Home Arte y Cultura Apoyemos al Taller Coreográfico de la UNAM para mostrar el talento mexicano en Rusia
Arte y Cultura - January 16, 2007

Apoyemos al Taller Coreográfico de la UNAM para mostrar el talento mexicano en Rusia

La coreógrafa mexicana Gloria Contreras
 Roeniger tuvo como maestro
musical a Igor Stravinski
Foto: Cortesía TCUNAM

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 16 de enero de 2007. Esta mañana, la maestra Gloria Contreras Roeniger, directora general y artística del Taller Coreográfico de la Universidad Nacional Autónoma de México (TCUNAM), fue entrevistada en Radio Educación, donde informó que el grupo artístico que dirige fue invitado para realizar una gira en Rusia, del 24 de marzo al 2 de abril próximos, donde presentarán dos funciones de gala y además ella fungirá como jurado de un importante concurso internacional de coreografía.

Asimismo, apeló a la solidaridad del pueblo mexicano para poder atender dicha invitación, pues los organizadores ofrecen la infraestructura del teatro, la estancia, la alimentación y la transportación interna, pero no el traslado del TCUNAM al país anfitrión.

Azteca 21 entró en contacto con Ana María Molina, asistente de Gloria Contreras. De acuerdo con información proporcionada por Molina, la compañía universitaria de danza fue invitada a ofrecer dos funciones de gala dentro de la programación artística del Concurso Internacional de Coreografía “AGON”, dedicado a la obra del reconocido coreógrafo Yuri N. Grigorovich, al cual Contreras también fue invitada para formar parte del jurado y entregar el premio principal.

Así, para tan relevante ocasión, el TCUNAM ha preparado dos funciones en el Teatro del Conservatorio Rimski-Kórsakov de San Petersburgo –una de las más importantes ciudades del ballet clásico moderno– los días 27 y 31 de marzo. Además, está planeada otra el día 29 de marzo en la ciudad de Petrozavodsk, capital de Carelia. En ellas presentarán tres programas diferentes, uno con música de compositores mexicanos, otra con partituras de músicos rusos y una con obras de autores internacionales.

Según lo declarado por la maestra Contreras esta mañana en la estación cultural, la UNAM sólo pone diez boletos de avión, por lo que falta reunir los dieciséis restantes. Agregó que por esa razón se veía obligada a solicitar el apoyo de los miles de universitarios que han presenciado gratuitamente, en el Teatro “Arquitecto Carlos Lazo” de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, sus tradicionales funciones de los viernes y que ahora son destacados profesionistas, “estoy segura de que nos apoyarán, pues así nos lo han manifestado en muchas de las cartas que nos han enviado”, aseguró. Apoyo que también solicitaba al pueblo de México, pues su creación artística siempre ha estado dirigida a éste. “Nuestra misión es llevar el nombre de México a uno de los países con mayor tradición balletística en el mundo”, señaló.

En la radiodifusora cultural, Contreras Roeniger indicó: “Yo soy seguidora de los rusos, sin embargo no hago lo mismo que ellos hacen, pero ellos me dan un lugar primordial, pues me invitaron a un concurso mundial, como jurado, y además daremos funciones con el TCUNAM. Esto es algo inédito, ya que es la primera vez en la historia que a México se le invita a un evento de esta naturaleza. San Petersburgo, donde vamos a bailar, tiene el teatro más antiguo de Rusia y es una gran cantera de grandes maestros, como Lupojov, así me catalogan los rusos, ‘seguidora de Lupojov’, quien fue maestro de Balanchine, y éste, maestro mío. Sí, es totalmente honrosa esta distinción. Además, muchos eruditos de la danza han venido a estudiar el trabajo del TCUNAM, hay libros en ruso, algunos ya traducidos, para que México se sienta orgulloso de que nosotros somos seguidores, a nuestro modo, de estos virtuosos. Estoy afligida porque no se ha hecho un depósito. Por eso ensalzo a Vasconcelos, quien apoyó a muchos artistas y no regateó, hizo Quijotes y los mandó a todo México, él no se midió, ayudó con todo lo que pudo a todas las artes; por eso yo le pido al pueblo de México que nos apoye, la ayuda que sea, la cosa es colaborar, porque el trabajo del TCUNAM es gratuito para el pueblo”.

Según Molina, el costo de cada boleto a San Petersburgo oscila entre los $1,200 y $1,700 dólares, por lo que la destacada coreógrafa –merecedora del Premio Universidad Nacional 1995 en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura– hizo un llamado a la sociedad mexicana y a las instituciones culturales públicas y privadas para que los apoyen económicamente y poder completar los gastos de viaje del TCUNAM, con el propósito de difundir el arte contemporáneo de México en el mundo.

El Taller Coreográfico de la UNAM es
una de las compañías de danza más
importantes de México
 Foto: Cortesía de Nitzarindani Vega/TCUNAM

Por su parte, Contreras Roeniger informó que está a disposición del pueblo mexicano una cuenta bancaria para que hagan sus donativos, sin importar el monto de éstos, la cual está a nombre del Seminario del Taller Coreográfico Universitario A. C., número 0013803244-7, en el banco HSBC.

Dijo que haber recibido esta invitación de un país de gran tradición en el ballet como es Rusia es por sí misma un gran reconocimiento a la danza mexicana en general y a la labor que durante más de 35 años ha realizado el Taller Coreográfico de nuestra Máxima Casa de Estudios.

Finalmente, añadió que el TCUNAM reanudará sus presentaciones el 2 de febrero en una de sus sedes, el Teatro “Arquitecto Carlos Lazo”, con la función de apertura de la Temporada 77, cuyo programa estará integrado por las obras “Coral, un despertar jubiloso” (J.S. Bach), “Hora de junio” (Silvestre Revueltas/Carlos Pellicer), “La siesta de un fauno” (Claude Debussy), “Contra la noche” (Webley), “La Pasión” (J.S. Bach), “La Conquista” (Carlos Chávez), “Sueño de amor” (Franz Liszt) y “Guantanamera” (J. Córdoba).

El Taller Coreográfico de la UNAM

Fue fundado en septiembre de 1970 con el apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En 36 años de funciones ininterrumpidas (76 temporadas) ha presentado casi 300 coreografías. Durante este tiempo, el Taller Coreográfico ha cambiado la forma de hacer y ver danza para el pueblo, ya que su obra está impregnada de animismo, es decir, el mensaje de sus obras va al alma, hay un contacto psíquico y espiritual que llega directo al espectador. Su filosofía está basada en los principios vasconcelistas: acercar la educación y la cultura a todo el pueblo. Ello ha colocado al Taller Coreográfico de la UNAM como una de las compañías de danza más importantes de México.

Actualmente, el TCUNAM tiene 19 bailarines mexicanos, que no poseen el prototipo del bailarín europeo de danza clásica. Esto ha permitido a la compañía fusionar el ballet universal con las danzas históricas mexicanas para dar una nueva definición estética del México contemporáneo. Su repertorio, extenso y variado, abarca desde cantos del siglo XIV hasta las composiciones más contemporáneas. En sus coreografías se pueden apreciar los ritmos del rock, el danzón, el mambo, el jazz o el blues, pasando por los músicos clásicos del siglo XX como Varèse, Stravinsky, Berg y los del periodo barroco y romántico como Bach, Vivaldi, Mozart y Beethoven, entre otros; así como la poesía de Neruda, Pellicer, Lautréamont, Segovia o López Moreno; el espíritu libertario de Isadora Duncan; los colores de Tamayo; el neoclasicismo de Balanchine; el expresionismo dancístico latinoamericano, lo mejor de la danza nacionalista mexicana, entre muchas otras influencias y fuentes de creación.La coreógrafa mexicana Gloria Contreras Roeniger tuvo como maestro musical a Igor Stravinski

Además, Gloria Contreras ha emprendido una titánica labor editorial, pues, influidos por su incansable trabajo artístico, se han editado 19 libros de poesía, dibujo, fotografía, ensayo sobre danza, contrología y metódica dancística. Entre ellos destacan los libros editados en Rusia, Alemania y Estados Unidos –algunos aún sin traducir al español–, que analizan la obra artística de la compañía. También la maestra Contreras ha dictado un gran número de conferencias-concierto y auspiciado más de 140 exposiciones de pintura, dibujo, cartel, poesía y fotografía, inspiradas en el trabajo de la compañía.

La producción artística del Taller Coreográfico se ha presentado en recintos universitarios y en múltiples escenarios de la ciudad de México y de otras del país, poniéndola al alcance del público de todas las clases sociales. La obra artística del Taller Coreográfico de la UNAM ha rebasado nuestras fronteras. En tiempos recientes ha reconquistado los escenarios de Nueva York, Washington y Los Ángeles y ha obtenido gran admiración en San Petersburgo, ya que sus danzas han sido presentadas y aclamadas por el público y la crítica internacional.

Gloria Contreras Roeniger

Coreógrafa mexicana. Realizó estudios dancísticos en México con Nelsy Dambré y en Nueva York con George Balanchine, Pierre Vladimiroff, Felia Doubrovska, Anatole Oboukhoff, Muriel Stuart y Carola Traer, y tuvo como maestro musical a Igor Stravinski. En esa ciudad estadounidense dirigió su propia compañía durante 14 años. En 1970 fundó el Taller Coreográfico de la UNAM, siendo desde entonces su directora y coreógrafa principal. A la fecha ha creado poco más de 180 obras utilizando música del siglo XII y contemporánea. Sus obras han sido interpretadas por importantes compañías de México, Estados Unidos, Europa y América Latina. Gracias al TCUNAM ha llevado la danza mexicana a múltiples escenarios y la ha puesto al alcance del público de todas las clases sociales, ya que usa esta disciplina artística para expresar las emociones del ser humano. Su amplio vocabulario dancístico le permite encontrar un tipo de movimiento que se ajuste a cada partitura musical. El binomio conocimiento musical-dominio técnico le ha permitido crear una obra de tal diversidad que podría pensarse que fue compuesta por muchos autores. Su sello distintivo va más allá del aspecto formal, está en la esencia misma de su coreografía. Hay un profundo humanismo que se encuentra presente en todas sus obras; en ellas reconocemos al hombre en su alegría, en su tristeza, en su angustia, en su soledad, en su encuentro. En 1974 fundó el Seminario del Taller Coreográfico Universitario, escuela de danza para niños y adultos. Ha sido acreedora a una serie de premios y reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2005, rubro de Bellas Artes, el Premio Universidad Nacional 1995 en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura, el Premio Guillermina Bravo que otorga el Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López, y es miembro del Consejo Internacional de la Danza de la UNESCO desde 2003, así como de número de la sección de Artes Escénicas de la Academia de Artes.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *