Home Por la Espiral Tasas de interés, el balancín
Por la Espiral - January 9, 2007

Tasas de interés, el balancín

POR LA ESPIRAL
   Claudia Luna Palencia

-Tasas de interés, el balancín
-EUA y BCE a la alza
-México  hacia la baja

 

 La pauta para las tasas de interés la seguirá dando la inflación, en la medida en que ésta se salga de la meta oficial, irá endureciéndose la política monetaria  subiendo  los tipos de interés tanto en la Reserva Federal como en el Banco Central Europeo y en el Banco de Inglaterra.
 Hasta el momento el balancín del coste del dinero en el mercado internacional mantiene posturas
encontradas: unos indican que subirán todavía más  en el corto plazo, para luego ajustarse; otros que poco a poco irán a la baja. No es apreciable un consenso.
 Para el caso interno de México, Servicios de Estudios de BBVA Bancomer, indica que el alza reciente de la inflación es percibida  como transitoria; los indicios de una mejora en la transmisión de mensajes del Banco de México  permitirá contener las expectativas sin alzar tasas y confirmará la pausa en el 7%; aunque el principal riesgo externo es el ajuste del mercado inmobiliario en Estados Unidos.
 Bancomer espera que el  próximo movimiento del Banco
de México sea a   la baja en 2007, sin perder de
vista, que el principal riesgo interno es por una mayor inflación subyacente y, a mediano plazo, que no avance el escenario de reformas.
 Por ejemplo, en la primera subasta primaria de valores gubernamentales del año, los Cetes a plazo de
28 días mostraron una baja de 0.01 puntos porcentuales para ubicarse en 7.01 por ciento.  Las tasas de los Cetes a 90 y a 182 días se quedaron sin cambio en 7.17% y 7.20%, respectivamente. En esta ocasión fueron subastados también Bonos M a 10 años, los cuales se asignaron a una tasa ponderada de 7.43%, menor en 0.13 puntos porcentuales a su referente previo. Los Udibonos a 20 y 30 años se colocaron a tasas reales de 3.58% y 3.67% en cada caso, que fueron menores en 0.17 y 0.13 puntos porcentuales a la última vez que se colocaron.
Los Bondes D a 5 años se asignaron a una sobretasa ponderada de 0.23%, mayor en 0.04 puntos porcentuales a  la referencia primaria anterior. 
Para la presente semana se subastarán Cetes a 28, 91 y
175 días, para los cuales Scotiabank Inverlat anticipa tasas cercanas a 7.03%, 7.19% y 7.22%, respectivamente. Asimismo  se ofrecerán Bonos M de 5 años, así como Udibonos de 10 años y Bondes D de 3 años.
En el contexto externo,  BBVA Mercados comenta que la fuerte liquidez global no está provocando únicamente que las volatilidades de la mayor parte de los activos financieros  se hayan mantenido estructuralmente bajas sino que, además, la función de respuesta de los bancos centrales está adaptándose al  nuevo escenario.
Junto a la inflación y el crecimiento económico, los bancos centrales también han pasado a tener en cuenta los efectos de la liquidez en la valoración de los activos reales.
En este escenario, los tipos a largo plazo tienen poco margen de repunte, lo que debe seguir manteniendo las volatilidades estructuralmente bajas. Previsiblemente, el Banco Central Europeo (BCE) seguirá incrementando tipos hasta el 3.75%, con lo que la rentabilidad del bono europeo a 10 años debería cerrar el año en 4.20%, unos 45 puntos básicos por encima de los niveles actuales.
BBVA Mercados considera que la volatilidad de los tipos de interés va a seguir, por tanto, en niveles mínimos.
“En estas condiciones, las empresas continuarán incorporando en sus modelos de decisión y valoración una expectativa de costos de financiación bajos y con poca volatilidad, factor éste que es clave en las decisiones de creación de valor para las empresas, y por consiguiente en su valoración bursátil”.
A COLACIÓN
 Para Scotiabank Inverlat, los resultados del reporte de empleo de diciembre en Estados Unidos parecen suficientes como para que las tasas de interés de largo plazo en ese país y en México inicien una tendencia ascendente moderada que podría persistir durante algunas semanas.
“Por un lado, las nóminas no agrícolas fueron más fuertes a lo previsto, además de que se  revisaron las del mes de noviembre al alza, lo que confirma que el ritmo de la actividad económica se mantiene fuerte.
Por otro lado, las ganancias promedio por hora crecieron por arriba de lo esperado, lo que mantendrá vivo el temor de un posible repunte en la inflación”.
Todo ello implica una menor probabilidad de que la Reserva Federal vaya a aflojar su política monetaria en la primera parte del año, que ha sido una expectativa que ha prevalecido en los mercados en meses anteriores.
En su análisis semanal, Scotiabank Inverlat advierte que como consecuencia de lo anterior, las tasas de interés de largo plazo en Estados Unidos comenzaron a aumentar el viernes pasado, y sería de esperar que continúen aumentando de forma modesta durante las próximas semanas.
“De hecho, el bono del tesoro de 10 años aumentó a niveles cercanos a 4.68% el viernes pasado. Este nivel aún es bajo, sobre todo si se tiene en cuenta que las tasas de los fondos federales se ubican en 5.25%, por lo que eventualmente debería continuar la corrección a niveles de por lo menos 4.75%  en los próximos meses”.
 En esta semana que inicia los mercados seguirán digiriendo los datos del reporte de empleo. Por otra parte, en Europa se anunciarán decisiones de política monetaria del Banco de Inglaterra y del Banco Central Europeo. Es posible que en alguno de estos casos se observe un aumento de tasas, ya que el sesgo restrictivo de  la política monetaria se mantiene vigente.
 En caso de concretarse un aumento en las tasas en Europa, Scotiabank Inverlat, anticipa  algo de presión adicional sobre las tasas de los bonos de largo plazo en Estados Unidos.
¿El efecto para México? Que las tasas de interés de largo plazo  deberían mostrar aumentos modestos durante la semana que inicia. Hay que volver a recordar que la baja en las tasas de largo plazo en semanas previas en México fue especialmente rápida, y muy posiblemente inconsistente con las condiciones que prevalecen en los mercados. Los niveles que se alcanzaron requerían, para ser sostenibles, que continuara prevaleciendo la expectativa de debilidad en la actividad económica y de un relajamiento en la política monetaria en Estados Unidos o en México.
Para Scotiabank Inverlat  parece que éste no será el caso. En México tampoco parece probable que Banco de México vaya a permitir un relajamiento en las condiciones monetarias durante los próximos meses.
En tanto no hay un consenso en las tasas, lo seguro es que de bajar los tipos líderes en México habrá un escaso impacto en las tasas de referencia para las tarjetas de crédito que seguirán en niveles altos. Y esto es algo por lo que el Banco de México debe responder ante el aumento en la cartera vencida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *