Home Por la Espiral Bolsa de empleo AMCHAM
Por la Espiral - January 10, 2008

Bolsa de empleo AMCHAM

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Bolsa de empleo AMCHAM
-Currículo del siglo XXI
-Movilidad laboral, síntomas

Nuevo año, nuevas metas. Una buena oportunidad  para realizar  balances personales, hacer ajustes o cerrar círculos o quizá en definitiva emprender por otros horizontes.
    Muchas personas suelen plantearse un cambio de empleo buscando un incentivo laboral tanto en el terreno profesional como en la retribución del ingreso.
    Compatibilizar ambas cosas parece difícil más no imposible. Amigo lector, si su meta este año, es la de encontrar un trabajo que le permita una mayor  proyección y que al mismo tiempo mejore  su nivel de sueldo, entonces usted debe inscribirse  en la Bolsa de Trabajo de la American Chamber of Commerce of Mexico.
    Para inscribirse hay que pagar 300 pesos los cuales permiten que durante un lapso de seis meses los datos académicos y  profesionales  de la persona figuren en un catálogo en Internet al que tienen acceso una amplia base de empresas tanto del Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey.
    Muchas de estas empresas son medianas y grandes, algunas líderes a nivel nacional y con brillo internacional.
    ¿Cómo funciona la Bolsa de Trabajo de la AMCHAM? Primeramente encontramos un listado de vacantes ofertado por todas las empresas socias de esta cámara de comercio.
    Una vez identificadas las áreas de interés para el solicitante, éste registra sus datos curriculares.
Cuando concluyan los seis meses y en caso de que la persona interesada aún no haya conseguido empleo con alguna de las empresas participantes, los  datos permanecerán en una base de búsqueda específica.
 Adicionalmente, el currículo del solicitante será publicado por una sola ocasión, y en la semana correspondiente, en un Boletín de Personal al que las empresas socias  tienen acceso.
Esta forma de enlazar oferentes con demandantes en el mercado laboral es efectiva, al tiempo que el interesado nunca figura de forma abierta en Internet, sino únicamente en la base confidencial de la AMCHAM que puede ser solamente consultada por un grupo de empresas, por lo que la confidencialidad del solicitante queda resguardada.
El mecanismo es útil dado que permite que una persona busque empleo sin necesidad primeramente de desplazamientos físicos, perder tiempo en citas engorrosas e incluso inútiles; solicitar permiso en el trabajo o faltar a éste con el temor de que se enteren los jefes actuales de que se está buscando empleo en otro lado.
Primordialmente es el solicitante el que realiza su selección de vacantes, las empresas proceden a darle una cita específica gracias al conocimiento previo del perfil del candidato.
Dentro del formulario del solicitante aparece el renglón del ingreso, esto es, el ingreso deseable que se busca, sugiero poner la cantidad  con un asterisco indicando la buena disposición a negociarlo.
Muchas empresas pagan bien con pocas prestaciones, otras compensan un sueldo aceptable con buenas prestaciones. A veces es recomendable sacrificar un poco en materia de expectativas de ingresos siempre y cuando la empresa ofrezca seguro médico y una serie de préstamos de corto, mediano y largo plazo.
Otro aspecto interesante de la Bolsa de Trabajo de la AMCHAM es que puede servirle a profesionistas que están trabajando en otras ciudades de otros estados y que desean trasladarse a trabajar a Guadalajara, Monterrey o al Distrito Federal. Allí pueden encontrar el escaparate para probar suerte con un trabajo en otra ciudad.
    Para las personas atraídas por inscribirse en la base de datos, pueden llamar al Departamento de Empleos de la Cámara Americana de Comercio al 5141-3800/3827 o vía correo electrónico a btrabajo@amcham.com.mx y plopez@amcham.com.mx.
Para registros en Guadalajara btrabajo_gdl@amcham.com.mx y en Monterrey, btrabajo_mty@amcham.com.mx.
A COLACIÓN
Primeramente para encontrar un trabajo hay que solicitarlo, “tocar la puerta” y para ello tener anticipadamente preparado la mejor carta de presentación: el currículo vitae.
Como muchas personas ya habrán apreciado tampoco el currículo ha escapado de los cambios que la tecnología ha traído a nuestra vida, cada vez son menos los resúmenes profesionales que se entregan impresos, engargolados o empastados.
Va generalizándose la tendencia a que los Departamentos de Recursos Humanos soliciten a los candidatos el envío del currículum por Internet, o bien que se inscriban en la hoja de vacantes de la empresa subiendo el currículum con su fotografía en jpg, de lo que se trata es de ahorrarse tiempo, menos papeles, y entrar de forma fácil a un fichero donde puede ser fácilmente identificable el candidato idóneo para el puesto a llenar.
Además de la competencia en el ámbito laboral, el que tenga el mejor currículum lleva una gran ventaja sobre de los demás y muchas veces la presentación ayuda o perjudica.
    Por ende nunca olvide: elaborar un resumen profesional partiendo del estatus académico, de los estudios más recientes, el puesto laboral actual y la actividad desempeñada.
    La primera hoja debe incluir  nombre de la persona; dirección completa, teléfonos del domicilio y el celular; de preferencia añadir un contacto; después, especificar la fecha de nacimiento; el estado civil; después, el último grado de estudio, si es una carrera técnica o universitaria, postgrado, doctorado.
Indicar si la carrera quedó trunca, completa, si es pasante, titulado y el número de cédula profesional.
No deben incluirse explicaciones del por qué no se terminó la carrera; otro renglón sirve para delinear las cualidades de la persona.
Por último, marcar en negritas o en un recuadro, la disponibilidad laboral, si es de tiempo completo, medio turno matutino, medio turno vespertino, o bien sin problemas de horarios; disponibilidad para viajar y ocupar plazas en otras ciudades.
El cuerpo del historial debe estar dividido en 3 áreas: 1) La parte de la preparación académica. 2) La parte del ejercicio profesional. 3) La de conocimientos y habilidades adicionales.
Para facilitar el esquema de lectura, cada área deberá redactarse en orden cronológico, de mayor a menor, comenzando por la actividad actual o más reciente.
En conocimientos y habilidades adicionales es aconsejable hacer referencia a los talentos para la traducción, las relaciones públicas, la organización de eventos hasta alguna habilidad manual.
    Tenga siempre su currículo a mano, actualizado y listo para subirse a Internet o bien en un disco o chip para ser enviado a una empresa.   Y prepárese para posar porque el vídeo currículum será lo más inn en un par de años.
Bienvenidos sus comentarios a: palencia.claudia@yahoo.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *