajo, que merecería estar en las bibliotecas, videotecas de centros e instituciones culturales de México, para el mejor conocimiento del estado actual de nuestras tradiciones. El correo de Tenpash es 330910@prodigy.net.mx.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros de tradiciones mexicanas en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *