Home Por la Espiral Baby boomers a México
Por la Espiral - October 12, 2007

Baby boomers a México

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Baby boomers a México
-Potencial inmobiliario
-Retiro en playa o colonial

Entre 2000 y 2005 se establecieron anualmente en México cerca de 50 mil inmigrantes originarios de Estados Unidos, lo que equivale al 15% de la población de ese país que ingresó al grupo de edad de mayores de 65 años en el mismo periodo, de acuerdo con el Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer.
    En un interesante análisis acerca del grado de impacto de la llamada generación de baby boomers en el mercado inmobiliario mexicano, se anticipa que de  continuar así la tendencia, “dicho grupo de edad acelerará en forma significativa su participación en la población total de México a lo largo de las siguientes décadas”.
    A los desplazamientos de grupos humanos presentes del Sur al Norte del globo terráqueo, igual hay corrientes que se movilizan desde el Norte hacia el Sur, en busca de algunos atractivos no necesariamente vinculados con incentivos económicos sino de otro tenor.
    México y Estados Unidos van mezclándose cada vez más y de forma intensiva desde la esfera económica, financiera, comercial a la cultural y poblacional.
    Al tiempo que van reconfigurándose ciudades como Los Ángeles o Atlanta con un perfil típico del mexicano, del otro lado de la frontera los estadounidenses van haciendo lo propio en la medida en que van asentándose en determinados lugares elegidos por su clima, accesibilidad, atractivo y porque sus dólares les permiten adquirir buenas inversiones inmobiliarias en un país en pesos.
    Conocidos como los baby boomers o la generación nacida en Estados Unidos entre 1946 y 1964, el texto de Estudios Económicos de BBVA Bancomer refiere que representan uno de cada tres adultos en ese país y serán el grupo de población de mayor crecimiento en las próximas dos décadas.
Los datos son contundentes: la población que se incorpora al grupo de 65 años y más se incrementa progresivamente y lo hará a un ritmo mayor en las décadas del 2010 y  2020. Hacia  2025 llegarán anualmente a 1.8 millones.
Además es una generación con un importante poder adquisitivo dado que el  ingreso anual promedio de los baby boomers se ubica en el rango de los 75 mil dólares,  mientras que el ingreso real promedio de Estados Unidos es
46 mil 326 dólares; donde los hogares de raza negra tienen el menor nivel situado en 30 mil 858 dólares; los hogares asiáticos representan el nivel más alto en 61 mil 094 dólares;  y  los hogares hispanos es de 35 mil 967 dólares.
A COLACIÓN
De la mano con el envejecimiento de la población a nivel mundial y sobre todo en los países industrializados, la migración internacional con fines de retiro se vuelve un fenómeno cada vez más importante.
La jubilación esperada para los próximos años por parte de la generación de la posguerra en los países desarrollados permite hacer pronósticos optimistas para el desarrollo en el corto plazo de este segmento inmobiliario.
El Informe Inmobiliario elaborado por BBVA Bancomer destaca  que México no sólo es el destino turístico más importante para Estados Unidos, sino que se esta constituyendo en el mercado potencial para segunda vivienda más importante fuera de la Unión Americana.
 En particular, cabe esperar importantes inversiones en bienes raíces en
el nicho de segunda residencia y promoción de segmentos habitacionales de tipo fraccional o vacacional y turístico así como centros residenciales para la población de la tercera edad.
De acuerdo con la Asociación Nacional de Promotores Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés) los baby boomers son proporcionalmente más activos en el mercado de segunda vivienda, pues son propietarios del 57% de casas vacacionales o fraccionales y 58% de la propiedad en renta o alquiler.
Después de ser propietarios de su primera residencia, el 13% poseen tierra vacante adicional, 8% también tiene propiedad en alquiler, el 7% una vivienda para vacaciones o uso fraccional y el 2%  poseen inmuebles comerciales, según la NAR.
    Al respecto BBVA Bancomer añade que algunas características importantes en el mercado inmobiliario de segunda residencia son: primero, que la población tiende a habitar en lo general en zonas urbanas; segundo, que la expectativa de ocupación en su segunda vivienda es de 15 años; tercero, la rotación habitacional no se produce por cambios de empleo sino de estado civil y de salud; cuarto, el uso de la segunda vivienda es limitado,  la  mitad de los propietarios la habitan 2 semanas o menos al año y dos terceras partes la usan 4 semanas al año.
Por otra parte, su tendencia a la movilidad geográfica muestra que son relativamente indiferentes entre migrar a zonas metropolitanas u otro tipo de destinos. Esto se debe básicamente por haber habitado viviendas en suburbios de grandes ciudades por largos periodos de tiempo mientras que va disminuyendo el tamaño de la familia y las residencias pierden  funcionalidad.
En Estados Unidos, la  NAR estima que serán construidas  2 millones de segundas residencias en los próximos diez años. Según la Asociación de Banca Hipotecaria (MBA, por sus siglas en inglés), el valor promedio de la segunda residencia es de 197 mil 341 dólares, que son unidades con 13 años de antigüedad promedio.
GALIMATÍAS
    En México, los lugares con desarrollos inmobiliarios para retirados de origen estadounidense se ubican en: Sonora (Puerto Peñasco, Bahía de Kino y San Carlos); Guanajuato (San Miguel de Allende); Morelos (Cuernavaca); Guerrero (Taxco, Ixtapa); Colima (Colima); Jalisco (Ajijic, Chapala y Puerto Vallarta); Nayarit (Nuevo Vallarta y Punta Mita); Baja California Sur (La Paz, Los Cabos, Todos los Santos); Baja California (San Felipe, Rosario, Los Algodones); Sinaloa (Mazatlán).
    Otros lugares como: Cancún, Cozumel, Isla Mujeres en Quintana Roo; Pátzcuaro, Michoacán; Avándaro y Valle de Bravo en el Estado de México; y Jurica y Juriquilla en Querétaro; atraen a compradores estadounidenses tanto para inversión vacacional como para segunda residencia.
    La propiedad inmobiliaria es una pieza clave de los planes de retiro y jubilación en esta generación. Los bienes raíces continuarán siendo una oportunidad de inversión para los planes de pensiones mediante fondos inmobiliarios o inversión directa como parte de un portafolio diversificado de activos. Adicionalmente, tenemos que el 96% de la población cree que la tenencia de una vivienda es una buena inversión financiera.
A manera de conclusión, BBVA Bancomer enfatiza que: “Por su magnitud, nivel de riqueza, edad y grado de participación en el mercado inmobiliario, la generación de los baby boomers ofrece sin duda un potencial de mercado amplio para los desarrolladores de vivienda en México”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *