Home Cosas Veredes del Mío Cid NO HAY PLAZO QUE NO SE CUMPLA NI CUERO QUE NO SE FRUNZA…
Cosas Veredes del Mío Cid - October 18, 2007

NO HAY PLAZO QUE NO SE CUMPLA NI CUERO QUE NO SE FRUNZA…

COSAS VEREDES MIO CID

Roberto Montes Vázquez

NO HAY PLAZO QUE NO SE CUMPLA NI CUERO QUE NO SE FRUNZA.- Prácticamente con la apertura total del tratado de libre comercio encima, los hombres del campo acostumbrados a pelear en el agua y con el parque húmedo no se doblan, la certidumbre de las políticas que se urdieron desde hace sexenios para darle viabilidad al atraco internacional, nomás hacen el trago más amargo por la evidencia de la artimaña que con el patán de Vicente Fox, alcanzó tintes tragicómicos en la zarzuela que le montaron al descolorido Creel (que sigue en el limbo) los defensores a ultranza de la depredación del campo Mexicano, que ya tanto los ha venido beneficiando, con aquel Acuerdo Nacional para el Campo, que fue burla y escarnio del orate del Bajío, para sus homólogos de origen pero de distinta madera, porque los campesinos son macizos como el roble y el mezquite y el inútil grandote es como los álamos bofos: no sirve para nada.

Los cueros viejos que ya no tienen otro uso, se estiran con fuego pa tambores y al vejete de San Cristóbal ya la lumbre de sus raterías le anda llegando a los aparejos y, a su trepadora concubina a las petimetres enaguas diseñadas por el modisto internacional Gucci.  Lastima que Felipito es de escasos atributos Adánicos en la entrepierna, para mandar a la pareja de Pichicuaz y Cupertina a menearle a la cajeta o a la embajada de México en Venezuela, para que aprendan los cretinos lo que es  amar a Dios en tierra de espinas y sientan  lo que sienten los que se van descalzos a Laredo en busca del sueño Americano, porque aquí los empleos están como el Acuerdo Nacional para el Campo que se cataloga entre las echadas, que fueron más que las ponedoras, porque Felipito sigue igual que andobas.

Algo flota en el ambiente que huele a carroña porque Salinas el maquiavélico impulsor del TLC; Zedillo con su humor negro; Fox con sus actitudes de chiflado y Felipito con temor, casi con miedo,  han tratado igual al campesino cumpliendo con la encomienda impuesta para que fracasen y dejen el espacio a los productos alimenticios a los Estados Unidos de Norte América. Y en el mes de octubre que se celebra el  aniversario del día Mundial de la alimentación y la Soberanía Alimentaria Víctor Suárez, de la Asociación de Empresas Comercializadoras del Campo (ANEC), aseguró que las organizaciones que participan en la campaña nacional en defensa de la soberanía alimentaria y la reactivación del campo mexicano “Sin maíz no hay país, sin fríjol tampoco, ¡Pon a México en tu boca”, coinciden en el riesgo que enfrentan los campesinos por la entrada de productos de primera necesidad a “precios dumping”. Y añadido: “No es posible que estemos expulsando a nuestros campesinos porque se mueren
  de hambre y que estemos gastando miles de millones de dólares en comprar la comida procedente de Estados Unidos, que muy probablemente ellos mismos están produciendo, en condiciones muy difíciles.”

La finalidad del Día Mundial de la Alimentación, proclamado en 1979 por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), es la de concientizar a las poblaciones sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. En 1980, la Asamblea General respaldó la observancia del Día por considerar que la alimentación es un requisito para la supervivencia y el bienestar de la humanidad y una necesidad humana fundamental.
 
De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), en México el número de “subnutridos” aumentó de 4.6 millones en 1992 a 5.1 millones para el 2003. Esta situación de nuestro país contrasta con lo que está ocurriendo en otros países de América Latina, entre ellos Cuba, donde, de acuerdo con la misma fuente, los subnutridos pasaron de 700 mil a 200 mil en el mismo periodo. En Haití se pasó de 4.6 millones a 3.8 millones; en Brasil, de 18.5 millones a 14.4 millones; y en Perú, de 9.3 millones a 3.3, entre otros casos.

Pero todo pasa desapercibido porque el que se está llevando los reflectores es el zafado grandote Guanajuatense y su concubina, en su gira de promoción del libro que le escribieron, ha recibido muestras de rechazo y publicaciones de sus incoherencias,  que si tuviera vergüenza regresaría pa San Pancho y no andaría dando que decir.

El derribo de su estatua en Veracruz, le dio la vuelta al mundo y adelantó el carnaval en puerto jarocho, en donde el eterno rey feo “Tres Patines” Herrera Beltrán, desmintió a Rudesindo Muriño, sobre su intervención en el lance, mientras Nana Nina Paredes se carcajea de los enanos azules que traen el debate de la tremenda corte, para dilucidar si apoyan al loco del Bajío o le prestan el yunque al del tapanco para que se pare sobre de el y sobresalga un poco.

La raza cervecera y mordaz hace suyo un grito de pasadas contiendas para intentar atemperar al deschavetado, que de tanto leer encuestas, como al Quijote novelas de caballería, se  le botó la canica y ahora cabalga por las llanuras de una tierra de cuyo nombre al rato no vamos a querer ni acordarnos.

¡YA CALLATE CHACHALACA!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *