Home Paisanos Bush rechaza que se otorguen licencias de conducir a indocumentados como lo proponían en NY
Paisanos - November 14, 2007

Bush rechaza que se otorguen licencias de conducir a indocumentados como lo proponían en NY

Bush claramente dice que no
a las licencias de conducir
para los paisanos
Foto: Internet

Washington.- 14 de Noviembre del 2007.- La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo hoy que el presidente estadunidense George W. Bush rechaza que se otorguen licencias de conducir a indocumentados como lo planeaba el gobernador del estado de Nueva York, Eliot Spitzer.

La funcionaria señaló que Bush "no apoyó el plan del gobernador Spitzer para proporcionar licencias de conducir a inmigrantes ilegales. "Consideramos que no es apropiado que (los inmigrantes) tengan las licencias de conducir que disfrutan todos los ciudadanos".

Recomendó a las autoridades de esa entidad, que ya se retractaron de su programa, que si su intención es buscar a inmigrantes indocumentados "los entregue a las autoridades ya que ellos entran ilegalmente al país".

Agregó que Bush espera la implementación de la ley de identificación real a nivel nacional, conocida por sus siglas en inglés como "Real ID".

"El presidente reconoce que la inmigración es un asunto muy emocional, es un asunto caliente, que estoy segura que escucharemos que se debata mucho el año próximo" en los comicios presidenciales.

Por ello, agregó, "el presidente espera que este debate sea respetuoso de las personas y que considere los asuntos económicos, así como la necesidad de proteger nuestras fronteras y proteger la seguridad del país", recalcó.

El gobernador Spitzer decidió este miércoles retirar su controvertida iniciativa de entregar licencias a los inmigrantes indocumentados debido al fuerte rechazo que suscitó.

"Seguir adelante de forma unilateral con tanta oposición hubiera sido contraproducente", anotó el gobernador, quien criticó la falta de acción de las autoridades federales para resolver el problema de la inmigración indocumentada.

Señaló que cuando el gobierno federal no cumple con sus responsabilidades, deja en las manos de las autoridades estatales y locales la realidad de la inmigración indocumentada en escuelas, hospitales y carreteras.

Spitzer desató una tormenta cuando anunció a finales de septiembre su plan para otorgar licencias de manejo que sirvieran como documento de identidad a todos los residentes de Nueva York, incluido un millón de indocumentados.

La oposición no se hizo esperar por lo que el pasado 27 de octubre y tras escuchar las advertencias del Departamento de Seguridad Interna, Spitzer anunció que había revisado su propuesta.

El nuevo plan contempla otorgar tres tipos de licencias de manejo, una para residentes legales, la segunda para los ciudadanos estadounidense mediante el "Real ID" y el tercero para los inmigrantes "sin papeles". (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *