Home Arte y Cultura “El pulque: la bebida más amada que la vida”, en el Museo Nacional de los FFCC Mexicanos en Puebla
Arte y Cultura - March 6, 2008

“El pulque: la bebida más amada que la vida”, en el Museo Nacional de los FFCC Mexicanos en Puebla

El pulque fue tan importante
que entre 1866 y 1880,
llegó a representar el 35
y 45% de la carga total de
los FFCC de los Llanos de
Apan a la Ciudad de México
Foto: Cortesía CONACULTA

Ciudad de México.- 3 de Marzo del 2008.- (Ángel Trejo/CONACULTA) El sociólogo e historiador Mario Ramírez Rancaño impartirá el jueves 13 de marzo, en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos (MNFM), la conferencia El pulque: la bebida más amada que la vida.

 

La plática de Ramírez Rancaño está centrada en la participación de este componente gastronómico en el desarrollo económico de la región del altiplano hidalguense durante las últimas décadas del siglo XIX a 1930.

 

También ocupará un lugar importante en el análisis del experto la influencia que el sistema ferroviario, específicamente el Ferrocarril de Hidalgo y del Nordeste, ejerció en la industrialización y comercialización del pulque.

 

Esta ruta fue conocida como el “Ferrocarril más pulquero”, toda vez que a finales del siglo XIX, entre 1866 y 1880, el pulque llegó a representar el 35 y 45% de su carga total de los Llanos de Apan a la ciudad de México.

 

Ya incorporado a la compañía Ferrocarriles Nacionales de México, el Ferrocarril de Hidalgo y del Nordeste transportó el 92% del total de las toneladas de pulque que llegaron al Distrito Federal en 1908.

 

Los hacendados de Apan, franja territorial hidalguense ubicada entre los estados de México y Tlaxcala, hicieron grandes fortunas con el procesamiento de la bebida prehispánica, ya que sus negocios incluyeron el cultivo y explotación del maguey, además de la distribución y su expendio en el Distrito Federal.

 

Ejemplo de este tipo de empresas fue la Compañía Realizadora de Pulques, S. A., con sede en Puebla, e integrada en 1906 por Mariano Yáñez, Mariano Muñoz, Jerónimo Merchand, Rafael Bernal y Alberto González Montalvo, asociados con el gobernador Mucio Martínez.

 

En 1909 surgió la Compañía Expendedora de Pulques, Sociedad Cooperativa Limitada, monopolio de la “aristocracia pulquera” formada por Ignacio Torres Adalid, Gabriel y Pablo Mancera, Francisco Bulnes, Fernando Pimentel y Fagoaga, entre otros.

 

Estos empresarios agroindustriales hallaron en el ferrocarril la posibilidad de lograr una mayor rentabilidad con la explotación del maquey y optaron por el cuasi monocultivo del maguey pulquero o manso, transformando así el paisaje de esa región del altiplano mexicano.

 

Las rutas subsidiarias del Ferrocarril Mexicano, cuyo troncal corría en la ruta México-Puebla-Veracruz, vertieron a muchas poblaciones de Hidalgo, Tlaxcala, Puebla y aun Oaxaca, hacia donde fluía también “la bebida más amada que la vida”.

 

Los caminos de hierro y la industria pulquera transformaron en gran medida el comercio, la agricultura y la industria de esa región, cuya prosperidad relativa decayó al perder demanda el consumo de pulque a finales de la segunda década del siglo XX.

 

Esta bebida comenzó a ceder en ese periodo, debido a la identidad socioeconómica de la “aristocracia pulquera” con el porfiriato y a la competencia de la industria cervecera, de algún modo alentada por los gobiernos revolucionarios a partir de 1910.

 

Mario Ramírez Rancaño es doctor en Sociología por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, Francia. Investigador titular del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México y miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores.

 

Es autor de los libros La revolución en los volcanes; Domingo y Cirilo Arenas, Ignacio Torres Adalid y la industria pulquera; La reacción mexicana y su exilio durante la Revolución de 1910; El patriarca Pérez, y La iglesia católica apostólica mexicana.

 

La conferencia del doctor Ramírez Rancaño está prevista a las 18:00 horas del jueves 13 de marzo en la sala uno del edificio principal del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, calle 11 Norte 1005, Centro Histórico de Puebla.

 

El recinto ferroviario forma parte del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *