Home Cine Inicia la exhibición de largometrajes en el Festival de Cine en Guadalajara
Cine - March 26, 2007

Inicia la exhibición de largometrajes en el Festival de Cine en Guadalajara

La cinta es un drama intenso e
 intimista ubicado, prácticamente
por completo, en un departamento
 de clase media de Sao Paulo
Foto: Cortesía FICG

Por Javier Pérez
Reportero Azteca 21

Guadalajara, Jalisco. 25 de marzo de 2007. La exhibición de los largometrajes que compiten por uno de los premios otorgados en la sección Largometraje Iberoamericano de Ficción de la vigésima segunda  edición del Festival de Cine en Guadalajara fue inaugurada por “La casa de Alicia” (Brasil, 2007), de Chico Teixeira, quien debuta en la ficción luego de una carrera de más de 15 años en el documental.

Esa experiencia sentó las bases de esta cinta, drama intenso e intimista ubicado, prácticamente por completo, en un departamento de clase media de la ciudad de Sao Paulo. Ahí se desarrolla el derrumbamiento de la familia de la Alicia del título (Carla Ribas, melancólica), mujer madura, empleada de un salón de belleza, madre de tres varones conflictivos y ya grandecitos, esposa de un taxista infiel e hija de una anciana sobreexplotada por la familia y a punto de quedar ciega.

De acuerdo con el realizador, “La casa de Alicia” tiene un toque documental preconcebido, el cual se apoya en un reparto de actores desconocidos en Brasil (ni siquiera la protagonista, cuya carrera se ha desarrollado en el teatro, siendo éste su primer protagónico cinematográfico). “La idea es que no hubiera ningún actor conocido. Tardamos seis meses en el casting para conseguirlo y llegar a lo que se quería, es decir, una película muy naturalista, muy realista, casi como un documental”, expresó durante la conferencia de prensa.

Parte importante para que la película funcionara fue la elección de los actores, porque, en palabras del brasileño Teixeira, tenían que transmitir muchas emociones. Por eso, dice, tuvieron una preparación intensa durante seis meses de ensayos. En el caso de la elección de Alicia, todo fue más difícil. “Vi a muchas actrices de teatro, y en el caso de Carla, ella envió su video. Ella transmitía mucha energía: era triste, melancólica y sensual. Eso buscaba, porque Alicia tenía una vida muy dura”.

Para la productora del filme, Zita Carvalhosa, “La casa de Alicia” es una historia universal, por lo que han antepuesto su paso por festivales internacionales antes de su estreno comercial en Brasil. En ese sentido, dice, estar en el Festival de Guadalajara les permitiría conocer la reacción del público latino ante la historia.

Y aunque su película ya tiene su estreno garantizado en Brasil (incluso antes de que viajara al Festival de Berlín), para Carvalhosa hacer cine en Brasil es posible, lo que no lo es tanto es mostrarlo. “Tenemos (en América Latina) un problema común de colocación de mercado debido a tanta exhibición de cine de Hollywood”, apuntó.

Comentarios a esta nota: javier.perez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *