Home Cine “Calle Santa Fe”, un filme centrado en la resistencia contra el régimen de Augusto Pinochet
Cine - March 5, 2008

“Calle Santa Fe”, un filme centrado en la resistencia contra el régimen de Augusto Pinochet

La cineasta Carmen Castillo
sostiene que hoy más que
nunca hace falta recordar
las vidas de los militantes
que murieron por sus ideales
Foto: Cortesía CONACULTA

Ciudad de México.- 5 de Marzo del 2008.- (Homero Bazán/CONACULTA)  ¿Valió la pena sacrificar a una parte de la generación chilena por defender las convicciones políticas durante el régimen de Augusto Pinochet? La cineasta Carmen Castillo ha formulado esta pregunta en todos los foros internacionales adonde ha sido invitada, después de que su filme Calle Santa Fe formara parte de la selección oficial del Festival de Cannes el año pasado.

 

Hay una memoria viva de la resistencia de los años setenta que está presente en las luchas actuales, no sólo de Chile sino de toda América Latina, asegura Carmen Castilo. Para la cineasta aún es difícil recordar ese 5 de octubre de 1974, cuando  en un barrio de Santiago fue herida por los militares golpistas y su compañero, Miguel Enríquez, dirigente de la resistencia, muere en combate. Este es el punto de partida de la película que será estrenada en la Cineteca Nacional el próximo 7 de marzo.

 

La realizadora dijo en entrevista que Calle Santa Fe es una historia que abarca tres generaciones en las que abuelos, padres e hijos han intentado responder las interrogantes con respecto al precio que se tuvo que pagar por el compromiso político. “A pesar de todos los dolores y las pérdidas, la película plantea cómo la vida humana logra un sentido cuando nos interesamos por otros, cuando luchamos por los ideales de manera unida. Creo que uno de los principales peligros del sistema ultraliberal actual es convertir a las personas en gente sin convicciones políticas, impotentes, solitarias y  buscadoras de esperanza en los aparatos de televisión”.

 

Carmen Castillo sostuvo que hoy más que nunca hace falta recordar las vidas de los militantes que murieron por sus ideales. Son existencias plenas, afirmó, al mismo tiempo que lamenta que la figura del integrante de la resistencia contra causas injustas se vea oscurecida en el siglo XXI por el personaje mediático del terrorista.

 

“No hay que recordar la historia como algo del pasado, sino como una fuerza vigente y viva que puede señalarnos caminos ya andados para corregir nuestros propios rumbos. La memoria de los vencidos, sus sueños e ideales son la energía de la historia. Durante los cinco años de trabajo que llevó hacer este documental me di cuenta hasta qué punto la presencia del pasado es para la gente una fuerza de creación y trabajo. En el Chile actual, con tendencia ultraliberal, donde la propuesta es olvidar, crear todo nuevo y estrechar los mínimos lazos con los semejantes, el recuerdo de esos militantes, más que formar una reliquia, es un suero que alimenta el libre pensamiento”.

 

No se sorprende que, al igual que en la época de Pinochet, cuando los integrantes de la resistencia fueron tachados de terroristas, la historia vuelva a repetirse con los recientes sucesos en Irak, donde miles de personas inocentes fueron clasificadas bajo este término.

 

Considera que la fuerza del documental continúa teniendo un poder simbólico y una presencia sensibilizadora en la sociedad. “Cada vez es más difícil presenciar trabajos contestatarios y honestos, porque las propias distribuidoras ceden a las presiones de grupos ultraliberales y prefieren apoyar producciones de corte inofensivo y comercial, de ahí la importancia de mantener foros como la Cineteca Nacional de México, donde puedan verse otra clase de propuestas”.

 

“Muchas personas alrededor del mundo se sorprendieron e indignaron cuando vieron a chilenos llorando por la muerte de Pinochet. Esto es un problema gravísimo de educación y reflexión, que se deriva de la falta  de reconocimiento que ha habido en Chile hacia una generación sacrificada. En Argentina, por lo menos, se honró a los muertos y se juzgó a los militares genocidas, además de crear centros de memoria amparados por el estado. En mi país la única memoria proviene del trabajo de la sociedad civil. Se dice que la política es el arte de lo imposible, sin embargo, mientras persista la desmemoria la historia tenderá a repetirse”, concluyó Carmen Castillo

 

Calle Santa Fe (Chile-Francia, 2007), de Carmen Castillo, se exhibirá en la Cineteca Nacional del viernes 7 al jueves 20 de marzo (a excepción de los lunes 10 y 17). Sala 5, Matilde Landeta, en dos funciones: 17:00 y 20:00 horas. El jueves 20 sólo se proyectará a las 17:00 horas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *