Home Melquisedec Opina Las nuevas siete hermanas
Melquisedec Opina - November 24, 2007

Las nuevas siete hermanas

Las nuevas siete hermanas

Melquisedec Nascimento
Presidente del Instituto Abreu e Lima
Rio de janeiro, Brasil
 
En el artículo del periódico Financial Times de fecha de 11 de marzo de 2007, intitulada 'Las nuevas siete hermanas', nos hace entender cual es el motivo de tanta oposición por parte de los EUA al gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como también enciende una luz de alerta para los brasileños sobre la oposición futura inevitable del gobierno estadounidense a los intereses del Brasil. Según el periódico de Londres, en lo últimos cuatros años, un grupo de empresas estatales de países que no hacen parte del mundo de las grandes potencias, aparecieron en el escenario económico internacional, derrocando los mayores grupos de energía con acciones en las bolsas. Las nuevas siete hermanas son Aramco, de Arabia Saudita; Gazprom, de Rusia; CNPC, de China; NIOC, de Irán; PDVSA, de Venezuela; Petrobrás, del Brasil y Petronas, de Malásia. Esas empresas controlan un tercio de la producción mundial en petróleo y gas, más de un tercio de las reservas totales en petróleo y gas, mientras que las viejas siete hermanas llegan a controlar apenas 3% de sus reservas. La Aramco era tolerada por las compañías internacionales y por las grandes potencias, pero no ha sido fácil aceptar el reciente cambio en la influencia internacional por parte de las pequeñas compañías petrolíferas nacionales. Al término del año de 2006, BP y Shell perdieron el segundo y el tercero lugar entre las empresas del sector para Gazprom y PetroChina (88% controlada por CNPC).Ocurrió una grande mudanza estratégica, pues los estados nacionales pasaron a tener más poder de decisión en las inversiones de los lucros obtenidos conla industria petrolífera. El economista jefe de la Agencia Internacional de Energía-AIE-, Fatih Birol, afirmó que 'la falta de disposición en que los gobiernos permitan que sus compañías petrolíferas nacionales reinviertan sus grandes recientes lucros en la propia industria petrolífera, se encuentra en la raíz de los muchos temores sobre la oferta futura'. Birol aún adiciona: 'En vez de invertir en más energía, esos gobiernos utilizan el dinero para emprendimientos sociales, sino sería desperdiciado', por eso, ellos no quieren que los países emergentes inviertan en lo social, la salud, la educación y la seguridad, quieren invertir en energía para garantirles petróleo y gas. Listo, este es el alerta para Brasil (Venezuela ya está atento), siendo que China y Rusia poseen armas de destrucción en grande escala, Malasia está muy lejos y Arabia Saudita ya se encuentra bajo control, se concluye que somos los próximos. En orden, Irán, Venezuela y Brasil. Los EUA y las grandes potencias necesitan de energía para sus industrias y no aceptaran que los gobiernos de países emergentes, por causa de las nuevas siete hermanas, controlen sus economías, razón por la cual los estadounidenses estarán mas atentos en los biocombustibles brasileños y quieren ser nuestros socios.En una hora, Brasil es el mayor productor mundial de caña de azúcar y disputa un lugar como líder en el mercado de etanol con los EUA, que produce alcohol combustible a partir del maíz. La meta de los estadounidenses es reducir el consumo de combustibles fósiles en un 20% hasta el año de 2017.Esto significa que, en los próximos diez años, solamente en los Estados Unidos la demanda de etanol puede llegar a los 132 mil millones de litros por año. Esa estimativa es de tres veces más que la actual producción mundial del etanol. De la producción mundial de 40 mil millones de litros, Brasil es el responsable por una cuantía de cerca de 16 mil millones, pero tiene grandes posibilidades en aumentar su participación. Es considerado como el mejor fabricante y el más eficaz, con un costo de producción de US$ 0,22 por litro del etanol, delante de los US$ 0,30 de los EUA y de los US$ 0,53 de Unión Europea.Atento a esa posibilidad de lucros astronómicos, grandes inversionistas internacionales están invirtiendo sus fortunas en la producción de biocombustibles en Brasil, con la finalidad de controlarla, ya que la política externa brasileña, delante de la voracidad de las grandes potencias en obtener energía, necesita aproximarse cada vez más de los países de Ibero América, fortaleciendo los lazos e incluso apoyando la creación del Gasoducto del Sur, capaz de suplir toda la región de gas natural, fuente de energía limpia y de bajo costo, cumpliendo lo establecido en la Constitución Federal, que en el Párrafo Único, del Artículo 4º, establece que: 'La República Federativa del Brasil buscará la integración económica, política, social y cultural de lo pueblos de América Latina, proporcionando la formación de una comunidad Latino Americana de naciones'.
www.militarlegal.blogspot.com

melquisedec.nascimento@gmail.com
 
(55)(21)7831-0157

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *