Home Por la Espiral Confirman menos remesas
Por la Espiral - March 14, 2008

Confirman menos remesas

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Confirman menos remesas
-BID: Atención México y Brasil
-Dificultades en 2008

Lo adelantamos en el mes de febrero: el volumen de remesas enviado el año pasado por emigrados en distintos países a sus respectivos lugares de origen experimenta un menor ritmo en algunas regiones. En particular destaca el caso de México con un descenso en los envíos.
    Primero fue el Banco Mundial el que puso la nota al revelar datos acerca de que las remesas registradas totalizarían los 318 mil millones de dólares en 2007, de esta cifra al menos 240 mil millones de dólares corresponderían a remesas de emigrantes que laboran en países en desarrollo. Como bien puntualizó el organismo son datos considerables pero con una sintomatología especial: están decreciendo los flujos enviados.
    Esta semana, el acento en el tema migrantes y remesas lo puso el  Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al anunciar nueva luz al respecto de los montos alcanzados: “Los emigrados de América Latina y el Caribe enviaron unos 66 mil 500 millones de dólares a sus países de origen en el 2007, alrededor de 7% más que el año anterior”.
    Los datos entre uno y otro organismo son contrastantes,  tienen una explicación: el Banco Mundial  contabiliza las remesas registradas y el FOMIN lo hace considerando las transferencias registradas, el volumen efectivo, las remesas no registradas enviadas a través de los conductos formales e informales. Por ello la distancia es considerablemente mayor entre lo que reporta el Banco Mundial por remesas y lo que hace el FOMIN.
    No obstante, ambos reportes son importantísimos para tener referencias que permitan elaborar estrategias y programas en derredor de este fenómeno y sobre todo abordar decisiones.
    Ya sea que se tome en cuenta las remesas registradas o el espectro ampliado, en ambos casos, los flujos superan con creces a la Ayuda Oficial para el Desarrollo que los países industrializados envían a los países menos industrializados y también son recursos bastante más considerables que la Inversión Extranjera Directa (IED).
    La relevancia de estos flujos los resume el Banco Mundial “las remesas son la principal fuente de financiamiento externo en muchos países pobres y han sido menos volátiles que otras fuentes de divisas en los países en desarrollo”.
A COLACIÓN
    Las remesas van a menos. Donald F. Ferry, gerente del FOMIN, destaca que por vez primera desde que el organismo comenzó a estudiar  las remesas en el año 2000, éstas no registraron el año pasado un incremento de dos dígitos y ello obedece en buena medida a México y Brasil, al menos en lo que corresponde al impacto de la región de América Latina.
    El año pasado, tanto México como Brasil recibieron flujos con menor dinamismo, en el primero, las remesas apenas crecieron 1%  y en el segundo, cayeron 4% al ubicarse en 7 mil 100 millones de dólares el año pasado.
    En el contexto binacional México y Estados Unidos dentro de los emigrantes y las remesas está influyendo de forma marcada: 1) Una mano más dura en el control migratorio por parte de las autoridades estadounidenses. 2) Controles y revisiones en empresas para expulsar del país a los sin papeles. 3) La desaceleración de la economía estadounidense sobre todo en el sector construcción que es uno de los que más emplean a inmigrantes. 4) Dificultades económicas en la Unión Americana.
    En el mismo sentido apunta Ferry al señalar que los emigrados estarían menos  dispuestos a enviar dinero a su patria que en el pasado por temor a la aplicación más estricta de las leyes de inmigración y la debilidad de la economía de  Estados Unidos.
    Nos queda por acotar que si en algo el presidente George W. Bush ha sido exitoso es precisamente en aplicar un Estado fascista en la Unión Americana con una política persecutoria y coercitiva hacia los inmigrantes.
    Para muestra basta un botón: el año pasado atropellaron todos los derechos de Elvira Arellano,   inmigrante ilegal mexicana a quien  las autoridades migratorias finalmente terminaron deportando a México.
    Además podríamos llenar los periódicos en México de esquelas por las numerosas personas que mueren persiguiendo su odisea hacia el sueño americano y perecen en el anonimato, ni siquiera se saben las causas.
GALIMATÍAS
    En el caso de Brasil, la caída en los flujos de remesas responde a factores como las crecientes oportunidades económicas en su país de origen y el fortalecimiento de la moneda brasileña contra la moneda estadounidense (el real se ha revaluado 24% contra el dólar en los últimos 12 meses).
    En el país carioca se busca fortalecer la economía interna aprovechando la explosión en los precios de los energéticos, Petrobras está recibiendo importantes beneficios y el canal pretendido es  incentivar el empleo, la inversión en tecnología, ampliar el motor exportador y aprovechar el capital humano dentro de Brasil.
    Esos ideales deberíamos defenderlos igualmente en México, no tiene nada de malo utilizar la globalización para explorar e intentar conquistar otros horizontes, mudarse a otro país y creer en las oportunidades, lo malo es tener como única opción irte de tú país porque internamente no tienes cabida, porque existe una infravaloración del capital humano y una retribución salarial miserable.     
    ¿Qué está haciendo el gobierno del presidente Felipe Calderón para recibir a esa masa de mexicanos retornados? ¿A caso los repatriados encontrarán un lugar mejor? ¿Les abrirán oportunidades?
¿Qué harán las familias acostumbradas a recibir su mesada en dólares semanal o quincenal?
    En la última década las remesas han ganado un sitio imprescindible para millones de personas en el país, para miles de familias, ha sido un subsidio en forma de ingreso enviado por un familiar desde lejos.
    Es cierto, tampoco hay que ser catastrofistas, ni que fueran a regresar a todos los millones de mexicanos en Estados Unidos, empero, son  miles.
    El Programa de Repatriación Voluntaria puesto en marcha desde el 9 de julio del año pasado por los gobiernos de México y Estados Unidos regresó al país a más de 6 mil mexicanos indocumentados en el primer mes de operación del programa.
    Y se supone que hablamos de aquellas personas que optaron por la forma voluntaria,  súmele los regresados a la fuerza.
    Por lo pronto, ningún organismo, ni el Banco Mundial ni el FOMIN tienen la certeza de que pueda marcarse una tendencia decreciente definitiva en el volumen de remesas, lo que sí podemos adelantar es que este año por vez primera  México podría recibir remesas por  monto inferior a los 24 mil millones de dólares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *