Home Arte y Cultura Histórico encuentro de Ernesto Cardenal y el subcomandante Marcos en México
Arte y Cultura - June 7, 2007

Histórico encuentro de Ernesto Cardenal y el subcomandante Marcos en México

En el homenaje al poeta Ernesto
Cardenal en Hermosillo se apareció
Marcos y su inseparable capucha
Foto: Cortesía Pina Saucedo

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 6 de junio de 2007. El pasado viernes 1, se produjo en Hermosillo, Sonora, un histórico encuentro entre el poeta nicaragüense Ernesto Cardenal y el subcomandante Marcos, durante la mesa de lectura en la que participaron dentro de las actividades del XII Encuentro Hispanoamericano de Escritores “Horas de junio”, celebrado en la capital sonorense y en Guaymas, del 29 de mayo al 2 de junio.

De acuerdo con información de Josefina Isabel Saucedo, Marcos le entregó al sacerdote centroamericano dos rosas blancas como símbolo de amistad y en alusión al poema del cubano José Martí. “La revolución sigue, pues todavía no se acaba”, expresó Cardenal en respuesta.

Ante un público entusiasta que abarrotó el Auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia, el subcomandante Marcos inició su participación con la lectura del poema martiano: “Cultivo una rosa blanca/ en junio como en enero/ para el amigo sincero/ que me da su mano franca”.

A su vez, el monje de Solentiname, su experimento espiritual de vida contemplativa y liberación, después de agradecer el gesto de amistad del dirigente del EZLN, señaló que las raíces del zapatismo tuvieron un origen realmente íntegro, pues Emiliano Zapata no quería nada de partidos políticos ni una presidencia, como lo hizo Augusto César Sandino en su país. A continuación, leyó varios de sus poemas, que dedicó a Marcos.

La escritora mexicana Lina Zerón, quien fungió como moderadora de la mesa de lectura 30, en la que convergieron Cardenal y Marcos, dijo que “los hombres humildes son como gotas de agua que horadan la piedra dura, crean cauces por donde circula la savia nueva, la savia pura que revigoriza y nutre y da esplendor a la tierra”.

Además, indicó que Cardenal ha contribuido al enriquecimiento del ser humano y a la expansión de su libertad de pensamiento. “El ejemplo de su vida sigue siendo el aliento de centenares de idealistas utópicos, quienes creemos que las gestas continúan y la lucha recién comienza”, afirmó.

“La poesía recurre a las entrañas del hombre, que es la casa más digna que puede tener Dios, porque ahí vive el poeta, mirando el mundo por una estrecha ventana circundada de problemas, muerte, enfermedades y contiendas. ¡Cuántos caminos ha enseñado la poesía al hombre! ¡Cuántos senderos nos has mostrado tú!”, concluyó Zerón, luego de agradecer al poeta y sacerdote jesuita su presencia y las palabras luminosas y amorosas que ha esparcido por el mundo.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros de poesía en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *