Home Por la Espiral Ahorrar, ¿dónde?
Por la Espiral - May 15, 2007

Ahorrar, ¿dónde?

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Ahorrar, ¿dónde?
-Distintas opciones
-Tasa real en 6.37%

Una consulta frecuente de  parte de los amables lectores está relacionada con las opciones de ahorro, los distintos instrumentos disponibles en el mercado y las variables necesarias a tomar en cuenta para cualquier decisión de ahorro e inversión.
Me parece importante partir de la consideración del escenario inmediato anterior, el del 2006, para evaluar el comportamiento de la rentabilidad.
Así, el rendimiento acumulado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el año pasado estuvo liderado por las siguientes acciones: ICH B registró un incremento en su rendimiento del 103.81%; Homex del 94.32%; GFNorte O 89.63%; AMTEL A1 subió 89.42%; Arca 72.68%;  Comerci UBL 71.99%; Peñoles 67.99%; Vitro A aumentó su rendimiento en un 64.54%; Ara 62.56% y Femsa UBD lo hizo en 62.39 por ciento.
En el segmento de las divisas, para quienes decidieron mantener sus ahorros en dólares el año pasado, obtuvieron únicamente una ligera ganancia marginal del 1.54% respecto al peso; y una pérdida del 12% respecto al euro.
Para las personas a fines al ahorro en metales, la onza plata acumuló un alza del 46.38% y el oro del 23.01 por ciento.
Y para quienes optan por fondos de renta variable, algunos como Scotia 7 pagaron el año pasado una ganancia del 46.74 por ciento.
Los ahorros más prudentes, conservadores, como los depósitos a plazo en pagarés a 28 días pagaron una tasa anual promedio del 3% y los de 360 días del 6% anual.
Con estas consideraciones partimos de comentar que en el 2007 continuarán presentándose algunas condiciones en relación con la tendencia al incremento de las tasas de interés líderes del mercado doméstico; las tasas en Estados Unidos y los tipos de referencia del Banco Central Europeo.
A COLACIÓN
    Sucede un fenómeno interesante: los ahorradores pueden beneficiarse del pago de rendimientos con impacto real.
    Al respecto, Grupo Financiero IXE explica que aunque el alza reciente en las tasas de interés nominal (fondeo de Banco de México y Cetes a  28 días  primario a 7.25% y 7.24% respectivamente) pudiera parecer “menor” respecto a los máximos observados apenas hace más de un año (2005 en 9.36% versus 9.81%), la tasa real (sin inflación) de corto plazo que en años recientes promedió niveles cercanos al 3%, hoy se sitúa en 6.37 por ciento.
De hecho, la tasa de interés real de Cetes  a 28 días promedio de este año ha sido del 5.33 por ciento.
Ixe señala que “si  bien, se reconoce una alta volatilidad en el registro semanal de la tasa real debido a su mecánica de cálculo (a la tasa nominal se le resta la inflación anualizada estimada de los próximos 28 días), el hecho es que la presencia actual de una tasa real de interés tan alta a corto plazo sin duda limita el interés por un mayor riesgo en la BMV en los participantes locales”.
Por otra parte, Carlos Ponce, analista bursátil, advierte que también es cierto que el mes de mayo registra históricamente un nivel de inflación bajo, por lo que la tasa real durante el periodo resulta temporalmente mayor.
La variable tasa real es particularmente importante pues representa la ganancia verdadera (restando el efecto de inflación) de una inversión en el tiempo.  De poco  sirvió en el pasado tener tasas de interés nominales superiores al 20%, si en aquellos años la inflación anual fue cercana al 30 por ciento.
 SERPIENTES Y ESCALERAS
    La marcha de la inflación es un factor que no debe soslayarse en la toma de decisiones en materia de ahorro e inversión.
Durante 2006, la marcha de los mercados financieros en México estuvo  influida por la incertidumbre vinculada al rumbo monetario en Estados Unidos,  la persistencia de flujos internacionales y la transición política interna.
Una vez que se fueron diluyendo las dudas sobre estos factores y se confirmó la pausa monetaria del Banco de México (fondeo bancario en 7% desde abril 2006), los mercados  fueron asignando menores primas de riesgo: las tasas de los bonos a 10 años se redujeron para cerrar el año en 7.4%  y 9.3% promedio enero y junio del 2006; y el tipo de cambio en 10.9 pesos por dólar.
Si bien los factores internacionales seguirán siendo relevantes en 2007, el Área de Estudios Económicos de BBVA Bancomer enfatiza  que la atención de los mercados a principios del año se ha centrado en la acumulación de presiones inflacionarias, el grado de desaceleración de la economía, la reducción de los precios del petróleo y la acción monetaria que pudiera tener Banco de México hacia adelante.
“La incertidumbre asociada a estos factores se plasmó en una mayor volatilidad financiera y en un ligero incremento en la pendiente de la curva de rendimientos. De esta forma, es conveniente analizar con mayor detalle los factores anteriores a fin de identificar el perfil que pudiera  adoptar las tasas de interés y el tipo de cambio, así como sus potenciales sesgos a lo largo del año”.
De acuerdo con BBVA Bancomer, para el primer semestre de este año, es previsible que la inflación subyacente se sitúe por arriba de 4% debido a la potencial rigidez a la baja en algunos precios   y a las alzas estacionales que se tienden a registrar a inicios de año.
 Para la segunda parte del 2007,  el grupo estima que la economía se desacelerará hacia el 3.6% y con ello se restarán presiones a la inflación.
Igualmente para cualquier toma de decisiones en materia de inversión y de riesgo debe valorarse que no se descartan periodos de mayor volatilidad en los mercados financieros (previo a las decisiones de política monetaria) que se traduzcan en alzas en la curva de rendimientos.
 No obstante, BBVA Bancomer anticipa  que los repuntes en la volatilidad tenderán a ser moderados y transitorios gracias a las perspectivas de niveles de tasas de interés en Estados Unidos próximos a los actuales (fondos federales en 5.25% y bonos 10 años en 4.9% promedio en el primer semestre del año).
 Adicionalmente, conforme los mercados incorporen mayor información respecto a la transitoriedad de la inflación, la volatilidad tenderá a limitarse y fluctuar a niveles cercanos a los internacionales.
De cualquier forma, siempre es adecuado adoptar un sentido de prudencia y precaución. Huir sobre todo de fondos de alto riesgo señalados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de operar fuera del mercado como sucede con los Forex. El ofrecimiento del pago de tasas y ganancias que resultan increíbles de creer son casi siempre fraudes.  Tengan cuidado.
Para inversiones en la BMV lo mejor es contactar con asesores reconocidos en casas de bolsa o sociedades de inversión.  Sean precavidos con las ganancias on line con  operadores difíciles de ubicar físicamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *