Home Por la Espiral Optimizar el celular
Por la Espiral - February 21, 2007

Optimizar el celular

POR LA ESPIRAL
   Claudia Luna Palencia

-Optimizar el celular
-Dependencia peligrosa
-Aprender de su utilidad

 

 El teléfono celular es uno de los inventos más vanguardistas de la ciencia y la tecnología proporcionando enormes ventajas para la comunicación de la sociedad, para su interrelación.
 El ser humano, con su creatividad, supera la ciencia ficción (para bien o para mal) con la utilización de artefactos o mecanismos casi inalcanzables en la cotidianeidad.
 La telefonía celular ha logrado muchas cosas buenas para la población, rompiendo barreras elitistas, va masificándose, construyendo  una Sociedad de la Información y permitiendo que muchas miles de personas que esperaron décadas en sus comunidades por un teléfono fijo puedan elegir un teléfono  móvil.
 Es maravillosa esa forma de comunicación que te hace estar las 24 horas del día disponible para una llamada, sin pretexto alguno, a cualquier lugar que se vaya (o casi dependiendo del alcance de la plataforma inalámbrica) y es que  da lo mismo estar navegando en un crucero en El Cairo y comunicarse al Distrito Federal que hacerlo desde Monterrey al Distrito Federal.
 La tecnología en la comunicación nos está dejando sin fronteras, de manos libres. Y vamos por más con el celular con las fotografías, el envío de  mensajes de texto, las consultas del Internet, los  mensajes por la red; o videograbar, almacenar datos, fichas, números, música, es digitalizar el entorno.
En Europa se prueba el celular, mejor conocido como móvil, en  proyectos de experimentación de diálisis domiciliaria que permite a los pacientes afectados de insuficiencia renal el realizar una diálisis en su domicilio evitando con ello ir al hospital.  Se le llama telemedicina sustentada en el uso de los celulares de tercera generación (UMTS) y en una aplicación para el procesamiento de imágenes médicas, unida a la más moderna tecnología de diálisis que permite monitorizar los resultados del tratamiento en el domicilio.
 Otra novedad en práctica es la introducción de un dispositivo en el celular que localiza a la persona portadora del teléfono en cualquier calle por la que se desplace o punto de reunión. Es una forma de estar permanentemente localizado, esté prendido o bien apagado el celular, la persona puede ser siempre ubicada.
 Este dispositivo ha sido pensado en situaciones como los secuestros, accidentes, desastres, ideado para mujeres y niños, dos grupos de la población muy vulnerables por la misma situación de la violencia y la inseguridad.
 Otra idea es el celular que, al no ser portado por el dueño, bien porque fue robado o simplemente extraviado, incesantemente no deja de gritar “me han robado”, el dueño sabe una clave que al teclearla en el teléfono deja de emitir este grito de pánico.
Retos del futuro inmediato es ponerles televisión, frecuencia de radio, pantalla de transmisión para estar en contacto en vivo con la persona que se habla; también parece destinado para realizar transacciones, pagar el súper mercado y muchas operaciones cotidianas,  ordenar transferencias a  la cuenta bancaria, solicitar, mediante una tecla, que el banco en donde se tenga la cuenta domiciliada cobre el recibo de teléfono, el agua, la luz o que se disponga de tanto dinero en la tarjeta de débito y de otro más para reinversión en el ahorro.
El celular será un  gran banco de datos del portador, el resumen de toda una vida en fichas guardadas en la memoria interna, que servirá  de identificación; de símil de una tarjeta de débito o crédito y hasta se piensa en lectores de seguridad, además del iris y la huella de los dedos, estará el celular.
 Por tanto, en un mundo donde existir sin celular parece impráctico y la tendencia es a que continúe su masificación, para detrimento del teléfono fijo,  conviene saber una serie de consejos para sacarle el mejor provecho y economizar lo más posible.
A COLACIÓN
 En los datos más recientes de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL) se apunta que al tercer trimestre del 2006 había en México 54 millones 086 mil usuarios de telefonía móvil.
 The Competitive Intelligent Unit aporta datos preliminares del número de usuarios al cierre del año pasado, señalando  a diciembre un total de  56 millones de usuarios de telefonía móvil.
 El 90% de los portadores de un celular lo tiene en régimen de prepago, es decir, compran una tarjeta de recarga que sustituyen en la medida en que el tiempo aire que adquirieron es consumido, aunque eso sí, las empresas suministradoras establecen un límite de manera arbitraria donde el consumidor a pesar de que le quede un saldo de 50 pesos la compañía lo bloquea enviando mensajes de que debe realizar una recarga.
 Tras este breve apartado conviene saber lo siguiente:
1) El uso de la telefonía móvil permite estar comunicados siempre, no abuse de esa comunicación permanente para hablar con cualquier pretexto y por cosas intrascendentales. Una correcta administración del celular es la de darle un valoración de herramienta de utilidad para emergencias o casos imprevistos.  No debe sobrevalorarse la comunicación, el uso del celular, depender de éste como si se tratara de una adicción. ¿Cuántas horas al día habla por el móvil?.
2) Parte de esta respuesta la encontrará en la medida en que usted amigo lector haga  números, cuentas, de lo que cada semana gasta en comprar  tarjetas de recarga para el celular. Hay personas que comienzan comprando una tarjeta de 200 pesos el domingo por la noche y para el martes al mediodía ya se quedaron sin saldo y compran otra que posiblemente no llegará al viernes.  En este tipo de situaciones tiene que tomarse en cuenta la frecuencia de uso en relación al precio, es decir, si la persona compra cada 48 horas una tarjeta de 200 pesos, entonces lo más recomendable es adquirir una de 500 que posiblemente incluirá  unos minutos más de premio.
3) ¿Ha reparado usted en cuánto gasta al mes en el celular? Muchas personas consideran que al tener el prepago es más económico que en un sistema de pospago, no siempre lo es así, depende en gran medida de la intensidad de uso del celular. Conozco casos de prepago que llegan a gastar tres mil pesos mensuales, es casi el pago de un alquiler.
4) Optimizar el celular significa recordar que el que llama paga. La disponibilidad baja  en la medida en que corroboramos el saldo, los mensajes, insistimos en hacer una llamada y responde la contestadora o se marca un número erróneo o con llamada desviada.
5) Otra consideración importante es la de buscar las recargas seguras, las tarjetas en la calle están dejando de serlo. Algunos bancos proporcionan  el servicio de compra de tiempo aire para sus clientes, por ejemplo,  Banorte atiende a través de un mensaje de texto SMS o desde banorte.com para una recarga fácil y segura.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *