Home Libros Escritora muestra en “Día de los muertos pasión por la vida” la tradición de cuatro áreas purépechas
Libros - February 22, 2007

Escritora muestra en “Día de los muertos pasión por la vida” la tradición de cuatro áreas purépechas

La razón cultural es la misma,
honrar el alma de las personas
 que han fallecido
 Foto: Internet

San José, California.- 22 de Febrero del 2007.- "Día de los muertos pasión por la vida" es un libro bilingüe con bellas fotografías de la escritora y fotógrafa Mary Andrade, que describe cómo se celebra esta tradición en las cuatro áreas purépechas de Michoacán.

Con este trabajo, Andrade publicará en junio su octavo libro sobre el día de los muertos Día de Muertos, tema que ha estudiado e investigado desde 1987, pero esta vez retrata la tradición en las cuatro áreas purépechas de Michoacán: Lacustre, la Meseta purépecha, la Cañada de los Once Pueblos y la Ciénega.

En este último libro, "lo que hice fue extender la investigación a estas áreas porque son sectores aislados, que ni siquiera el turismo nacional llega ahí", dijo Andrade en entrevista.

La autora ha querido mostrar que "siendo un mismo grupo étnico, existen diferencias en las formas en cómo se celebra la tradición de Día de Muertos".

Por ejemplo, en el Área del Lago de Pátzcuaro (Lacustre), el velatorio de los adultos en el cementerio se celebra en la noche y en la Meseta purépecha se hace durante el día, explicó la autora.

Los niños también juegan un papel importante en esta celebración de la vida al momento de honrar la memoria de sus seres queridos o la vida de otros menores que se adelantaron en el camino.

En las poblaciones del área lacustre, tanto de Pátzcuaro como Zirahuén, los niños participan en el ritual de La Velación de los Angelitos.

Otra diferencia que resalta en la Meseta Purépecha es que esta tradición prehispánica se le conoce también como Jimbankua, que quiere decir "honrando a los muertos con flores", señaló Andrade.

Las flores como el cempasúchitl son esenciales en esta tradición, pero en esta área se utilizan además otras parecidas a las orquídeas para los altares y tumbas.

La autora recalca que estas diferencias son interesantes de notar de una región a otra, si se toma en cuenta que de Pátzcuaro a Uruapan y de allí a una de las poblaciones de la meseta "se hacen en unos 50 minutos" en promedio de camino en automóvil, lo cual no es una distancia muy grande.

Según Andrade estas diferencias le dan "un sentido de ser únicas" a cada una de las distintas poblaciones que conforman las cuatro áreas en la celebración del Día de Muertos.

Sin embargo, "la matriz cultural es la misma: honrar el alma de las personas que han fallecido", agregó.

Dentro de este último libro, destacan también cinco poemas de la poetisa española Julie Sopetrán, que marcan la división del libro.

La autora escogió como portada la imagen de dos caras pintadas como calacas porque "es un elemento clave dentro de la celebración de Día de Muertos", señaló.

A lo largo de estos años, Mary J. Andrade ha visitado y fotografiado cientos de altares en hogares y tumbas en los cementerios, en donde ha podido convivir, palpar y obtener "una valiosa experiencia personal".

La autora no cree que este sea su último libro sobre Día de Muertos. Asegura que seguirá viajando, entrevistando antropólogos e investigando esta tradición en México, que fue declarada por la UNESCO en el 2003 como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Andrade ha dedicado 20 años a la investigación de Día de Muertos. Por su dedicación y esfuerzo ha sido reconocida internacionalmente como una autoridad en el tema y recibido importantes premios como el Ohtli, dos Plumas de Plata y un Lente de Plata concedidos por el Gobierno mexicano.

Sus fotografías han sido exhibidas en EU, Ecuador, España, Francia, México, Egipto y Chile.

(Agencias)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *