Home Arte y Cultura “La Pintadera” pugna en Toluca por la creación de más espacios para el arte
Arte y Cultura - September 6, 2007

“La Pintadera” pugna en Toluca por la creación de más espacios para el arte

Estefanía, Alejandro Villalbazo y otros
dos miembros de 'La Pintadera'
Foto: Benjamín Solís/Azteca 21

Por Benjamín Solís
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 6 septiembre de 2007. “La Pintadera” es un taller artístico independiente que trabaja en la producción e investigación de la expresión gráfica en Toluca, es un grupo formado esencialmente por jóvenes artistas, algunos egresados con estudios superiores en las artes plásticas que han encontrado en esta agrupación un medio para realizar sus propuestas artísticas, intercambiar ideas, proyectos y constantemente seguir con la creación e impulso de esta manifestación artística en la capital mexiquense.

El taller tal vez es el único en su tipo en esta ciudad, tiene cinco años de haberse fundado y espera mantenerse en el camino de fomentar la expresión gráfica, una tarea nada fácil en una ciudad con carencias de lugares de exhibición, escasos apoyos de las autoridades culturales y, sobre todo, la ausencia de una cultura artística de la población; sin embargo, la agrupación no se da por vencida y no cesa de seguir en la lucha por la generación de más foros y la creación de nuevos públicos. Azteca 21 platicó con Alejandro Villalbazo,  fundador del grupo y actual coordinador, quien nos cuenta sobre los planes, las inquietudes, el burocratismo y desinterés de las autoridades para impulsar el trabajo de los artistas y de cómo el grupo tiene que ver hacia el extranjero para no desaparecer.

¿En qué consiste el taller de “La Pintadera”?

Bueno, desde un principio el proyecto se fundamentó en la difusión y la producción del arte impreso, de una propuesta joven, sobre todo de artistas emergentes de aquí de Toluca. Tenemos cinco años trabajando en esta ciudad y poco a poco se han sumado autores tanto de aquí, del DF, de Pachuca y un par de artistas de Costa Rica. Como te decía, el proyecto radica aquí, pero trata de mantener una conexión con todos aquellos interesados en el trabajo artístico del taller, que como bien sabes tiene mucho que ver  con la experimentación en los procesos de multiplicación del arte impreso.

¿Ustedes son el único taller colectivo que trabaja este tipo creación gráfica en Toluca?

En el arte impreso sí somos los únicos que estamos trabajando en Toluca, esto son técnicas en producción y multiplicación visual, en sí el taller está estructurado en varias áreas: una es la producción de arte impreso, esto de manera muy convencional, principalmente en técnicas de grabado, esto nos lleva hacia la generación de  grabados y carpetas; por otro lado tenemos una parte muy convencional del taller, que es el  laboratorio donde hacemos proyectos experimentales de intervención gráfica, por ejemplo, uno que estamos presentando en Pachuca sobre libro alternativo; otra área es sobre capacitación, que es la impartición de cursos, ésta es muy importante porque es la forma en que nosotros podemos captar y capacitar a jóvenes interesados —o a cualquier persona interesada en conocer— en profundizar los procesos de restauración o grabado. Finalmente a través de estos cursos es como nos vamos a la vez integrando a los procesos de difusión, que sería otra área del taller.

¿Quiénes lo forman?

Los cursos los imparte desde uno de los maestros del taller de aquí de Toluca o invitamos a alguien de fuera, algún autor del DF o de “La Pintadera” de Pachuca, que es una extensión de “La Pintadera” de Toluca; los cursos dependen de cuáles sean las necesidades o intereses de la gente, dependiendo de ello se busca el autor. Los participantes en un principio sólo eran jóvenes, pero ahora ya se están interesando artistas más consolidados en alguna disciplina que no necesariamente está vinculada al arte impreso, sino otras actividades artísticas, están, por ejemplo, la maestra Guadalupe Urrutia, escultora de Metepec, la maestra Maricarmen Castrejón, una pintora ya connotada; artistas del DF, invitados como el maestro Armando Gómez, el maestro José Luis Franco, Rafael Charco, él es un artista que acaba de obtener una beca de Sistema Nacional de Creadores; entonces, contamos con una gran cantidad de personas y autores que están colaborando, pero normalmente quien asiste a los cursos es el artista que ya tiene una formación y no cuenta con los implementos necesarios como para desarrollar su trabajo dentro de lo que es el arte impreso, porque bueno, en el grabado se requiere una serie de instrumentos de herramientas muy específicas y algunas de ellas muy costosas para su adquisición, entonces no cualquiera puede tener un espacio para desarrollar este tipo de trabajo.

¿Resulta fácil hacer una presentación aquí en Toluca?

En general los espacios de aquí de Toluca son de carácter institucional, no hay espacios  privados, casi no hay galerías, a duras penas sólo hay un par de galerías, hay una nueva que está tratando de involucrar a los artistas locales, pero en su mayoría los foros son institucionales, y si acudimos a ellos se tienen que trabajar con mucha antelación los proyectos y todavía solicitar los espacios con mucho, mucho tiempo de anticipación para que se pueda exhibir, y esto tiene que ver con que tu trabajo esté validado por una trayectoria. Ahora bien, hacer una exhibición como grupo artístico, definitivamente de ninguna manera es fácil, al contrario, hay mucha desconfianza hacia las propuestas jóvenes, hacia las propuestas experimentales o novedosas y en ese sentido no resulta fácil, nosotros hemos corrido con la ventaja de estructurar nuestro trabajo con un carácter formal muy bien hecho, eso creo que nos ha podido brindar en algún momento la apertura hacia ciertos espacios, pero definitivamente no es nada sencillo, y sobre todo te digo que a eso hay que sumarle esa gran desconfianza por parte de las instituciones hacia estas propuestas de carácter experimental, pero bueno, poco a poco se va abriendo el campo.

¿Crees que a mediano plazo puedan surgir aquí en Toluca más talleres como el suyo, cómo ves el futuro inmediato?

Creo que a mediano o largo plazo, en nuestro caso, la experiencia nos dice que es muy caro mantener un proyecto así, muchas veces tenemos que aportar de nuestra bolsa, no es un proyecto autosuficiente, sino que, bueno, es a partir de la voluntad de individuos, autores, artistas que están interesados en fomentar este tipo de expresión, pero si no hay una apertura por parte de las instituciones o de la iniciativa privada para sostener de manera complementaria este tipo de propuestas, entonces yo sí creo que el panorama a futuro es gris, es muy difícil. La situación que tenemos es que nosotros no nos queda otra más que acercarnos hacia la representación de carácter internacional y tratar entonces de sacar la propuesta fuera del país, donde, claro, hay más ventajas, por ejemplo, en cuanto a la aceptación de este tipo de propuestas, son más recibidas en el extranjero, creo que eso es lo que va a determinar en el fututo mucho del quehacer del trabajo de los grupos o de los artistas: que llega un momento de decir que si aquí la cosa no funciona tienes que buscar un lugar donde sí lo haga. Por ejemplo, por ahora, estamos impulsando un trabajo en Canadá. Yo mismo llevo dos años en una exposición colectiva, itinerante, que va recorriendo algunas ciudades de Estados Unidos. Hay que elegir, buscar opciones en las grandes ciudades como el DF, donde hay una competencia muy fuerte, o en el extranjero, que en nuestro caso es hacia donde nos estamos orillando, Europa sobre todo, parte de Centroamérica, en Estados Unidos, aunque es un mercado mucho más difícil, pues se requiere otra dinámica.

Bueno, gracias por tus comentarios.

Al contrario, gracias a ti.

Y antes de terminar, reunimos el testimonio breve de tres jóvenes artistas del taller “La Pintadera”, para que compartieran su opinión con nosotros. Estefanía, artista gráfica: “De “La Pintadera” como grupo independiente yo tengo la expectativa en que la gente interesada se integre con nosotros, no es necesario que tengan muchos conocimientos, es un espacio para todo el público, sólo que tengan interés y aquí pueden venir y experimentar muchas cosas interesantes. Ya ha salido gente que trabajó con nosotros, y, repito, a pesar de que han venido personas sin ninguna experiencia han podido realizar cosas distintas que tienen que ver consigo, con vivencias más del ser humano, ¿no? Yo invito a la gente a que se acerque aquí, hay alternativas para solucionar de manera concreta sus inquietudes como autores o personas que simplemente tengan el interés de crear”.

Jesús, artista gráfico: “Hace cinco años que conozco el proyecto, ahora ya me integré a él, es interesante porque creo que el arte genera identidad y eso es lo que me parece muy importante dentro de este proyecto”.

Florencia Alva, grabadora y artista plástica: “Bueno yo no soy precisamente parte de “La Pintadera”, aunque me integro en algunos proyectos; a mí me parece una propuesta tanto difícil como interesante, los cinco años han sido muy difíciles porque en Toluca no hay un público que esté interesado por la imagen, se está empezando a formar público y espacios, tenemos mucha perseverancia en cuanto a decir que queremos el espacio de “La Pintadera” e impulsarlo, pero no deja de ser difícil, pero en este tiempo también tenemos proyectos mucho más maduros y la gente  poco a poco nos va conociendo”.

Para mayores informes sobre el trabajo y los cursos de “La Pintadera”, se puede poner en contacto con Alejandro Villalbazo en el correo electrónico tallerlapintadera@yahoo.com.mx.

Comentarios a esta nota: benjamin.solis@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *