Home Política Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano, presenta diez puntos para salvar a PEMEX
Política - March 18, 2007

Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano, presenta diez puntos para salvar a PEMEX

El Ingeniero denunció el
deterioro de la industria
y la incapacidad
de quienes la
han administrado
 Foto: Internet

Ciudad de México.- 18 de Marzo del 2007.-  El hijo del ex general, Lázaro Cárdenas y miembro fundador del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano, presentó una propuesta patriótica y nacionalista de 10 puntos para enfrentar el deterioro de la industria petrolera sin privatizarla.

En el Monumento a la Revolución sugirió mantener el mandato constitucional tal y como está y a partir de ahí, dijo, permitir la participación de empresas privadas en distintas áreas de la propia industria energética para su desarrollo y operación.

"Hay muchísimos campos abiertos previstos por la ley, donde no habría problema para que hubiera participación", explicó en entrevista luego de visitar la tumba de su padre con motivo del 69 Aniversario de la Expropiación Petrolera.

Al lugar también acudieron su madre, doña Amalia Solórzano, y el coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, Javier González Garza, entre otros perredistas cercanos al ingeniero.

Vestido con traje negro, el ex dirigente nacional del PRD destacó que la situación de la industria del crudo nacional se caracteriza por la velocidad de la declinación del yacimiento Cantarell, principal activo de nuestra riqueza petrolera y que en tres años ha perdido más de la cuarta parte del cenit de producción.

Micrófono en mano, denunció el deterioro de la industria y la incapacidad de quienes la han administrado, para sostener los niveles de extracción que exigen imperativamente los equilibrios fiscales del país.

A la declinación de las reservas de hidrocarburos, añadió, debe agregarse la insuficiencia en la refinación y los riesgos para el suministro interno, así como el pesado e insuficiente funcionamiento corporativo y la dualidad en la estrategia de suministro de gas natural, entre otras deficiencias.

Criticó el que no se haya intentado corregir la crisis de operación que se vive en esa industria y en cambio se dé un debate político sobre posiciones reduccionistas entre privatizadores y estatistas.

Ello, dijo, ha obstaculizado la obtención de consensos y la adopción de medidas que devuelvan al organismo a las vías del aprovechamiento nacional y la expansión de la actividad.

Para Cárdenas Solórzano es indispensable que todas las fuerzas políticas, académicos y especialistas se comprometan a dialogar, para analizar y acordar soluciones.

En ese sentido, dio a conocer 10 puntos que contribuirían al desarrollo de esa industria: el primero, un sistema de planeación energética que dote al Estado de una política industrial, moderna, priorizando la transformación industrial de hidrocarburos en el territorio nacional.

En segundo lugar, abrir el sistema de planeación a la participación no sólo de entes gubernamentales y legislativos, sino también de las empresas que contribuyen con su esfuerzo productivo y en el consumo intermedio y final de los insumos y bienes liberados.

Como tercer punto mencionó una gran reforma institucional que libere trabas de operación de petroleros mexicanos; en el cuarto, transformar a Petróleos Mexicanos (Pemex) en una verdadera entidad pública productiva, con autonomía de gestión y presupuestal suficientes.

En el quinto punto sugirió una reforma institucional que permita al Estado establecer una administración eficiente de sus derechos sobre los recursos naturales; en el sexto, un nuevo régimen fiscal que vincule la contribución de Pemex a la situación particular de sus activos.

Como la propuesta número siete consideró precisar con claridad, a partir de qué el Congreso y el Ejecutivo, de manera conjunta, establezcan plataformas de extracción y exportación.

En el punto ocho se prevé atender con urgencia las necesidades de mantenimiento adecuado y de expansión de la planta industrial de Pemex.

En su penúltima sugerencia propuso examinar la conveniencia de crear una empresa pública que se encargue del manejo de la cadena de gas natural, y como último punto, crear un programa que se ocupe de las actividades jurídicas y diplomáticas que garanticen el ejercicio de la soberanía del país en casos de yacimientos transfronterizos.

En otro tema, el ex candidato presidencial del PRD se negó a opinar sobre el denominado "gobierno legítimo" del también ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, ni de la situación de crisis por la que atraviesa su partido.

Manifestó que no acudirá a la Convención Nacional Democrática, que será encabezada por el político tabasqueño y que se celebrará del 21 al 25 de marzo porque que, reveló, no fue invitado.

Sobre las interrogantes de su participación en la vida dentro del partido del sol azteca respondió: "estoy activo dentro del PRD, todo esto lo hago como miembro del PRD" y dijo que en ningún caso se ha deslindado de su militancia.

También se abstuvo de hablar sobre el trabajo que ha llevado a cabo el presidente de la República, Felipe Calderón, y sobre su capacidad para conducir una política energética adecuada.

"No te sé decir. Te lo podré decir el 30 de noviembre de 2012. Ahí sí podremos decir si cumplió, no cumplió, si tuvo o no capacidad", subrayó

(Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *