Home Buenas Noticias San Miguel Coatlinchan está de fiesta por tener de regreso a Tlaloc, “Dios de la Lluvia”
Buenas Noticias - March 12, 2007

San Miguel Coatlinchan está de fiesta por tener de regreso a Tlaloc, “Dios de la Lluvia”

La réplica realizada por el escultor
Oscar Ramírez mide 7.20 metros
de alto por 3.60 metros de
 ancho y 5 metros de fondo
 Foto: Internet

Ciudad de México.- 11 de Marzo del 2007.- Luego de 43 años sin su monolito de Tláloc, la comunidad de San Miguel Coatlinchan, en Texcoco, Estado de México, devela hoy la réplica que se le había prometido y con ella inaugura una nueva era, que prevé la construcción en el lugar de un museo y una casa de cultura, informó Juan Manuel Garaya.

El fundador del grupo Coatl-i-chan, conformado por voluntarios de la comunidad que impulsaron el regreso de la también llamada "Piedra de los tecomates", comentó a Notimex que su siguiente paso es preservar los vestigios prehispánicos que permanecen en el lugar y continuar su labor de difusión e investigación histórica.

En entrevista, Garaya explicó que las actividades llevadas a cabo en el pueblo de San Miguel Coatlinchan son parte de una fiesta cultural por el regreso de su deidad de la lluvia, que representa sus raíces y su identidad.

Recordó que desde que la piedra fue retirada de su sitio en 1964 por el gobierno de Adolfo López Mateos para fungir como representante del entonces recién constituido Museo Nacional de Antropología e Historia, los pobladores se opusieron, pero no pudieron impedirlo.

"El pueblo -sostuvo- nunca estuvo de acuerdo, incluso aseguraban que ocurriría una catástrofe por desafiar a la deidad; les fue prometida una réplica pero no pasó nada, ni catástrofe ni réplica, gobiernos municipales iban y venían, hasta la última administración que por fin empezaron los trámites y luego de 43 años tenemos nuestra réplica".

Este es un esfuerzo de la comunidad y del grupo, que lleva más de dos años buscando recobrar su identidad cultural y las tradiciones que según algunos códices existentes heredaron los acolhuas, quienes vivían en este mismo territorio en el siglo XI.

"Aún cuando la entidad no es muy reconocida, formó parte de uno de los principales asentamientos de los antiguos mexicanos, por lo que tiene gran importancia histórica", subrayó Garaya.

Por eso, expuso, se conformó el grupo cultural que encabeza, con más de 15 personas de muy diversos oficios, pertenecientes a la comunidad, que buscan dar a conocer toda está historia escondida, para darle a su entidad el valor que posee dentro de su cultura.

"Es un trabajo constante en el que visitamos a la gente grande del pueblo, todos aquellos que tienen recuerdos que nos den pistas para llenar los huecos de la historia de está piedra, así como trabajo de investigación que nos guíe también por los orígenes prehispánicos", destacó.

Esas investigaciones, expuso, les han permitido determinar que el nombre del pueblo estaba mal interpretado, en principio el original es Coatl-i-chan Altepetl, la letra "n" que va luego de la i, no se sabe cuándo o por qué fue colocada.

Para llegar a esa conclusión, añadió, se acercaron al náhuatl para determinar que "Coatl" es serpiente, la "i" es un prefijo posesivo singular, Chan viene de Cantli, hogar o morada situada sobre un cerro que es Tepetl y cuya base se encuentra rodeada de agua Atl, por lo que la lectura sería "Su morada de la serpiente sobre un cerro rodeado de agua".

Luego de tener bien identificado el nombre, cuenta Garaya, llegaron a otras conclusiones respecto a su historia, que pretenden dar a conocer en actividades como las de hoy.

En relación a la réplica realizada por el escultor Oscar Ramírez, Garaya agregó que la réplica mide 7.20 metros de alto por 3.60 metros de ancho y 5 metros de fondo, igual que la original, siendo así, la segunda más grande de América, y será develada hoy según ciertas tradiciones prehispánicas.

"Hoy termina el año calendárico prehispánico, por lo cual se marca un ciclo de conocimiento y nuestro pueblo es una ciudad de conocimiento en sus raíces, por lo cual decidimos dar la bienvenida a la deidad este día, para despedir todo el tiempo de su ausencia y recibir una nueva era con su presencia", destacó Garaya.

También reiteró la invitación a las conferencias que se llevarán a cabo hoy: "Escritura en el México Antiguo", "Decisiones y ciencias agrícolas mágico-religiosas en Coatlinchan" y "Atzintli ometeotzin, La energía del agua", además de algunas danzas relacionadas con la lluvia y la develación de la réplica.

(Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *