Home Música Don Heliodoro Copado y “Los Camperos de Valles” en un CD de colección, “The Muse”
Música - July 26, 2007

Don Heliodoro Copado y “Los Camperos de Valles” en un CD de colección, “The Muse”

La unión de tres muy buenos músicos
y un trovador legendarios no podía
dar como resultado más que un disco
compacto solo para conocedores
Foto: Cortesía Discos Corasón

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 26 de julio de 2007. Quizás una manera de evadir la muerte definitiva –el no ser, el no estar– sea permanecer en el recuerdo, en la memoria de las personas por las obras o hechos realizados. En este sentido, Don Heliodoro Copado no morirá nunca, pues su manera de tocar el violín cautivó a todos los amantes de la música huasteca que tuvieron la fortuna de verlo tocar. Desde antes de su muerte, acaecida en Ciudad Valles, San Luis Potosí, el 7 de julio de este año, su fama y gloria como violinista recorren todos los lugares de la Huasteca e incluso allende las fronteras.

Ahora, mientras se realiza la primera jornada del XII Festival de la Huasteca en Huauchinango, Puebla, y los muchos huastecos que lo admiran se aprestan a rendirle homenaje por cuenta propia, ya que los organizadores del Festival no anunciaron ninguna actividad específica en el programa oficial, a no ser el respectivo minuto de silencio, yo quiero contribuir con unas líneas a honrar a ese músico que hacía sonar a su violín de una manera, amén de cierto grado de virtuosismo, plena de sentimiento y conocimiento de las posibilidades expresivas de SU instrumento, como si éste fuera parte de sí mismo, la voz de su corazón, las palabras que le daban sentido a su existencia. Músico y violín uno mismo, savia transmutada en sentimiento y música huastecos. Éste, a mi parecer, era el arte de Don Heliodoro Copado.

Hace 12 años, Discos Corasón editó “The Muse” (México, 1995), en el que “Los Camperos de Valles” –Copado, Marcos Hernández y Gregorio Solano– interpretan música de sones huastecos con versos de Serapio “El Güero” Nieto. La unión de tres muy buenos músicos y un trovador legendarios no podía dar como resultado más que un disco compacto de colección. Esto no es retórico: hay que escuchar –ver– cómo brillan los colores y cómo ascienden al éter los efluvios del violín de Don Heliodoro, cómo, literalmente, saca chispas de emoción, cómo las notas se transforman en sensaciones, paisajes, onomatopeyas y arabescos, según el son que toquen, aunado lo anterior al magnífico acoplamiento de las voces e instrumentos de Marcos en la quinta huapanguera y Goyo en la jarana.

Los trece temas que integran “The Muse” –yo interpretaría “La musa”, en español, es decir, Calíope, la musa griega de la poesía, lo que, infiero, significa un tributo a la inspiración de Serapio “El Güero” Nieto, autor de todas letras de este disco– son “La petenera” (La vuelta al reino extranjero), “La viuda” (El enfermo y el doctor I), “El borracho” (El enfermo y el doctor II), “El sombrerito” (El enfermo y el doctor III), “El sacamandú” (Honor de Tamaulipas a las Tres Huastecas), “La presumida” (Los brincos de la mujer), “La pasión” (San Luis con sus diez vecinos), “La guasanga” (Etapas de la vida I), “El aguanieve” (Etapas de la vida II), “El gustito” (Etapas de la vida III), “El perdiguero” (Las mentiras de Juan Pérez), “El taconcito” (Las Tres Huastecas) y “El gusto” (El talegón).

Por último, en esta producción discográfica se incluye un cuadernillo con un texto de Mary Farquharson denominado “La trova huasteca de ‘El Güero’ Nieto” sobre la génesis de “The Muse” y datos sobre “El Gúero” Nieto y los propios Camperos, así como la letra de todas las canciones, en español e inglés. Así, pues, ¡viva don Heliodoro Copado Ramírez!

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *