Home Por la Espiral Ahorro popular para vivienda
Por la Espiral - February 15, 2007

Ahorro popular para vivienda

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Ahorro popular para vivienda
-Bansefi de las opciones reales
-Aprovechar cotización Infonavit

 

Aunque falta mucho para que tengamos en México una verdadera Banca popular, no podemos desconocer los enormes esfuerzos que realiza al respecto el  Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) que preside Javier Gavito Mohar, ratificado en su cargo por la nueva administración que encabeza el presidente Felipe Calderón.
Esta institución de banca de desarrollo era el antiguo Patronato del Ahorro Nacional (PAHNAL) creado por decreto presidencial el 31 de diciembre de 1949 con el objetivo de promover el hábito del ahorro entre la población mexicana; y que finalmente dejó de operar el 31 de diciembre de 2001 para transformarse en enero de 2002 en el Bansefi.
Alguna vez nuestros padres o alguno de nuestros abuelos ahorraron  con el Patronato del Ahorro Nacional con las famosas estampitas de los bonos del ahorro que se pegaban en una libreta.
El cambio a Bansefi tienen la intención además de modernizar a la institución y dar un espacio físico propio fuera de las Oficinas de Correo, la de ofrecer diversos servicios que se adecuan a las necesidades y prioridades del segmento catalogado de ahorro popular.
El banco está dirigido por Gavito Mohar, un economista muy profesional y de una visión conservadora que desde muy joven dedicó tiempo para escribir diversos ensayos acerca de la importancia del ahorro popular. Dentro de la experiencia del funcionario destaca que formó parte de los supervisores de primer nivel de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores durante el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León.
A la fecha, el  Bansefi ofrece una amplia gama de servicios: cuenta ahorro; tanda ahorro; cuenta ahorro Infonavit; cuenta ahorro infantil; bono de la suerte; transferencias de remesas; codes; vivienda ahorro; bono sar; microfinancieras; servicios fiduciarios; programa Procampo; bides; etc.
Los planes de ahorro los hemos comentado anteriormente son interesantes porque se puede abrir una cuenta desde 50 pesos y no hay que pagar ninguna comisión.
Un producto que es interesante para el fomento de la vivienda social, para aquellas personas que no han logrado califica en el Infonavit porque apenas iniciaron una relación laboral formal; o bien que no reúnen los puntos para cotizar pueden acceder a un esquema de ahorro con Bansefi que es confiable y que les va a permitir calificar para el crédito Infonavit o bien para reunir más dinero para adquirir una casa que no entra dentro del esquema de financiamiento del instituto.
Bansefi ofrece “cuenta ahorro Infonavit” que pueden usar las personas que son derechohabientes del Infonavit, que trabajan actualmente, y que desean obtener un crédito para adquirir casa propia, remodelar, construir en un terreno propio, o pagar una hipoteca.
Con el convenio que firmó Bansefi con el Infonavit, los trabajadores no tienen que inscribirse en las convocatorias y procesos de selección, ni acumular un determinado número de puntos ya que su propio ahorro es su calificación y les da el pase automático para obtener su casa.
Para que la persona conozca hasta cuánto es el monto de crédito máximo al que tiene derecho lo más aconsejable es que acude a una sucursal de Bansefi con su credencial de elector, su RFC y la hoja rosa del IMSS donde viene el número de seguridad social.
Con una cantidad ahorrada, equivalente al 15% del monto máximo del crédito al que tienen derecho, los trabajadores obtienen la puntuación necesaria para ser acreedores a un crédito de vivienda. Por ejemplo, si la persona es sujeta a un crédito por 80 mil pesos, deberá ahorrar el 15% que serían 12 mil pesos.
Bansefi aclara que todos los derechohabientes del Infonavit que cotizan actualmente (con relación laboral vigente) y que no hayan obtenido anteriormente crédito del instituto pueden participar, con sólo abrir una cuenta de ahorro en una de las sucursales del banco.
El depósito inicial es de 50 pesos, y para reunir la cantidad total se puede elegir un plazo que va desde tres hasta 36 meses según las necesidades del trabajador.
Una vez elegido el plazo de ahorro, y de haber integrado un expediente, Bansefi, asigna un instrumento de ahorro que puede ser: 1) Cuentahorro: para personas que eligen plazos de tres a 5 meses. 2) Tandahorro: para personas que eligen plazos de seis a 36 meses.
A COLACIÓN
Además del depósito inicial de 50 pesos, se deberá proporcionar la siguiente información: domicilio completo (incluyendo código postal y de la delegación política o municipio en donde vive el trabajador); número telefónico en donde se le pueda localizar al derechohabiente; el número de registro patronal, el domicilio completo (incluyendo código postal) y un número telefónico de la empresa en donde se labora actualmente (éstos datos se encuentran en la hoja rosa del IMSS).
El crédito se puede aplicar para la adquisición de vivienda nueva o usada; construcción de vivienda en terreno propio, remodelación, ampliación o mejora de vivienda, y pago de pasivos contraídos por el trabajador con instituciones financieras, para liquidar el crédito de una vivienda escriturada a nombre del derechohabiente.
Para más información es necesario comunicarse al teléfono: 01-800-900-2000 y proporcionar al personal de Bansefi, la ubicación del centro del trabajo, incluyendo el municipio.
Este tipo de instrumentos son un vehículo que pretenden fomentar el ahorro de las personas para lograr metas importantes como lo es la adquisición de un patrimonio propio.
La labor de Bansefi debe incluir una campaña de promoción al respecto ya que mucha gente no se todavía de los productos que ofrece ni que es un banco de segundo piso que surgió con la idea de detonar el ahorro popular que por mucho tiempo ha estado desprotegido por la gran banca pero que tiene un enorme potencial de crecimiento.
 De hecho, forma parte del proceso de regular a las cajas de ahorro popular, cuya operación en otros países es exitosa, podemos observarlo en Alemania o en España que sirven de parámetro para México por el  marco jurídico y legal para las cajas de ahorro.
 En cambio en México todavía escuchamos la palabra “caja de ahorro” y la asociamos inmediatamente con fraude e incertidumbre. Es por ello que esquemas como el de Bansefi-Infonavit inspirados en  un  noble propósito deben darse a conocer a más personas que siguen enfrascadas en no lograr una hipoteca y explorando fórmulas riesgosas para  comprar su propia casa.  Se requiere de una buena campaña de información y de invitación para que la gente se acerque a conocer a esta moderna institución.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *