Home Arte y Cultura Recordando el natalicio de José Santos Chocano, bautizado como “El Poeta de América”
Arte y Cultura - May 13, 2007

Recordando el natalicio de José Santos Chocano, bautizado como “El Poeta de América”

El poeta se distinguió por la
fogosa evocación de lo histórico,
lo exótico, lo indígena y todo lo
que era grandioso y pintoresco
Foto: Internet

Ciudad de México.- 14 de Mayo del 2007.- Defensor del americanismo y opositor al imperialismo, el peruano José Santos Chocano, a quien por su destacada labor en el mundo de las letras se le bautizó como 'El Poeta de América', será recordado este lunes a 132 años de su natalicio, ocurrido el 14 de mayo de 1875.

Nacido en Lima, Perú, hijo de un militar y la hija de un minero, Santos Chocano fue un ardiente revolucionario y protector de los indios que, para los críticos, engrandeció a la poesía lo mismo que Mario Vargas Llosa a la prosa y Chabuca Granda a la música peruanas.

Cantó a su América con exuberante lirismo y nuevas técnicas poéticas, en particular modernistas, aunque ensayó nuevos ritmos y formas. También escribió poemas íntimos que no tienen nada que ver con su ideología política y social.

Apenas con 14 años de edad ya colaboraba en la importante revista 'Fin de Siglo' y un año después ingresó a la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, además de que también estudió en el Instituto de Lima.

En esta etapa de su vida participó en varias intentonas revolucionarias, por lo cual fue condenado a sufrir una pena de cárcel de casi siete meses cuando apenas había cumplido 20 años de edad.

Realizó una incansable labor periodística en 'La Tunda' y fundó las revistas 'La Neblina', 'La Gran Revista' y 'El Siglo XX'.

En 1895 apareció su primer libro, titulado 'En la Aldea', al que siguieron 'Iras Santas', 'Azahares' y 'Selva Virgen'.

Durante el mandato del presidente peruano Nicolás de Pirola (1895-99) estuvo encargado de la Secretaría Presidencial. Más tarde asumió la dirección de la Secretaría del Ministerio de Hacienda.

En 1901, su espíritu aventurero lo llevó a viajar a Colombia y algunos países de América Central, y cuatro años después lo hizo a España, donde conoció al poeta nicaragüense Rubén Darío, con quien mantuvo una gran amistad.

Sus libros más famosos son 'Alma América', poemas indo-españoles (1906), y 'Fiat Lux' (1906), los cuales fueron expresión de lo nacionalista de la poesía de esos años.

Su poesía se distinguió por la fogosa evocación de lo histórico. Cantaba a lo exótico, lo indígena y todo lo que era grandioso y pintoresco.

Igual cantó a su América y su naturaleza, hizo poemas de leyendas y episodios históricos y relatos con indios, con lo que se colocó a la vanguardia del movimiento modernista en Perú.

Su dominio de las técnicas nuevas del verso sirvieron en el fondo a temas fáciles y populares y su voz fue reconocida en la lírica modernista peruana.

Por todo lo dicho, además de su fuerte personalidad y los aspectos aventureros de su vida, fue catalogado como 'El Poeta de América'.

En 1912 estuvo envuelto en el movimiento revolucionario de México, primero al servicio del presidente Francisco I. Madero y después como asesor y secretario de Pancho Villa. Luego visitó Cuba y Puerto Rico.

LLegó a Guatemala en 1919, donde colaboró con el dictador Manuel Estrada Cabrera. Al caer éste, fue condenado por un tribunal de guerra a morir fusilado, lo que fue impedido a petición del papa Alfonso XIII, el rey de España e intelectuales del mundo.

En 1922 volvió a Perú, donde tuvo una trágica disputa con el escritor Edwin Elmore. Este había hecho una agria crítica contra el poeta, quien le quitó la vida de un balazo.

Procesado y luego absuelto por la justicia viajó a Chile donde permaneció hasta su muerte, el 13 de diciembre de 1934, cuando fue apuñalado en un tranvía. El 14 de mayo 1965 sus restos fueron llevados a Perú.

Santos Chocano dejó una producción poética muy significativa y fue considerado representante del modernismo en Perú.

De acuerdo con especialistas en su obra, su poesía está llena de colorido y sus versos son grandilocuentes, descriptivos, rítmicos, algunas veces hasta vanidosos, hasta con aires de grandeza. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *