Home Música El clamor de un héroe desconocido: Jaime López y su nuevo álbum
Música - January 29, 2007

El clamor de un héroe desconocido: Jaime López y su nuevo álbum

La genialidad continúa, luce más depurada
 y sin la fusión con otros géneros
como la cumbia o la música norteña
 Foto: Azteca21

Por Darío S. González M.
Reportero Azteca 21
 
Ciudad de México. 29 de enero de 2007. Sería impreciso decir que Jaime López vuelve a la carga con su más reciente disco, “No más héroes por favor, el panteón ya se llenó”, puesto que en realidad él no ha dejado de estar en el camino de la creación y la presentación de sus canciones y discos, los cuales, a propósito, ya suman más de quince.  Lo que sí podemos hacer con gusto es augurar una buena acogida a “No más héroes…”, esperando incluso que supere el que tuvo con “Odio fonky”, donde también hace su aparición el guitarrista de rock mexicano José Manuel Aguilera (ex integrante de Sangre Asteka, Jaguares y Nine Rain), con todo y que ya hayan pasado más de diez años (1994) desde la aparición de este último.  Desde la primera pieza, homónima del título del disco, nuestro legendario cantautor de rock mexicano sigue sorprendiendo como en cada concierto en vivo donde apenas con su voz y un instrumento (en el caso de esta canción, con una armónica) logra contagiar con su poderoso ritmo, un poco “underground” al estilo de Tom Waits, pero sin que falte el toque de Jaime, con su acento aguardentoso que paulatinamente se transforma en alarido, en clamor.  La crítica ácida, humorística, que marca el estilo de las letras de Jaime López sigue campeando en los versos de sus canciones, que lo mismo abordan temas políticos (”Los insurrectos, los descarados,/ los insumisos, los revoltosos,/ los más blasfemos, los sublevados,/ los subversivos, pero de pronto/ el cabaret obsceno/ se convirtió en convento…”) que irónicos (“Si te declama mi voz/ se sale un gallo traidor/ si quiero dar lo mejor/ voy regalando lo peor”) o amorosos (“Parece que no pasa nada a veces,/ de cerca suele ser distante un rostro;/ no obstante, más que un beso de tu boca,/ deseaba ese beso de tus ojos”).   La gama de los temas es amplia porque, al fin y al cabo, la labor que este roquero cumple (admirador tanto de Muddy Watters como de Los Alegres de Terán) es la de ser cronista de la ciudad y de ello dan cuenta, además de las doce piezas que componen al álbum, la portada del disco con una foto del teatro Carrusel, y de su interior, donde charlan Jaime López y José Manuel Aguilera en uno de tantos cafés de chinos que existen no sólo en nuestra Ciudad de México, sino en cualquier otra gran urbe.  Quienes ya conocen algunos temas o toda la obra de este roquero mexicano autor de “Sácalo”, “Primera calle de la Soledad” y “Chilanga banda”, entre otros tantos, advertirán que su genialidad continúa, luce más depurada y sin la fusión con otros géneros como la cumbia o la música norteña que nuestro roquero oriundo de Matamoros, Tamaulipas, hizo en otros álbumes; mexicano y norteño al fin y al cabo.   Para los roqueros alternativos o simplemente interesados que lo escuchen por primera vez, seguramente notarán lo propositivo de este músico de gran trayectoria a quien, para fortuna y agrado nuestro, la disquera Fonarte Latino ha tenido a bien producir, desempeñando una labor necesaria en nuestro país que es la de difundir la obra de nuestros cantautores mexicanos marginados por sus posturas ideológicas, mas no por el valor de sus creaciones. Sólo en este sentido podríamos retomar el título del álbum de que tratamos para complementar que sí queremos más héroes en nuestro panorama cultural mexicano, pero no desconocidos.
Comentarios a esta nota: dario.gonzalez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *