Home Arte y Cultura Guan yin, “La Diosa Misericordiosa de Oriente”, en el Museo de Historia del Castillo de Chapultepec
Arte y Cultura - March 7, 2008

Guan yin, “La Diosa Misericordiosa de Oriente”, en el Museo de Historia del Castillo de Chapultepec

Estuvieron presentes Josefina
Vázquez Mota, Alfonso de
Maria y Campos, director del INAH
y Wang Danjiang, subdirector de
Patrimonio Cultural de Beijing
Foto:
Cortesía Arturo López/CONACULTA

Ciudad de México.- 7 de Marzo del 2008.- (Homero Bazán/CONACULTA) La Diosa Misericordiosa de Oriente, o Guan yin, en chino, resume dos aspectos vitales del budismo: la religión popular, que diviniza algunos aspectos morales del Buda histórico, y un camino ético e intelectual que considera a la compasión como piedra angular en la vía del entendimiento, de la iluminación.

 

Así se expresó Sergio Vela, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, durante la ceremonia de inauguración de la exposición Buda Guanyin. Tesoros de la compasión, en el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec. La muestra, conformada por 217 piezas de objetos rituales, pintura, escultura y textos religiosos provenientes del Museo de Beijing, llega a la ciudad de México después de ser exhibida ante miles de visitantes en el Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007.

 

En la ceremonia estuvieron presentes Josefina Vázquez Mota, secretaria de Educación Pública; Alfonso de Maria y Campos, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia; Wang Danjiang, subdirector de Patrimonio Cultural de Beijing; Hengmin Yin, embajador de la República Popular de China en México; Salvador Rueda, director del Museo Nacional de Historia, Diana Mogollón, encargada de proyectos internacionales de  la Fundación Cultural Televisa, y Cándida Fernández en representación de Grupo Banamex y la Fundación Alfredo Harp Helú.

 

Sergio Vela dijo que con esta muestra tenemos acceso a una realidad ética y estética que forma parte del entramado vital de buena parte de la humanidad, razón que la reviste no sólo como una aproximación histórica o artística, sino como  una ventana a la vida del mundo contemporáneo.

 

“Como expresión de la religiosidad popular o como camino al entendimiento, el budismo es una milenaria tradición basada en principios fundamentales como la compasión y la convivencia armónica con nuestro entorno. Es sin duda una gran fortuna que en este espacio museográfico de tanto significado para los mexicanos, síntesis de nuestras propias búsquedas en el tiempo, se presente hoy la expresión material de esta doctrina universal y, al mismo tiempo, profundamente característica de China”.

 

Por su parte, Josefina Vázquez Mota afirmó que esta exposición permitirá leer a través de símbolos e historia diversos códigos éticos y mitos con los que vive una notable civilización, reencontrándonos como mexicanos con las naos de China, así como con la visión de José Vasconcelos, quien colocó en una de las esquinas del patio de la Secretaría de Educación Pública la imagen de Buda como emblema de las raíces míticas de las que provenimos los mexicanos.

 

“La visión de grandes pensadores nos muestra que no debemos ver el mundo como una conexión de civilizaciones o culturas encasilladas sino reconocer que todos los seres humanos formamos parte de múltiples identidades, que las poseemos y las valoramos de acuerdo con nuestra lengua, género, ética y preferencia política. Sólo así podremos construir para México una sociedad que reconozca las identidades que son en sí misma plurales”.

 

Wang Danjiang, subdirector de Patrimonio Cultural de Beijing, expresó  que históricamente ha existido un importante intercambio cultural entre México y China, y recordó que en 2006 el Museo de Beijing presentó la exposición El jaguar prehispánico, huellas de lo divino, que motivó al pueblo chino ampliar sus conocimientos sobre las culturas que se desarrollaron en México.

 

“Con la exposición Buda Guanyin. Tesoros de la compasión, el museo de la capital de nuestro país cumple con su parte en el nuevo intercambio cultural que hemos iniciado en el siglo XXI para avanzar en la promoción de la amistad entre nuestros pueblos”.

 

Por su parte, Hengmin Yin, embajador de la República Popular de China en México, dijo que Buda Guanyin simboliza la compasión, bondad, valentía y sabiduría, siendo adorado desde la antigüedad por los diversos grupos étnicos de China, quienes han edificado en cada provincia un templo dedicado a su culto.

 

“La mayor parte de los objetos emblemáticos que el público podrá conocer en esta muestra son expuestos por primera vez fuera de China, convirtiéndose en importantes referencias para la comprensión de la estética, tradición y significado religioso de la figura de Buda en Oriente”.

 

Alfonso de Maria y Campos dijo que esa muestra se inscribe en el ciclo de exposiciones dedicado a las civilizaciones más notables y antiguas del mundo, ofreciendo la oportunidad a los visitantes de ampliar sus conocimientos sobre la historia del devenir civilizatorio de la República Popular China con la que tanto en el pasado, con las rutas marítimas, como en el presente, con las comunicaciones, México ha mantenido una estrecha relación económica y cultural.

 

“La exposición Buda Guanyin nos convoca también a la contemplación de la diversidad humana, uno de los mayores tesoros con los que cuenta el mundo contemporáneo, así como el motor de un porvenir incluyente y satisfactorio”.

 

La muestra Buda Guanyin. Tesoros de la compasión, permanecerá hasta el 25 de mayo en el Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *