Home Por la Espiral Bolsas y renta variable
Por la Espiral - January 18, 2008

Bolsas y renta variable

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Bolsas y renta variable
-Vaivenes por nerviosismo
-Atención en los fondos

Demasiado nerviosismo en los mercados financieros en la medida en que bancos y empresas relacionados con el sector inmobiliario reportan resultados al cierre del año pasado, el pesimismo nubla las expectativas. Es tiempo de llamar a la prudencia.
    Desde 2007 los mercados de renta variable de Asia y América Latina comenzaron a separarse de los vaivenes que trastocan a las bolsas europeas y principalmente a Wall Street.
    Las economías emergentes y sus respectivos mercados bursátiles  son canales refugio para inversiones de cartera y fondos de inversión en valores latinoamericanos que además son los que mejor comportamiento registran en comparación con otros fondos de renta variable sobre todo si éstos incluyen en la cesta acciones de bancos, inmobiliarias, constructoras e hipotecarias.
    La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) sigue manteniendo un comportamiento ejemplar: en 2007 logró  sortear favorablemente los episodios de volatilidad en el vecino país y evitar un contagio con efectos indeseables.
    El año pasado, la BMV aumentó 12.30%  mientras que el Dow Jones de Estados Unidos solamente subió 7.24%; es cierto que otros mercados registraron mayores incrementos como el Bovespa de Brasil con un 43.65%; la Bolsa de Valores de Lima  un 36.02%, el IGPA de Santiago ganó un 13.76%, caso contrario el IBC de Caracas cayó 27.43% asustado por las maniobras del socialismo ecléctico instrumentadas por el presidente Hugo Chávez que  propician, entre otras cosas, que personas físicas y morales trasladen su dinero hacia otras regiones.
    Dentro de los emergentes, sin lugar a dudas, los asiáticos están a la cabeza, al menos así lo demostraron en los rendimientos obtenidos por las siguientes bolsas: China (161.55%); Indonesia (52.08%); Malasia (32%) y Hong Kong con el Hang Seng (37.09%).
    Por su parte las plazas bursátiles más relevantes obtuvieron comportamientos menos trascendentes, en algunos casos marginales y otros negativos como el desempeño a la baja que la Bolsa de Tokio obtuvo el año pasado con una pérdida del 11.13% y el Mibtel de Milán bajó 7.81 por ciento.
    Entre los europeos, la plaza bursátil de Madrid aumentó 5.60%; la de Londres 4.12%; el Cac 40 de París un 1.54% y solamente el Dax de Francfurt obtuvo dos dígitos con un 22.29 por ciento.
A COLACIÓN
    La volatilidad desatada en los mercados financieros tras conocerse la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos está colándose por distintos canales, uno de los cuales son los fondos de inversión de renta variable, muchos están reportando comportamientos negativos a sus clientes si éstos eligieron el año pasado una cesta de inversión en renta variable ligada a los sectores y subsectores afectados por el drama del ladrillo y la burbuja en el segmento  inmobiliario en distintos países uno de los cuales figura España.
    Aquí, en fondos de inversión, nuevamente los que mejor desempeño obtuvieron son los ligados a bolsas emergentes, renta variable emergente, índices latinoamericanos y asiáticos.
    Así por ejemplo, para invertir en fondos de inversión el año pasado de acuerdo con Yahoo Finanzas son sectores ubicados en: China- China Greater, India, Hong Kong, Brasil, BRIC, Turquía, Corea, Asia sin Japón y en pequeñas y medianas empresas asiáticas sin Japón.
    Cabe mencionar que los  fondos de renta variable de Japón han tenido una pérdida de rentabilidad del 16 por ciento.
    Desde mediados del año pasado, la renta fija en fondos de inversión se convirtió en una de las elecciones para portafolios más conservadores y que buscaron un paraguas contra el nerviosismo en la renta variable. El aumento en las tasas de interés en el mercado financiero internacional ha sido también un motivo para optar por la renta fija, el Euribor por ejemplo finalizó el año pasado  en 4.973% el nivel más alto de los últimos siete años.
    Mientras que en materia de monedas, el dólar fue una divisa bastante castigada en 2007; el peso mexicano presentó un mejor nivel en comparación con 2003 y 2004, de hecho la moneda mexicana se revalorizó un 0.92% respecto al dólar.
    Desde 2000, los cierres promedio del peso versus el dólar han sido los siguientes, de acuerdo con estadísticas de Scotiabank Inverlat: 2000 (9.600 pesos por dólar); 2001 (9.170 pesos por dólar); 2002 (10.439 pesos por dólar); 2003 (11.236 pesos por dólar); 2004 (11.265 pesos por dólar); 2005 (10.778 pesos por dólar);  2006 (10.880 pesos por dólar); y 2007, en cifras preliminares (10.84 pesos por dólar).
    En tanto, el euro alcanzó una escalada del 11.48% respecto a la divisa estadounidense al ubicarse en un cierre promedio de 1.48 dólares por euro, un panorama muy distinto al del 2001 cuando comenzó a circular de forma oficial la moneda única europea y cerró en un promedio de 0.89 dólares por euro.
    Por otra parte, en metales, el año pasado el precio de la onza de oro aumentó 31.76% y la onza de plata un 14.22 por ciento.
GALIMATÍAS
    Estos días continuará el ruido en los mercados en la medida en que sigan figurando los reportes financieros de las empresas y éstos sean negativos por la crisis subprime, igualmente sin dejar de menospreciar el detonante de la información económica de Estados Unidos.
    Tenemos el antecedente más reciente, el miércoles pasado, la mayoría de los mercados bursátiles europeos siguieron la caída de Wall Street tras difundirse los malos datos económicos de la Unión Americana esta vez una inflación del 0.3% en diciembre que dio como resultado un  dato anual del 4.1%, la mayor inflación para la economía estadounidense de los últimos 17 años.
    Y también están los reportes decepcionantes de JP Morgan que ganó un 34% menos, la misma sintonía para el Wells Fargo y Mitusubishi UFJ Financial que retrocedieron en su nivel de utilidades.
    Citigroup-Citibank dueño en México de Banamex está revelando en sus informes financieros una severa afectación por las hipotecas de alto riesgo. El grupo reportó pérdidas trimestrales por 9 mil 830 millones de dólares, lo que obliga al gigante financiero a llevar a cabo medidas de capitalización y aprovisionamiento.
    Al tiempo que salen los hoyos financieros, los analistas y especialistas del mercado llaman a la prudencia, la calma y a la reorientación del portafolio de inversión.
    Un estudio de Merrill Lynch entre gestores de fondos de varios países, dio a conocer que los inversionistas  institucionales empiezan a creer que la crisis crediticia en Estados Unidos derivará en una recesión económica general.
    El 19% de los consultados cree que es "probable" o "muy probable" que en los próximos doce meses se produzca una recesión económica generalizada.  Un 8% de los encuestados va más allá y cree que la recesión ya comenzó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *