Home Música “Tango”, de Adriana Varela, muestra del sentimiento porteño en México
Música - February 27, 2007

“Tango”, de Adriana Varela, muestra del sentimiento porteño en México

Adriana Varela, es oriunda de Avellaneda,
 Argentina, una voz surgida de los
 cafés porteños
 Foto: Azteca21

Por Benjamín Solís
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 27 de febrero de 2007. El sentir rioplatense del tango es a los argentinos como el bolero a los mexicanos; a ambos, aunque géneros distintos, los une el sentimiento profundo de la pasión amorosa, no pocas veces desgarradora. En “Tango” (Ediciones Pentagrama, México, 2006), Adriana Varela nos da una sencilla, pero magistral muestra del sentimiento porteño.

Éster es un álbum con temas clásicos que nos hablan de la vida, el barrio, la familia, pero, sobre todo, el amor, ya sea correspondido o no, el canto a un amor viejo o uno nuevo, o uno que se fue y vive  aún en el recuerdo que se niega a desaparecer.

Sobre el origen exacto del tango, no se sabe con certeza si la autoría es de los porteños o los montevideanos, o de ambos a la vez,  pero lo que sí puede afirmar un tanguero es que lo único que se necesita para apreciar el tango es haber vivido con pasión, una idea tan simple en su expresión como compleja en su significado; ya Borges había dicho que sólo el tango pudo haber surgido en esa parte del mundo.

Adriana Varela (Avellaneda, Argentina, 1952) es una cantadora surgida de los cafés porteños y a base de constancia, pero sobre todo por su voz, ha logrado tener una presencia importante en su país, así como en otros de América Latina y Europa. En esta producción, se inclina por temas clásicos: “Barrio de tango”, “Gricel”, “Canción sin puñales”, “Soledad”, “Fuimos”, “Como dos extraños”, “El otro cambio, los que se fueron”, “Silbando”, “Cada vez que me recuerdes”, “Volver”, “Yo no sé callar”, “Muchacho” y “Tango de los abuelos, los padres y los hijos”.

Todos estos temas de los viejos tangueros como Aníbal Troilo, así como su comparsa, el gran poeta del tango Homero Manzi; están presentes también Mariano Mores, Edgardo Donato, C. Flores y por supuesto el más grande de todos: Gardel. Así que si usted quiere tener un panorama esencial del la vieja escuela mejor conocida como la Guardia Vieja, éste es un material imprescindible.

Comentarios a esta nota: benjamin.solis@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *