Home Por la Espiral Cuentas ante Hacienda
Por la Espiral - April 11, 2007

Cuentas ante Hacienda

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Cuentas ante Hacienda
-Simplificación fiscal, ¿cuándo?
-Modalidades y deducciones

 El primer trimestre del año, junto con el mes de abril, tienen una agitada actividad primero por las declaraciones de las personas morales y luego de las personas físicas que, precisamente, tienen turno de presentar la situación fiscal correspondiente al 2006 a más tardar el viernes 4 de mayo, sin recargos de por medio.
 Año con año el llamado de Hacienda. Año con año nos quedamos esperando además de la reforma fiscal, la simplificación fiscal  derivada de una tributación en la que los ciudadanos con ingresos a declarar seamos coparticipes de una obligación y al mismo tiempo de un derecho, en el que tributar deje de ser un dolor de cabeza, un severo problema ex ante y ex post, cuando los avisos del Sistema de Administración Tributaria (SAT) señalan una serie de objeciones para negar las devoluciones fiscales.  No cumplir con el más mínimo de los requisitos se erige como un obstáculo.
 Tengo la percepción que cuando llega el mes de abril,  tanto los contadores, como los contribuyentes, quisieran una declaración de impuestos  sencilla y entendible y no un laberinto de trámites iniciado con un acumulación de papeles, facturas, comprobantes fiscales, pagos realizados por los que la contraparte no entregó  el recibo obligado y otros más no reclamados por falta de paciencia. Total que el contribuyente está permanentemente atrapado en ese laberinto donde ponerse al día en términos fiscales, es una franca pesadilla en la medida en que éste sea una persona con ingresos menores percibidos por honorarios.
 Sé de varios casos de personas que ganando entre 4 mil y 4 mil 500 pesos mensuales por honorarios deben realizar una presentación mensual ante Hacienda más  la declaración anual. Para ello pagan a un asesor contable que mínimo cobra 500 pesos por llevarles las cuentas; a lo que se agrega  el pago a Hacienda por las diferencias de IVA o de ISR.
 El asunto de esta cuestión es que el SAT identifica y localiza a estos pequeños contribuyentes, los notifica y amenaza con avisos. La revelación de la injusticia fiscal que obra en México es perceptible en estos renglones donde la brecha entre pobres y ricos tiene mucho de origen en la base fiscal regresiva, parcial y poco transparente. Los grandes empresarios se las arreglan siempre con el respaldo de un buen despacho contable, y de ser conocidos o cercanos de las autoridades en turno, pueden  gozar de exenciones del pago de impuestos como las que Francisco Gil Díaz, entonces titular de Hacienda, regaló a Roberto Hernández y demás accionistas, por la venta del Grupo Financiero Banamex Accival a la transnacional financiera de origen estadounidense Citigroup-Citibank.
 Por tanto, mientras se siga operando en México a partir de una base tributaria lesiva, poco transparente, demasiado enredada, será difícil que en el mediano plazo las finanzas públicas logren cortar el cordón umbilical a las aportaciones recibidas por la venta de petróleo en el exterior. Romper con este circulo vicioso que hace vulnerable al país ante los eventos de sube y  baja de los petroprecios sólo puede entenderse con la voluntad de no proteger a los que más tienen.
A COLACIÓN
 Hasta el día viernes 4 de mayo podrá presentarse la declaración anual correspondiente al 2006 sin recargo alguno. Después comenzarán a llegar las notificaciones.
 Todavía hay tiempo para acudir ante alguno de los asesores disponibles en los módulos fiscales del SAT, algunos ubicados en las oficinas de correo, sobre todo si es la primera vez que se presentará la declaración anual. O bien llamar a algún despacho contable y contratar a un asesor.
 Una buena forma de ahorrarse pérdida de tiempo y de dinero, siempre lo he dicho es ser ordenado, tener una carpeta rotulada específicamente para las facturas acumuladas, los gastos, los comprobantes de ingreso; así como guardar en la misma carpeta las declaraciones presentadas en tiempo y en forma.
 Algo muy importante que todo causante fiscal debe considerar es  que, si por algún motivo, tiene retrasada la presentación de una declaración o varias declaraciones anuales, Hacienda está permitiendo que proceda una regularización incluso con determinado descuento como una forma de entender que el contribuyente hizo omisión no por dolo y que ahora busca ponerse al día.  
 Nuevamente en los preparativos para la declaración del 2006 no debe olvidarse que se tiene derecho a deducir del pago de sus impuestos los siguientes conceptos: gastos personales, médicos, dentista, donativos, funerales e intereses reales.
En el rubro de los intereses reales se incluye la deducibilidad por los intereses reales del crédito hipotecario. Todas aquellas personas que tengan contratados créditos hipotecarios con saldos por pagar menores a 1.5 millones de Udis y menores a 5 millones de pesos podrán hacer efectiva la deducción.
Para hacer válida la deducibilidad la persona tiene que solicitar, ya sea al banco o bien al organismo del gobierno, una carta donde se establezca el monto de los intereses reales que el deudor haya pagado en el 2006. La carta deberá entregarse al respectivo asesor contable para anexarla a la declaración.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 Lo que vamos a comentar es para los preparativos futuros de la declaración del 2007.
 Desde el mes de marzo del año en curso, los vales de gasolina regresaron como una opción más para pagar el consumo de combustible y cumplir con los requisitos que pide  Hacienda para efectos fiscales en estas operaciones.
De acuerdo con la empresa Sodexho, la medida que dio a conocer el SAT en el Diario Oficial de la Federación, de retomar el esquema de deducción con diferentes medios, representa una oportunidad  para continuar con el uso de vales de combustible y abrir a nuevos nichos que anteriormente no lo consideraban como una opción para la deducción de gastos de combustible.
Igualmente, a partir de agosto del 2007, con las  transacciones realizadas desde el próximo primero de  julio, los estados de cuenta de tarjetas de crédito y débito serán comprobantes fiscales para todos los cargos o consumos que los tarjeta-habientes realicen con sus tarjetas.
Se trata de un acuerdo de la Asociación de Bancos de México (ABM) y  Hacienda.  Para ello, cada cargo en los estados de cuenta contará con el RFC del comercio en donde se produjo, así como el monto y fecha de la operación.
Así es que por favor, a partir del mes de julio no tire sus estados de cuenta, archívelos en su carpeta fiscal para que, en abril del 2008, le sea menos difícil perderse en el entramado tributario.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *