Home Por la Espiral Los motores del PIB en México
Por la Espiral - August 28, 2007

Los motores del PIB en México

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Los motores del PIB en México
-Entre 3% y 3.4% para este año
-Construcción, servicios, transportes

Crecimiento y empleo son dos variables relevantes para tomar en cuenta ante cualquier evaluación preliminar acerca del desempeño de un gobernante y de su equipo.
    Los instrumentos más inmediatos son las políticas públicas y la coordinación de éstas entre las dependencias, órganos, organismos e institutos.
    Si bien, en la presente administración que encabeza el presidente Felipe Calderón, no ha existido un viraje económico sino la continuidad de un modelo abierto, volcado hacia el exterior y ligado de forma consustancial hacia la economía estadounidense, es difícil que pueda alterarse la ruta del crecimiento hacia afuera por lo que, en consiguiente, tienen que estructurarse estrategias de competitividad en todos los sectores y ámbitos para permitir al país ser un jugador relevante en la cancha internacional.
    En este sentido cada sexenio, año con año, el crecimiento y el empleo sufren los costos de no tener una política competitiva ni con visión de largo plazo ni muchos menos de mercados, socios y clientes diversificados. Ambas variables se comportan de forma errática, hay una incapacidad para aprovechar las divisas externas captadas por distintas áreas para meterlas de lleno al acelerador del crecimiento vía la inversión de bienes de capital, la adquisición de nuevas tecnologías, el fomento del I+D; la capacitación y tecnificación laboral, la reintegración de la investigación científica y tecnológica al campo de la producción industrial; la protección de marcas, registros y patentes.
    El meollo es que en todo lo  que acabo de mencionar estamos faltos de compromiso para hacerlo, son  ingredientes fundamentales para que una economía pueda, junto con una política fiscal y monetaria adecuada, cumplir crecimientos anuales sostenidos.
    Y mientras que no se logre, seguiremos dando tumbos, un año creciendo por arriba del 4% y el siguiente al 1% o cayendo, con el detrimento de que ninguna política laboral puede tampoco tener éxito con tales subibajas.
    Desde el 2000 el crecimiento ha registrado el siguiente comportamiento: PIB año 2000 cerró con un 6.6% después de un sexenio desastroso con el presidente Ernesto Zedillo; a partir del “cambio” en el 2001 el PIB bajó 0.16%; en 2002 se recuperó a 0.83%;  2003 subió 1.41%; 2004 a 4.12%; 2005 el PIB finalizó en 2.80%; 2006 en 4.77 por ciento.
    Los pronósticos para el 2007 divergen entre un 3% a un 3.40 por ciento.  
Las autoridades de la Secretaría de Hacienda informaron que,  de enero a julio, surgieron 518 mil nuevos empleos según el número de asegurados en el IMSS, que alcanzó los 14.6 millones de personas.
    Esto es resultado de un menor ritmo en el acelerador económico, esta cifra del IMSS, es inferior a los 602 mil empleos creados en el mismo periodo del año pasado.
A COLACIÓN
    En el segundo trimestre del 2007, el PIB creció 2.8% a tasa real anual, en línea con la estimación del mercado y quedando por arriba del crecimiento del trimestre previo (2.6%).
    Los tres grandes sectores se expandieron anualmente de la siguiente forma: servicios 3.7%, industria 0.8% y el sector agropecuario 3.8%, todos por encima del alza registrada el trimestre anterior.
    Al respecto, Estudios Económicos y Planeación Estratégica, de Scotiabank Inverlat señala que pueden darse perspectivas favorables para el desempeño de la economía durante el segundo semestre.
    “El principal sector de la economía, los servicios, que agrupan al 66% del PIB, continúan reportando sólidos avances, de alrededor de 4 por ciento. Al interior de los servicios sobresale el favorable desempeño que mantienen las actividades relacionadas con la demanda interna”.
El sector industrial, aunque lento, permanece dentro de un modesto proceso de recuperación, en línea con el crecimiento de su contraparte en Estados Unidos.
Para Scotiabank Inverlat “con todo, mantenemos nuestra estimación de una mejora paulatina en el dinamismo económico en la segunda parte del año, para conseguir un crecimiento anual ligeramente superior al 3% en el PIB total del 2007”.
Por su parte, Ixe Grupo Financiero, comenta que la  economía mexicana sigue mostrando ligeras señales de recuperación: “Esta recuperación es más lenta y difícil a lo originalmente estimado. Así, las ventas al menudeo reportadas al mes de junio crecieron a una tasa anual de 3.6%, una buena cifra si se toma en cuenta la difícil base de comparación con respecto al año pasado”.
El grupo estima que el PIB crecerá 3.3% en términos anuales durante todo 2007.
En este sentido, Banamex y Estudios Económicos, añaden que las cifras de actividad productiva indican el inicio de la  recuperación durante el segundo trimestre, aunque a un ritmo moderado.
“Consideramos que se debe a una mejoría gradual en las fuentes de demanda tanto externa cuanto interna. Por el lado de la oferta, el sector servicios mantiene un ritmo de expansión razonable, luego de su desaceleración en la segunda mitad del 2006 y principios de este año, y sus resultados han compensado parcialmente por el modesto avance de la actividad industrial”.
    Banamex reitera su expectativa de un crecimiento del PIB de 3.1% en el segundo trimestre del año y de 3.4% para todo el 2007.
GALIMATÍAS
El crecimiento anual promedio en la industria durante el segundo trimestre del 2007 fue de 0.8%, marginalmente mejor al 0.5% registrado en el primer trimestre del año,  lo que  indica que si bien continúa el proceso de recuperación industrial, éste es lento.
El principal componente industrial, las manufacturas, continúa registrando un desempeño a tasa anual poco favorable, pues en promedio aumentó 0.5%, de abril a junio.
En el mismo sentido, el segundo componente industrial en términos de valor de la producción, la construcción, permanece con resultados muy por debajo de los del año pasado, al aumentar anualmente en promedio 1.2% en el lapso señalado.
En la medida en que comiencen a aplicarse los gastos programáticos para construcción de infraestructura, obras, vías y carreteras, la industria de la construcción retomará promedios de crecimiento del 5% lo que a su vez redundará en beneficios para muchos otros subsectores y microsectores ligados a esta industria.
La  minería y la electricidad, gas y agua se mantienen por debajo del dinamismo del año anterior, pero los avances son positivos.
Desde luego que la recuperación industrial de Estados Unidos seguirá guiando de la mano el ritmo de la producción manufacturera en México así como de la industria maquiladora.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *