Home Cine “Espérame en otro mundo”, película sobre la locura y la nostalgia del amor
Cine - March 30, 2007

“Espérame en otro mundo”, película sobre la locura y la nostalgia del amor

La protagonista de esta historia es
Marcela (Natalia Esperón), una joven
 y bella maestra de bailes de salón
 Foto: Cortesía FICG

Por Benjamín Solís
Reportero Azteca 21

Guadalajara, Jalisco, 30 de marzo de 2007.“Espérame en otro mundo”, película mexicana del director michoacano Juan Pablo Villaseñor, que se presentó en el XXII Festival Internacional de Cine de Guadalajara, es un filme sobre la enfermedad de la nostalgia, que culmina en locura; nostalgia que surge de un viejo amor que viene de muy atrás, con la fuerza suficiente para borrar el presente.

El personaje va en busca de ese pasado fugaz, que habrá acontecido hace mucho tiempo, pero que se quiere rescatar de ese mundo lejano al grado de empezar a vivir una pararrealidad, otra vida hasta caer en la enfermedad mental irreversible; a su vez están los efectos de este drama, el sufrimiento de la familia ante la locura, la tristeza de perder al ser querido, el deseo de ayudar, la sensación de que todo esfuerzo es vano y finalmente la dura situación de convivir con una persona enferma cuyos padecimientos empiezan a contagiar a la familia y la arrastran a un cuadro de impotencia y desesperación.

La protagonista de esta historia es Marcela (Natalia Esperón), una joven y bella maestra de bailes de salón, independiente y feliz, que lleva una vida tranquila y sin grandes complicaciones; uno de sus deseos es montar su propia academia de baile en sociedad con una amiga. Un día que Marcela va a casa de sus papás le hará ver que algo extraño empieza a suceder con los dos seres a los que más ama, sus padres poco a poco comienzan a desarrollar un cambio de conducta marcado por las peleas, reproches y tristeza; el padre de Marcela acaba de perder el trabajo y la madre con algunas alucinaciones del pasado que, conforme avanza la cinta, irán desatando una serie de situaciones insostenibles y duras para todos, en particular para Marcela, que hace todo el esfuerzo por salvar a sus seres queridos, pero que será infructuoso ante la fatalidad del desenlace.

El espectador tiene una historia ante sí, sobre la demencia, pero también es una historia de amor, del amor no correspondido, el verdadero amor, según Séneca, cuyos fantasmas nos acompañarán toda la vida, no importa en qué momento, pero esos demonios pueden despertar violentamente un día y la mente enfrentará el reto de poder controlarlos o no; la madre de Marcela no tuvo esa fortaleza y se pierde en esa grave enfermedad de la nostalgia, por lo que busca frenéticamente hallar a ese ser de otro mundo para recuperar ese tiempo perdido, que en un momento de su juventud la hiciera muy feliz hasta en el pasado y en el presente sólo es posible revivirlo mediante la alucinación de la locura. Una película donde no hay final feliz, pero sí de esperanza, Marcela una vez que ha pasado por situaciones sumamente difíciles, también decide ir en busca de su felicidad, tal vez en otro mundo, en otra vida pasada.

“Espérame en otro mundo” (México 2007, 90 minutos). Guión y dirección, Juan Pablo Villaseñor; fotografía, Martín Boege; música, Jimena Giménez Cacho; sonido Antonio Diego y Ernesto Gaytán; diseño de producción, Claudio Contreras; edición, Miguel Lavandeira; producción, Foprocine, Imcine, Arte 7, Estudios Churubusco Azteca, Grazia Rade, Roberto Garza Angulo, Alejandro Molina y Sergio Sanjinés. Reparto: Natalia Esperón (Marcela), Margarita Sanz (Gloria), Fernando Becerril (Nacho), Hernán Mendoza (Sebastián), Jorge Galván (doctor Zavala), Luis Rábago (doctor Parra).

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *