Home Cine “El huésped”, una entretenida película de corte fantástico
Cine - May 15, 2007

“El huésped”, una entretenida película de corte fantástico

Una escena de la fantástica cinta donde
se puede ver al repugnante reptil
Foto: Cortesía Cineteca Nacional

Por Javier Pérez
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 15 de mayo de 2007. Viraje de un género desgastado por la parafernalia hollywoodense para convertirlo en ecuménica revisión dotada de renovantes giros en el tratamiento de su historia, sobre un gigantesco monstruo anfibio devorahumanos. Viraje de este tipo de tramas, por lo común incapaces de trascender la mera anécdota, para demostrar la gozosa posibilidad de surcar las convenciones y enriquecerlas con sarcasmo, crítica, suspenso, humor, dramatismo y estilismo en dosis controladas. Viraje de los comúnmente apolíticos vehículos efectistas para transformarlos en divertimento puro a la vez que en catárticos vehículos de reclamo social contra las innecesarias y siempre sospechosas invasiones estadounidenses con el fin de combatir aparentes amenazas contra la seguridad mundial.

El tercer largometraje de Bong Joon-ho, “El huésped” (Gwoemul; Corea del Sur, 2006), se volvió un éxito inusitado en su país, debido en parte a su bien cuidada manufactura técnica y al trepidante manejo del ritmo que nunca suelta al espectador, pero sobre todo a su capacidad de verse como entretenido filme fantástico a pesar de tener de continuo un trasfondo sociopolítico en una trama harto explotada por el cine fantástico (la de la aparición de un monstruo gigantesco, en este caso un reptil que recuerda al japonés Godzilla).

El filme, que cierra la programación del 27 Foro Internacional de Cine de la Cineteca Nacional, va de un apunte crítico a otro, de un estado de ánimo a otro, de un ritmo a otro sin descuidar jamás la historia: a las orillas del río Han, aparece colgado de un puente un extraño animal que, según se ve en el prólogo, ha sido producto de un derrame químico (crítica a la contaminación ambiental causada a propósito). Una runfla de curiosos pronto es sorprendida por el animal, que se lanza a tierra para tragar humanos, entre quienes se encuentra Hyun-seo (Ah-sung Ko), la hija adolescente del flojonazo medio idiota Gang-du (Kang-ho Song), quien la pierde por descuido al tomar la mano de otra chica.

Junto con su padre y protector, el anciano Hie-bong (Hie-bong Byeon), dueño de un restorán que atiende a los turistas del litoral, y de sus hermanos, el profesionista y ex militante comunista desempleado Nam-il (Hae-il Park) y la arquera Nam-Joo (Du-na Bae) que pierde en el último minuto la medalla de oro, Gang escapa del hospital al que todos han sido confinados por la supuesta aparición de un virus que devendrá en intervención estadounidense para solucionar la inexistente crisis.

Viraje de situaciones hilarantes, como la actitud que se quiere heroica del milico gringo encontrado en el lugar de la primera aparición del monstruo o las actitudes de Gang para tratar de explicar que su hija le ha llamado mientras él es tomado de a loco por médicos y militares, en mazazos en la cabeza por la dureza del contexto en que se desarrollan. Viraje de un suspenso derivado de las apariciones del monstruo, como aquella convencional caza de Hyun-seo –con niñito incluido– en la alcantarilla madriguera o la acechante búsqueda que de él hace la familia de Gang para darle vengativa muerte, en apuntes críticos sobre la desolación, la soledad y el desamparo sociales.

“El huésped” se exhibe el jueves 17 de mayo en la sala 1 de Cineteca Nacional a las 12, 16, 18:30 y 21 horas. Y el viernes 18 de mayo en la sala 3 a las 13, 16:30, 19 y 21:30 horas. A partir de ahí, seguirá en el circuito metropolitano de exhibición del foro.

Comentarios a esta nota: javier.perez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *