Home Melquisedec Opina LOS SUBSÍDIOS DE LOS EUA A LOS BIOCOMBUSTIBLES
Melquisedec Opina - June 4, 2007

LOS SUBSÍDIOS DE LOS EUA A LOS BIOCOMBUSTIBLES

LOS SUBSÍDIOS DE LOS EUA A LOS BIOCOMBUSTIBLES

Melquisedec Nascimiento
Rio de janeiro, Brasil

En los dias 28 y 29 de mayo de 2007, el The New York Time publicó dos artículos sobre biocombustible para alertar sobre los riesgos economicos para Brasil y en el medio ambiente. La primera tenía el titulo de «¿Con la ayuda del gobierno el etanol puede convertirse en la próxima Internet?» Eso demuestra la deficiencia que tiene en la industria de los biocombustibles estadounidense y que es un peligro para Brasil. La segunda matéria es sobre «Los Productores de biodiesel buscan oportunidad en Nueva York», en la cual lo colocan como la nueva corrida hacia el oro, en este caso para producir biocombustible, lo cual podrá traer problemas ambientales a un nivel incalculable.

El gobierno estadounidense enterado que, la mayor produtividad del etanol brasileño es fabricado a partir de la caña de azúcar distinto del etanol producido en los E.U.A. que es hecho de maíz, ofrece un crédito fiscal de 51 centavos del dólar por un galón (o sea, 13,5 centavos del dólar por litro) a los productores y mantienen el precio de 54 centavos del dólar por galón (14,4 centavos del dólar por litro) sobre el etanol importado del Brasil. Esta medida extremamente anticapitalista señala que ellos desean vencer la guerra comercial con  Brasil sin importarse con los medios que utilizaran para concretizar esa finalidad.

La Asociación de los Combustibles Renovables de los E.U.A., es una asociación comercial de la industria del etanol que tiene su sede en Washington, afirma que los 85 proyectos relativos a la produción del etanol que ahora están siendo construidos, doblarán la capacidad existente de seis millardos de gallones (22,7 millardos de litros) por año hasta el termino de 2008. Muchos de los inversionistas que en el pasado financiaron las empresas de internet con sede en la California ahora están financiando los promisores proyectos californianos de energia alternativa. El articulo sobre el etanol añade que «existe un gran  boom en los sectores de energia alternativa renovable y de nuevas tecnologias, eso no existiria si no fuese uma mezcla de estimulos, regulamentaciones, subsidios y otros componentes del género» según Daniel Yergin, Presidente de la Cambrigde Energy Research Asociates. Ese es el capitalismo que los EUA practican, cuya defensa es garantida por los miembros de la elites latinoamericanas. Un otro especialista afirma que «Mi  opinión es que, el apoyo gubernamental al etanol es similar a la electrificación rural de los EUA y al auxilio a la construcción de las vias ferreas transcontinentales, ambos proyectos que contarán con el apoyo gubernamental”, dice Matt Hartwig, Director de Comunicación de la Asociación de los Combustibles Renovables. Los resultados de la voracidad de los capitalistas estadunidenses, que son grandes socialistas de los riesgos, comparten con toda la populación, pero no comparten los elevados lucros, son gravisimas distorciones en el mercado competitivo que alcanzarán directamente al Brasil, victima de una competición injusta, que también afecta a toda la población del mundo. Un recién informe de la Barclays Capital, sugiere que el arranque para la apropiación de los biocombustibles está haciendo con que las compañías dejen para más tarde la construcción de nuevas unidades refinadoras del petróleo. La falta de capacidad extra para la refinación es un dos factores responsables por el aumento del precio de la gasolina.

El segundo artículo, sobre el biodiesel, informa que en Nueva York, un terminal de combustible abrigará próximamente una de las mayores plantas productoras de biodiesel de los E.U.A. La dueña del terminal es la Metro Fuel Oil Corporation y esta aguardando la aprobación por parte de la ciudad para llegar a producir 415 millones de litros de combustibles por año a partir aceites vegetales. La producción representaria más de 40 % del biodiesel producido en el pais en el año pasado. Las primeras centrales de biodiesel de Nueva York se suman a una industria que está concentrada en el Sur y Centroeste. Estos cambios por los biocombustibles están ocasionando algunas preocupaciones, que al buscarse combustibles altenativos, caso no seán administrados cuidadosamente, podrán ocasionar consecuencias no deseadas como la deforestación y la alta de los precios de la alimentación debido a la corrida para convertir más tierra para la producción de materia prima para combustibles, según la materia en comento. Con planos para las industrias en Nueva York en curso y otras surgiendo o siendo planeadas en Nueva Jersey, en el Estado de Washigton y en otros sítios, la producción de biodiesel podrá llegar a 6,4 millardos de litros en el próximo año, comparando a los 945 millones de litros en 2006, segundo el Consejo Nacional Estadounidense de Biodiesel.

A pesar del biodiesel ser utilizado principalmente en el transporte, Paul Nazarro, un consultor, citado anteriormente, considera la calefacción doméstica como el proximo sector de grande crecimiento, particularmente en ele Noreste, dónde el aceite para calefacción viene perdiendo los consumidores para el gas natural hace décadas. En el año pasado, los legisladores en Albany, por ejemplo, aprobaran un incentivo fiscal donde las personas reciben 20 centavos por galón (3,785 litros) si ellos mezclasen biodiesel al óleo de calefacción domestica en sus hornallas. Pero de conformidad con el crecimiento del mercado para el biodiesel, algunos analistas del sector dicen que existen revezes potenciales. Los ambientalistas advierten que las forestas están siendo tumbadas, eso también pasa con Brasil, Indonesia y Malásia, con el objetivo de abrir tierras para plantar con la finalidad de producir aceites de palma, utilizados en el biodiesel y de la caña de azúcar usada en el etanol. Hay también una preocupación cuanto a los productores rurales, que estos puedan disponibilizar más tierras para materias primas y para los combustibles y menos para los alimentos, personas y para el ganado, elevando así el precio de la carne y de los productos agrícolas.

Para concluir el artículo, el The New York Times cita la señora Janet Larsen, Directora de Investigación del Earth Polcy Institute, que es un grupo de ambientalistas, quien dijo que la cuantidad de granos sufcientes para llenar un tanque de 95 litros de un carro deportivo con etanol podría a alimentar una persona por un año. «Transformar las plantaciones de alimentos en plantaciones de combustibles no tiene sentido, ni economicamente ni para el medio ambiente», dijo ella. Ante tales informaciones relevantes reveladas por ambas materias periodisticas, nos queda analizar si realmente es importante tener una sociedad con los E.U.A., o Brasil debería libertarse de las presiones internacionales y apoyar la Construcción del Gaseoducto del Sur, capaz de suministrar toda la America Latina con gas natural, fuente de energía limpia y de costo deseablemente mas barato.

melquisedec.nascimento@gmail.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *