Home Arte y Cultura Museo del Templo Mayor exhibe la obra del artista plástico Alberto Bellon
Arte y Cultura - August 21, 2007

Museo del Templo Mayor exhibe la obra del artista plástico Alberto Bellon

En su obra, el artista ofrece un
irreverente recorrido visual que
pretende rescatar el pasado
de la antigua Tenochtitlan
Foto: Cortesía Héctor Montaño/INAH

Ciudad de México.- 21 de Agosto del 2007.- (CONACULTA) Visita Guiada es el nombre de la exposición que se exhibe actualmente en el Museo del Templo Mayor sobre la obra del artista plástico Alberto Bellon. Con un recorrido a través de la obra, el artista guía al visitante para redescubrir las maravillas que encierran el Templo Mayor y la ciudad de México.

En el marco del festejo de sus 40 años como pintor, Bellon se encarga de recuperar por medio de 30 piezas esa parte de la ciudad que no se suele apreciar: los distintos rituales que se realizan cotidiana y mecánicamente, a los que otorgamos poca importancia, pero esenciales para sobrevivir en ella.

La muestra, conformada por cuatro óleos sobre fibracel, seis collages, 10 dibujos a tinta sobre papel y 10 fotografías, pretende transmitir al visitante la visión que tuvo el artista de los lugares que plasmó. En esta ocasión exhibe por vez primera su trabajo fotográfico.  

“En mi obra ha cambiado el aspecto formal, es en el fondo donde se encuentra más el estilo”, comentó el autor, sin embargo existen otras constantes en su trabajo como la sátira, la denuncia, el humor negro y el erotismo, el “estilo Bellon”, como lo llama.

Nacido en la ciudad de México en 1952, Bellon comienza a pintar de manera autodidacta en 1967 y para 1970 ingresa al taller del maestro Manuel Guillén. Incursiona también en la música pero antes que nada, se autodefine como pintor, disciplina que lo apasiona y lo divierte.

Testigo de los cambios sufridos en la ciudad, amante de la misma y en perpetuo proceso de conocerla, Bellon retrata en su obra el paisaje urbano desde una óptica irreverente, pasando por el ritual de abordar el metro hasta el Chac Mool vestido a la moda y con reproductor de música en mano, óleo de 60 por 80 centímetros, en el cual desborda sus creencias y su propia filosofía de la vida. En esta pieza hace una denuncia de la “penetración cultural tan brutal, en la que hasta Chac Mool podría traer estos implementos tecnológicos.”

La irreverencia comienza con él mismo, en hacer de la tragedia una carcajada: “con todo el estrés que te genera salir de tu casa y no saber si vas a regresar y si lo haces, en qué condiciones”, Alberto Bellon recomienda usar la risa como la mejor arma para defenderte del caos citadino.

Entre sus influencias principales están las distintas vertientes arquitectónicas que lo han rodeado desde su infancia como el art noveau de la colonia Juárez y el art decó de la Condesa, y la música, que siempre lo acompaña al realizar su obra, desde de la clásica hasta la electrónica. “Lo mismo escucho a Vivaldi que un buen ‘punchis punchis’, pero nunca cambiaré a Vivaldi aunque sea un buen ‘punchis punchis’”, comentó el desenfadado autor a manera de crítica a toda esta vertiente moderna que él llama “nada más lo de hoy sirve por que lo de anoche ya es viejo”.

El gran reto de esta exposición para el artista fue ejecutar “un cuadro de ocho módulos sin tener oportunidad de verlo completo”, ya que en su estudio no pudo crearlo de una sola pieza por razones de espacio, lo que no sucede en un lugar con dimensiones mayores como es el museo, donde al ver armados estos módulos, causó una grata impresión al autor.

En la presentación de su obra, Alberto Bellon llamó al Templo Mayor el “corazón de la patria, no del país, sino de la Patria Mexicana”, y el hecho de poder presentar su obra en ese lugar, que para él es muy importante, le resulta una fiesta. “La ciudad de México es mi ciudad, yo nací aquí, entonces es mi tema… una gran pasión, una fuente que todo el tiempo ofrece material por descubrir."

Ajeno a las vanguardias tecnológicas, Alberto Bellon adelanta su nuevo proyecto: Anacronismos de archirecontratransvanguardia, conformado por bodegones, pintados en su muy particular estilo, en donde critica a todos esos personajes que de forma irónica llama prepostmodernistas, para los que “sólo lo de hoy vale”.

La exposición Visita guiada permanecerá abierta al público hasta finales del mes de septiembre en el Museo del Templo Mayor, ubicado en la calle Seminario número 8, Centro Histórico. Mayores informes a los teléfonos 5542-0606 y 5542-4784, y en la página electrónica www.templomayor.inah.gob.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *