Home Cine Las cintas “Kilómetro 31”, “El violín”, “Cañitas” y “Jok’el, La leyenda de La Llorona”, ahora en DVD
Cine - September 11, 2007

Las cintas “Kilómetro 31”, “El violín”, “Cañitas” y “Jok’el, La leyenda de La Llorona”, ahora en DVD

Una película muy premiada que
además obtuvo tres premios Ariel
de la Academia Mexicana de Artes
Foto: Cortesía Quality Films

Por Javier Pérez
Reportero Azteca 21

Ciudad de México.11 de septiembre de 2007. Da la impresión de que las distribuidoras de devedés han visto en los festejos patrios la oportunidad de lanzar al mercado casero algunas de las películas mexicanas que recientemente estuvieron en la cartelera comercial. Así es en el caso de Quality y en el de Distrimax (con el próximo estreno, en venta, de “Kilómetro 31”).

Kilómetro 31

No hay duda de que esta cinta, dirigida por Rigoberto Castañeda, encontró un nicho olvidado por la cinematografía nacional desde hace mucho tiempo: el cine de géneros y, especialmente, el de terror. Producida por Lemon Films, la película afianza a esta compañía como la voz cantante de lo que Jorge Ayala Blanco calificó como “la generación del cliché” al hablar de “Matando cabos”, primera aventura de la productora. La línea sigue siendo la misma: hacer un relato fílmico multirreferencial, sustentado en esta ocasión en una leyenda de hondo carácter nacional, la de La Llorona (en una lectura poco tradicional), y en una amalgama de elementos del cine de terror oriental reciente. La cinta, cuidada en su manufactura y apoyada en la creación de los efectos visuales por la compañía española Filmax, tuvo un costo de producción superior a los tres millones de dólares. La historia, situada en la ciudad de México en la época actual, sigue a Ágata y Catalina (ambas interpretadas por Iliana Fox), hermanas gemelas que tienen una conexión muy fuerte. Cuando la primera sufre un grave accidente en el kilómetro 31 de la carretera al Desierto de los Leones que la deja al borde de la muerte (atrapada, de acuerdo con el plot, entre el mundo de los vivos y el de los muertos), provocado por la fantasmal aparición de un niño, Catalina descubre, a través de mensajes oníricos, que su hermana necesita de su ayuda. Acompañada por Nuño (el español Adrià Collado) y el novio de Ágata, Omar (Raúl Méndez), se encuentra con un mundo y una historia a los que es difícil confrontar con la razón y la cordura.
A la venta y renta. Distribuye: Distrimax.

El violín
Si una película mexicana trascendió más allá de lo esperado, ésa fue “El violín”, debut en el largometraje de ficción del realizador Francisco Vargas haciéndola de hombre orquesta (dirigió, escribió, coprodujo y editó la cinta): recibió premios en los festivales de Cannes (Ángel Tavira, su senescente protagonista, como mejor actor), Cartagena y Gramado, y obtuvo tres premios Ariel de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas. Con una fotografía altamente contrastada en blanco y negro (cortesía de Martín Boege y Óscar Hijuelos), el filme de Vargas es contundente en sus atmósferas, en las que pondera la crueldad, la desolación y una infinita desigualdad entre el poder y los guerrilleros rebeldes: desde la cantina de mala muerte donde se esconde un cargamento de armas o la camioneta de redilas en que se transportan los protagonistas hasta la visión de un pequeño poblado serrano tomado y devastado por el ejército. La historia resulta sencilla, directa y bastante deudora de sus orígenes en un cortometraje homónimo del propio Vargas, pero resuelta a demostrar la desigualdad del combate de las esferas del poder a sus opositores más radicales. Don Plutarco (Ángel Tavira) queda a cargo de su nieto cuando su hijo Genaro (Gerardo Taracena), miembro de un grupo guerrillero mexicano, debe acelerar la movilización del grupo a su mando ante la toma de su poblado por un escuadrón militar. Plutarco, quien se ha movido a un refugio temporal en la sierra, cree que puede engañar a los soldados para recuperar las municiones escondidas y dejadas en el lugar. Para ello, les pide que lo dejen trabajar en su milpa, para lo cual entabla una relación amistosa con el capitán del campamento (Dagoberto Gama), quien se muestra interesadísimo en el violín y la música que interpreta su dueño, pero con oscuras intenciones detrás de la cordialidad ofrecida.
A la venta y renta. Distribuye Quality Films.

Cañitas
El aparente resurgimiento del cine de terror que vive la cinematografía mexicana encontró en “Cañitas” su segundo ejemplo. Basada en el libro del supuesto cazafantasmas Carlos Trejo, sobre un caso dado como verídico, el segundo largometraje de Julio César Estrada (su ópera prima, “Espinas”, acaba de ser estrenada) tuvo una manufactura casi artesanal que recordó a las terribles cintas del género cortesía de la dinastía Cardona. Esta historia de fantasmas y de una casa embrujada (con ouija incluida) careció de un nivel de producción aceptable que melló en la verosimilitud de su historia: una familia llega a su nueva casa pero pronto se enfrenta con una serie de situaciones sobrenaturales, por lo que recurre a la ayuda del susodicho cazafantasmas (interpretado por Armando Hernández).

Jok’el
La leyenda de La Llorona sirvió como base para la historia de esta cinta, que optó por los diálogos en inglés a pesar de ser una producción nacional ubicada (y filmada) en México. George (el actor de segunda Tom Parker) viaja a un pequeño poblado chiapaneco a ayudar a su madre (Dee Wallace) ante la noticia de la misteriosa desaparición de su media hermana. Sus pesquisas lo llevan a encontrarse con Carmen (Ana Patricia Rojo), quien investiga hechos similares. Juntos descubren que la leyenda de Jok’el no es tan fantástica como parece.
A la venta y renta. Distribuye Quality Films.

Comentarios a esta nota: javier.perez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *