Home Por la Espiral Chapuzón en aguas negras
Por la Espiral - June 5, 2007

Chapuzón en aguas negras

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Chapuzón en aguas negras
-SECTUR y SEMARNAT: desafíos
-UE suspende calidad en 14 playas

México a pesar del NAFTA-TLCAN permanece en pañales en los procesos de integración y, a diferencia de la Unión Europea (UE), tiene un compromiso muy escaso entre Estados Unidos, México y Canadá por reducir la contaminación en el renglón de las playas.
    Ya viene el verano, amigo lector, ¿acaso tiene idea  de cuáles son las playas más contaminadas? Éstas se localizan en Veracruz, Guerrero y Jalisco, principalmente.
    Tampoco se salva Oaxaca, aunque persiste la acción decidida de la ciudadanía, grupos y asociaciones civiles destinada a la rehabilitación de las playas para limpiar el entorno y salvar las playas de la basura.
    Desde 2005, la  Secretaría de Turismo, del gobierno del Estado de Oaxaca, a través de la Delegación Regional en el Istmo de Tehuantepec,  inició el programa "Playas Limpias".  La intención es aplicar el  ejemplo de limpieza implementada en la Bahía de Huatulco.
    México, privilegiado en mares y litorales, permite la contaminación en sus hermosas playas derivada de la  pésima planeación urbanística con impacto ambiental. A lo largo de los años, los gobiernos en cuestión han permitido que cientos de grupos de la iniciativa privada, al ritmo constante y sonante del dinero, compren playas, las privaticen, construyan mega-desarrollos carentes de todo tipo de respeto por el entorno.
    Con un grado de conciencia, los propios turistas deberían censurar a tal o cual hotel que tenga  desagüe al mar, es escatológico imaginar siquiera a los propios bañistas conviviendo en la playa del hotel con los restos del drenaje vertido al mar.
    Lo que sé, es que playas tan lindas, son ahora zonas prohibidas para nadar y no precisamente por los tiburones. El problema es que si áreas como las de Cancún, Playa del Carmen, Cozumel e Islas Mujeres y las playas de Baja California Norte y Sur son descuidadas en su infraestructura urbanística y hotelera,  entonces en el futuro próximo padecerán la misma problemática que Acapulco.
A COLACIÓN
    Las playas están contaminadas por las aguas residuales, heces fecales y  el chapopote de las plantas petroleras en alta mar. ¿Cómo no queremos que la naturaleza cobre a la humanidad lo mal que la ha tratado?.
    En México, desde hace algunos años, la Secretaría de Turismo (Sectur) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) implementaron un programa para promover el  saneamiento de las playas y de las cuencas, subcuencas, barrancas, acuíferos y cuerpos receptores de agua asociados a las mismas; así como prevenir y corregir la contaminación para proteger y preservar los mares,  respetando la ecología nativa.
    Asimismo fue elaborado el Manual de Organización y Operación de los Comités de Playas Limpias de México, quedaron instalados  27 comités coordinados en su mayoría por los presidentes municipales, o su representante, con la participación de los delegados de las Secretarías involucradas con el tema.
    De la realidad a la práctica, en algunas  playas los niveles de contaminación son alarmantes deberían existir las señalizaciones correspondientes.
    Por ejemplo, la Semarnat y la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) señalan que  la playa más contaminada  es la de José Martí, en Veracruz,  con 24 mil 192 enterococos por cada 100 mililitros de agua.
    En Caletilla, Guerrero, se localizaron nueve mil 736 enterococos por cada 100 mililitros de agua, y en la playa de Boca de Tomatlán, en Jalisco, se registraron 808 de estas bacterias, según el reporte de la Semarnat.
    La  Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el nivel óptimo recomendable es de 500 enterococos por cada 100 mililitros de agua.
En consecuencia, la Semarnat destacó que las playas incluidas en este primer reporte como las más contaminadas, pertenecen a los estados de Veracruz, Jalisco, Guerrero y Nayarit.
SERPIENTES Y ESCALERAS
    La contaminación no es exclusiva de las playas mexicanas, las europeas tienen lo suyo y propiamente las españolas.
    La semana pasada, la Unión Europea suspendió  la calidad del agua de 14 playas españolas.     Asturias, Cantabria, País Vasco, Andalucía, Baleares y Canarias son las comunidades en las que aparece una zona de baño prohibida por los bajos criterios de calidad.
    El año pasado, un 98.9% de las aguas de las playas españolas lograron los criterios de calidad que exige la UE.
    De esta forma, un total  de 499 playas y 77 puertos españoles contarán en el próximo verano con banderas azules que los hace óptimos para el nado de los paseantes por contar con  la calidad del agua, accesibilidad de servicios sanitarios y de salvamento.
    En toda la UE, el 96.1% de las playas y el 88.6% de ríos y lagos cumplen con los criterios de calidad.
    La unión certifica qué playas pueden ser visitadas y aptas para los bañistas en todos los países miembros de la zona comunitaria. Así, este año, dos de cada diez playas y puertos con bandera azul (aptos) se encuentran en España.
    Aunque el balance es bueno sobre la calidad de las aguas de baño españolas, nuevamente Baleares, Cádiz y Granada destacaron como las zonas más contaminadas. La UE las ha emplazado a tomar acciones rápidas y decididas para frenar los vertidos.
Regresando del otro lado del Atlántico, en México  la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Turismo (SECTUR)  poco mencionan las sanciones, si es que éstas existen, para las cadenas hoteleras contaminantes que vierten al mar los desechos fecales e industriales. Hay un reglón de omisión al respecto, no se sabe qué hacen dichas dependencias al respecto de hoteles que tienen desde 1950 construidos  en la famosa costera de Acapulco y cuyo drenaje circula hacia el  mar.
    Desconocemos las acciones de Semarnat y Sectur por limpiar las playas de Campeche y Tampico de las natas de grasa, aceite y petróleo flotando en el agua por la producción petrolera.  
La poca incidencia de una política efectiva para proteger y cambiar la contaminación en las playas, hará de éstas  un chapuzón virtual para las generaciones futuras; y es muy lamentable que leamos acerca de la constante proliferación de licencias para constructores nacionales y primordialmente extranjeros para implementar mega-desarrollos, tan espectaculares.
El Gobierno Federal debe tener la sensibilidad de explicarle a la gente los parámetros ambientales para los grupos inmobiliarios, nacionales y extranjeros; y actuar con sanciones a los infractores por medio de Hacienda. Es loable crear un grupo de arquitectos asesores  en la construcción sustentable en playas, bahías, islas o cuencas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *