Home Música Nicolás Cárdenas Reyes, “Tenpach, Pata de Perro”, al registro de las tradiciones de México
Música - March 8, 2007

Nicolás Cárdenas Reyes, “Tenpach, Pata de Perro”, al registro de las tradiciones de México

'Pata de Perro', como él mismo
se define, lleva años viajando a la
 Huasteca con su cámara a cuestas y
 su entusiasmo y amor por
nuestras tradiciones
 Foto: Gregorio Martínez M./Azteca 21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 8 de marzo de 2007. Su luenga y blanca barba constituye un rasgo inconfundible de su personalidad, así como su inseparable cámara de video. En la Huasteca es ampliamente conocido, sobre todo cuando se efectúan festivales, encuentros, concursos o fiestas tradicionales. En actividades de esta naturaleza su presencia es natural, y necesaria.

El hombre al que trato de describir someramente es Nicolás Cárdenas Reyes, viajero empedernido, “pata de perro”, como él mismo se define, quien lleva años viajando a la Huasteca y a otras regiones de México con su cámara a cuestas y su entusiasmo y amor por nuestras tradiciones.

Pero no se trata de un viajero común, sino de un hombre que ha cumplido una función esencial, alguien que tuvo una brillante idea y la llevó a cabo: registrar en su cámara lo que sus ojos veían, su inteligencia le dictaba que debía grabar esas actividades culturales, esos huapangos, esos tríos, esos momentos que ahora forman parte de la memoria histórica de los que tuvieron la oportunidad de estar ahí y de la memoria audiovisual de Nicolás, quien, posteriormente, los ha puesto al alcance de muchas personas más a través de la producción de DVD.

Así, este hombre se ha hecho de muchos amigos y ha podido hacer mejor su invaluable trabajo –lo que muchas veces no hacen las autoridades culturales, ya sea con el sempiterno pretexto de la falta de recursos o por la negligente falta de visión, de pasión–, con lo que hace una importante aportación al conocimiento y difusión de nuestras tradiciones, pues cada vez hay más personas que hacen registro de aquéllas, pero la verdad es que después ya nunca se pueden ver. No las comparten.

Quizás en esto radique la importancia del trabajo de Nicolás: como un espejo, nos regresa el imprescindible reflejo de lo que somos, de lo que queremos ser. Además, de buena calidad y a un precio realmente accesible. “No lo hago por negocio, pero venderlos me permite recuperar gastos y continuar haciéndolo”, me comentó recientemente, cuando platicamos por el rumbo de San Cosme, antes del Carnaval de Huejotzingo, al que deseaba ir a grabar.

Esa ocasión me contó una de sus innumerables aventuras, cuando fue a La Cueva de Tenpach, en Mextla, municipio de Naupan, Puebla, “el mero día de San Juan”, en junio pasado, invitado por su amigo Bulmaro, caporal de los Voladores de Huauchinango.

Ahí, los niños del lugar de inmediato lo empezaron a nombrar “Tenpach, Tenpach”, pues, para ellos, Nicolás era la encarnación del personaje de una leyenda de origen náhuatl, cuyo significado en español, me dijo, era algo así como “gran viejo sabio”.

Nicolás me cuenta que empezó a grabar en Amatlán, Veracruz, en 1993, en el Encuentro de las Huastecas, que en noviembre de cada año se realiza en esa población. Mas en 1994 se resfrió muy fuerte y dejó de ir, por lo que retomó su pasión en 2004, a partir de este año no ha parado y ha ido a Citlaltépetl, Tepetzintla, Jalpan de Serra, Amatlán, Pánuco… El fin de año 2006, preparó un DVD especial, para regalar a sus amigos, precisamente donde grabó su experiencia en Naupan: “Visita a la cueva de Tenpach”.

“Hago esto porque me gusta, pero lo más importante es la convivencia con la gente, los amigos que hago, la aceptación que me brindan… Hay veces que llego a un lugar y luego luego dicen ‘Ya llegó santaclós’ o me echan versos en las huapangueadas…”, dice con satisfacción.

Residente en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, jubilado desde 1989 y viudo desde 2002, año en que perdió a su esposa y compañera, aprendió computación desde cero para poder editar sus videos. Incluso, refiere con orgullo, el maestro César Güemes –connotado investigador de la cultura huasteca– reconoció públicamente la importancia de su labor en Pánuco, el año pasado, durante la celebración del XI Festival de la Huasteca.

Con el mismo orgullo se declara independiente, “porque no quiero que nadie me diga que hacer o que no grabar”. Por cierto, Nicolás ya tiene listo el DVD de ese festival huasteco, celebrado en septiembre de 2006. De este y otros de sus DVD nos ocuparemos en próximas notas aquí mismo. Mientras, si usted desea entrar en contacto con “Tenpach”, mote que le agrada, puede escribirle directamente al siguiente correo electrónico: 330910@prodigy.net.mx.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

¿Estudias periodismo? ¿Quieres hacer práctica laboral con Azteca21? Contáctanos: admin@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *