Home Buenas Noticias Es prioritario preservar al cangrejo de río y otras especies en el arroyo Citlaltépetl
Buenas Noticias - May 15, 2007

Es prioritario preservar al cangrejo de río y otras especies en el arroyo Citlaltépetl

El expositor y amante de la natualeza al
centro con una camisa huasteca
Foto: Gregorio Martínez M./Azteca 21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Citlaltépetl, Veracruz. 15 de mayo de 2007. En uno de los pasillos que confluyen en el centro de la Plaza Cívica de las Américas de esta localidad están instaladas varias peceras que contienen piedras, conchas y algunos peces y cangrejos de río. Los niños que pasean en pequeños grupos o acompañados de sus padres de vez en cuando se detienen y observan los pececillos. Invariablemente se admiran y preguntan acerca del extraño animal acuático ahí mostrado, de un azul turquesa. Extraño, pero muy hermoso, siempre cobijado por una piedrita. El único de color entre varios de su especie mostrados ahí. Hay un joven detrás de las peceras que amablemente explica que es un cangrejo de río –parecido a la ya desaparecida acamaya– originario de la zona.

Y a partir de este inicial acercamiento le comparte a quien quiera escucharlo que es urgente atender la ecología del arroyo Citlaltépetl, pues están desapareciendo varias especies, “como la acamaya, que ya no se ve por aquí”, señala el muchacho, cuya entrevista perdí, por ende, también su nombre. No obstante, y en honor a la verdad, recuerdo que estudia biología en la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Veracruzana, es originario de este municipio y, creo, sus apellidos son Rodríguez Otero.

También recuerdo su pasión, su vehemencia al hablar del arroyo, de las especies que ya no se ven, de las dos que está estudiando y que, al parecer, no están documentadas y podrían constituir una aportación a la ciencia, de su decidido amor por la naturaleza. “Desde muy chico me llamaban la atención las especies del arroyo; de hecho, hay algunas que ya desaparecieron, pero que yo vi aquí cuando era niño. A partir de las muestras que hemos obtenido, detectamos que hay dos que no están registradas y podrían ser nuevas especies”.

Menciona que en su estudio de las especies del arroyo de este lugar lo ayuda un señor –cuyo nombre no recuerdo y al que debo una disculpa–, y juntos han emprendido un proyecto para tratar de detener los daños causados por la naturaleza depredadora del ser humano. “Estamos plantando algunos sauces o álamos en la rivera del arroyo, pues esta especie de árbol era la natural compañera del arroyo”.

Agrega que la acción principal para detener este daño a la naturaleza del lugar es brindar orientación a los habitantes de esta cabecera municipal y de algunas comunidades cercanas al arroyo, pues aunque los peces de éste son de muy poco peso, sí sirven para el consumo humano y aún hay personas que los pescan, incluso con métodos muy dañinos para todo el ecosistema, como el moler alguna especie de árbol y echarla al agua, lo que provoca que mueran ejemplares maduros y otros muy pequeños. De hecho, con el propósito de brindar información y llegar a más personas fue que decidió poner sus peceras a la vista del público durante la Tercera Fiesta Huasteca, pues “por aquí pasa mucha gente”.

Indicó que incluso la población de peces y de otras especies del arroyo podría tener en el futuro una explotación comercial, racional, bien planeada, con fines de exportación a países como Japón, pues son especies que funcionarían muy bien de ornato.

Así, rodeado de personas y de niños, me despido de este entusiasta amante de la naturaleza y promisorio profesionista, que con su pasión y vocación ecológica augura que el arroyo Citlaltépetl tendrá quien lo resguarde y vele por las especies que lo habitan.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *