Home Espectáculos Causan polémica algunas escenas de la exitosa telenovela “Destilando Amor”
Espectáculos - September 27, 2007

Causan polémica algunas escenas de la exitosa telenovela “Destilando Amor”

Critican a la telenovela y otros
programas que por su gran difusión
pueden enviar un
mensaje equivocado
Foto: Sitio Oficial

Ciudad de México.- 27 de Septiembre del 2007.- Gaviota (Angélica Rivero), la estrella de la telenovela “Destilando Amor”, renuncia a su trabajo para complacer a Rodrigo (Eduardo Yánez), su prometido, quien se confiesa celoso de su jefe y se lo “sugiere” para “fraguar” su amor.

El episodio ilustra el momento en que, después de que el galán le hiciera la solicitud “por amor”, contra su voluntad, la atractiva protagonista redacta su renuncia, a pesar de que él ha intentado un “chantaje emocional” diciéndole que si no quiere hacerlo, no lo haga.

Es una de 415 escenas de la novela que concluyó hace 10 días con un altísimo rating (42.4 puntos), que, en opinión del Consejo Ciudadano por la Equidad de Género en los Medios de Comunicación, revela una forma de discriminación contra la mujer, común en las teleseries.

“Esta telenovela transmite una concepción idealizada del amor (…) que pone en desventaja a las mujeres, ya que presenta la violencia (psicológica) como natural”, según los resultados de un monitoreo que serán anunciados a la prensa la próxima semana.

En entrevista exclusiva con Notimex, Lourdes Barbosa, directora de “Mujeres en Frecuencia”, que promueve la equidad en los medios electrónicos, adelantó que la teleserie, que llegó a 86 de cada 100 hogares mexicanos, le restó importancia a las actitudes machistas.

“Los jaloneos, celos y prohibiciones” del hombre hacia la mujer, “hasta en la manera de vestir”, fueron minimizados en la telenovela, con la justificación que todo lo que hacen los hombres por ellas es “por amor” y por su “propio bien”, se queja la especialista.

El sondeo también registró que, en cada emisión de la denominada “Telenovela con Causa”, un “alto número de escenas” presentó a las mujeres como rivales e incapaces de llevar una relación fraterna, salvo cuando tenían los mismos intereses.

Así, el sondeo registró 128 ejemplos de violencia psicológica, incluyendo de tipo laboral, doméstico, económico o patrimonial, física, así como más de 60 escenas de rivalidad entre mujeres, 24 actos de discriminación por género y 13 por color.

El estudio -que incluye “Ventaneando”, un programa de la farándula, y que continuará con los noticiarios televisivos diarios más vistos- concluye que “Destilando Amor” mostró a las mujeres como víctimas de violencia física, psicológica, sexual y patrimonial.

Realizado entre el 26 de junio y el seis de agosto de este año, el análisis de la popular teleserie detectó escenas “que ridiculizan a las campesinas, de la tercera edad, así como a las amas de casa y a las mujeres de bajos recursos económicos”.

Para mostrar la frecuencia de esos actos discriminatorios, el Consejo utilizó los parámetros de la Ley Para el Acceso de las Mujeres a Una Vida Sin Violencia, un reglamento federal aprobado por el Senado en abril del año pasado, asegura la especialista.

Con respecto al monitoreo de “Ventaneando”, que aún no concluye, el análisis se enfoca en los comentarios “discriminatorios” de uno de los presentadores, Daniel Bisoño, contra las mujeres, así como en el contenido global del programa.

Y al parecer, Paty Chapoy, como conductora titular, no se salva. El discurso “discriminatorio” de “Ventaneando”, “tiene que ver con el estereotipo de la belleza”, que responde al patrón “de ser blanca, femenina, sumisa, súper buena y hablar bonito”, declara la experta.

La idea del sondeo es entregar “un reporte a las televisoras y a las empresas que están emitiendo esos mensajes”, así como hacer un llamado a la Secretaría de Gobernación como supervisora de los medios de Comunicación para que tome cartas en el asunto.

Un grupo de 12 ONGs -que, junto con “Mujeres en Frecuencia”, convocaron a principios de año al Consejo Ciudadano para realizar el monitoreo-, también busca que el Congreso incorpore las observaciones que arrojó el análisis en la discusión sobre la Ley de Radio y Televisión.

El Consejo prosigue con el estudio de posibles contenidos discriminatorios, en los noticiarios de Joaquín López Dóriga, de Televisa, y Javier Alatorre, de TV Azteca. Hasta ahora, han detectado que la fémina, aún la alta funcionaria, recibe menos espacio televisivo.

La idea es establecer “criterios firmes” para el seguimiento y supervisión de los “mensajes sexistas” que difunden medios de comunicación pues son “los principales socializadores de información” y reproducen la cultura de la discriminación de género.

“Sabemos que no es tarea fácil incidir en los medios masivos, siendo éstos una industria tan sólida y lejana a la opinión ciudadana”, pero es “un camino que se tiene que recorrer y hacer en un corto, mediano y largo plazo”, sentencia Barbosa.

Al citar una célebre frase de Emilio (El Tigre) Azcárraga (”la televisión le da al pueblo lo que el pueblo quiere”), la también comunicóloga sentencia: “este pueblo no es el mismo pueblo” de aquellos años, “ahora conoce mejor sus derechos y sabe exigirlos”. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *